Cómo convertirse en un mejor aliado en el trabajo

Tener un equipo entusiasmado que contribuye e innova para cumplir metas y objetivos puede ser desafiante, pero es importante que todos en la organización entiendan que se pueden convertir en aliados para lograr un ambiente laboral más inclusivo, en donde los trabajadores se sientan con mayor seguridad y libertad de ser ellos mismos, algo que también le permitirá realizar su trabajo de manera eficiente.

¿Cómo las empresas pueden ser inclusivas?

La inclusión es la actitud de integrar a todas las personas en la sociedad, con el objetivo de que estas puedan participar, contribuir y beneficiarse de ella en el proceso. Para que las empresas sean inclusivas, estas deben ser abiertas a la diversidad, que acepten y promuevan a sus colaboradores sin importar su género, edad, orientación sexual, religión, color de piel, nivel socioeconómico, entre otras cosas.

También es importante observar quienes dentro de la compañía pueden ser un aliado que fomente la inclusión. De acuerdo con Melinda Epler, en su Ted Salón Talk 3 formas de ser un mejor aliado en el lugar de trabajo, es importante ver a las personas que están a nuestro lado y a los que deberían estarlo, conocer por lo que están pasando cada uno de ellos y luego ayudarlos a tener éxito y prosperar juntos.

De acuerdo con el informe de Catalyst[1], hay 5 aspectos que muestran que una empresa es inclusiva: valorado, confianza, auténtico, seguridad psicológica – latitud (libertad de tener diferentes puntos de vista y cometer errores sin ser penalizado) y la seguridad psicológica – tomador de riesgos (seguridad en abordar temas difíciles).

¿Qué es un aliado y cómo serlo?

Un aliado, comúnmente se define como una persona que no es miembro de un grupo marginado, pero toma acción para apoyar al grupo. Para una compañía, el contar con personas que se conviertan en aliados significa que ellos pueden compartir una cultura de igualdad y así lograr un ambiente laboral agradable para los empleados.

Ser un aliado no es una tarea fácil, la persona debe ponerse en el lugar de otros y dejar de lado algunas ideas que hayan aprendido, de esta forma tendrán un panorama más acorde, y así podrán desempeñar su papel correctamente. Para convertirse en un aliado dentro de las empresas es necesario evaluar los siguientes puntos:

  • Escuchar y aprender

Lo primero que una persona debe considerar al convertirse en un aliado es hacer un esfuerzo para comprender la experiencia laboral de sus compañeros. Esto lo puede ver y aprender al escuchar sus experiencias, así como buscar reuniones, leer publicaciones, estar en actividades que expliquen y representen lo que está sucediendo con las personas de grupos marginados.

  • Comprender y utilizar todos los recursos disponibles

Para continuar apoyando a los compañeros de trabajo, es importante que el aliado conozca los recursos que existen tanto en la compañía como externos. De igual manera, este debe comprender los privilegios que tienen ciertos grupos. En caso de que alguien goce de alguno, debe comprender que esto puede ser utilizado para apoyarlos y hacerlos crecer.

  • Asegurar que todas las voces se escuchen

Para continuar siendo un aliado, es importante que todas las voces se escuchen, ya sea durante una reunión de trabajo, con los clientes o en la oficina en general. Se deberá evitar todo tipo de microagresiones, como interrupciones constantes durante pláticas, descartar ideas de inmediato, ignorar por completo o no atribuir una idea a la persona creadora.

  • Fomentar el cambio

Se puede fomentar el cambio tomando pequeñas acciones y replicándolas día con día, evitando bromas o comentarios ofensivos, otorgando explicaciones de porque se está siendo hiriente, incluir a compañeros con poca participación para aumentar su visibilidad y reputación.

El ser un aliado es estar preparado para ver otros puntos de vista y tener noción de que posiblemente haya cosas que considerabas correctas que no lo sean. También es compartir historias, así como amplificar la voz y experiencia de aquellas personas que no son escuchadas y promover un cambio en la comunidad.

Por: Luis Vidrio, director de ventas para Indeed México


[1] Dnika J. Travis, Emily Shaffer y Jennifer Thorpe-Moscon, Getting Real About Inclusive Leadership: Why Change Starts With You (Catalyst, 2019).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.