Métrica como prioridad en la estrategia digital de 2020

El incremento en la inversión en publicidad online alrededor del mundo ha generado una rápida transformación en el marketing digital, en búsqueda de una identificación cada vez más tecnológica –y precisa– de los clientes potenciales.

Tan sólo en 2018, la publicidad digital representó más de 100 mil millones de dólares en inversión por parte de las empresas que operan en territorio estadounidense, hito que representó un crecimiento de 22% con respecto al año previo. Con las cifras oficiales de 2019 todavía por descubrirse, es posible que veamos un nuevo salto de crecimiento de similar magnitud.

“En México el despunte tal vez no ha sido tan marcado por el rezago en la conectividad y la desinformación en torno a temas de marketing digital”, menciona Rigel Barros, director de Minimalist, empresa especializada en métricas y resultados medibles. “Pero hay cifras que demuestran la efectividad de este tipo de publicidad: los visitantes que llegan de anuncios PPC (pago por clic) tienen 50% de posibilidades más de compra que aquel que llega de forma orgánica, según un estudio hecho por Unbounce”.

El Estudio de Inversión en Comunicación en Internet 2019 también destacó que, en 2018, la inversión en México en canales digitales alcanzó los 33 mil 628 millones de pesos. Y pese a que la cifra es lejana a lo que se se observa en el mercado estadounidense, el crecimiento sí es equiparable. México incrementó este mercado en 33% entre 2017 y ’18. Otra cifra de Google Economic Impact destaca que las empresas obtienen en promedio 2 dólares por cada dólar invertido en Google Ads.

Considerando estos aspectos de crecimiento, Barros señala que 2020 se convertirá en un año de mayor adaptación digital para las empresas, que empiezan a ver en los canales digitales una buena oportunidad de inversión publicitaria.

Las 3 principales tendencias que se identificarán en el marketing digital de 2020 son las siguientes:

ENTENDIMIENTO POR PARTE DE LAS EMPRESAS

Cientos de empresas y emprendimientos buscan un servicio digital y desconocen los resultados o no se involucran con ellos. Las posibilidades de este tipo de publicidad permitirán a las marcas (grandes y pequeñas) saber a detalle mucho más sobre sus clientes: en dónde se encuentran, en qué horarios consumen sus productos, qué intereses tienen, de qué forma afectan tus canales de comunicación para que la gente elija tu marca: un ejemplo es cuando los website cargan a muy baja velocidad en algunos dispositivos, entonces el cliente prefiere interrumpir su búsqueda o buscar otra alternativa.

MAYOR INTERACCIÓN ENTRE LO DIGITAL Y LOS CANALES TRADICIONALES

Otro resultado importante de la medición y el buen uso de las métricas es reconocer el resultado de las acciones dentro del entorno digital, para experimentar con ellos en el mundo físico. Sucede, por ejemplo, cuado una marca experimenta con nuevos colores, imágenes o logos. En una campaña digital se pueden poner a prueba durante un par de semanas para saber con datos duros qué funciona mejor ante el público potencial. Posteriormente, el resultado de estos experimentos se puede implementar en televisión, periódicos, espectaculares, etc. Cada vez será más común ver traspolados esos factoras digitales a la publicidad tradicional.

IDENTIFICACIÓN DE AUDIENCIAS

El marketing digital que veremos en 2020 ayudará a las empresas a segmentar bien sus audiencias de acuerdo no solo con sus necesidades, sino también con sus productos.

Cada vez será más común que las marcas identifique cuál de sus productos debe llegar a determinado público, y no enviar la misma publicidad para todos.

Esto se logra mediante la segmentación efectiva, y es un recurso excepcional para evitar que el marketing de las grandes compañías se convierta en intrusivo (el consumidor no está dispuesto a tolerar toda la publicidad de la marca cuando sólo está interesado en un producto).

Deja un comentario