El Internet de los millennials contra el de la Gen Z

A medida que las personas nacidas a finales de la década de 1990 y principios del 2000, (Generación Z o centennials) inician su vida digital, han comenzado a surgir diferencias frente a sus predecesores, los millennials. Los usuarios nativos digitales no experimentaron hacer llamadas a partir de teléfonos fijos –como los millennials–, ni investigaron en grandes enciclopedias impresas o esperaron horas para descargar un archivo por medio de un módem de marcación telefónica; básicamente, porque crecieron experimentando todas estas funcionalidades en un solo dispositivo integrado, que cabe en la palma de nuestras manos.

La Gen Z creció con un smartphone “bajo el brazo”, o uno de los primeros regalos que recibieron fue un gadget que los acercó a las redes sociales. Por su parte, la primera generación de millennials no tuvo teléfonos móviles durante gran parte de su infancia y adolescencia, ni algo similar a Facebook e Instagram.

Para entender esta brecha generacional sobre la demanda de conectividad actual y cómo se desarrollará en los próximos años, Viasat, la compañía global de telecomunicaciones que busca mantener todo y a todos conectados, comparte tres diferencias entre ambas comunidades de usuarios:

Siempre conectados

Hace veinte años era muy común que los hogares tuvieran una sola computadora para toda la familia. Es decir, muchos millennials tuvieron contacto directo con una conexión a Internet a edad temprana pero, a diferencia de hoy en día, esa PC sólo se podía usar en determinados momentos. Por el contrario, la Gen Z se caracteriza por estar siempre en línea, en una variedad de dispositivos de manera simultánea, en los que realizan diversas tareas, desde búsquedas online hasta el acceso a plataformas de streaming, así como actividades profesionales.

Story image

El potencial económico

Actualmente, tanto millennials como centennials aprovechan todo tipo de oportunidades en línea para mejorar sus finanzas, pero, además, la Gen Z busca menos empleos temporales de verano y piensa más en cómo generar ganancias a través de plataformas digitales, hacer freelance, enseñar en línea o monetizar en canales como YouTube. A medida que comienzan a crecer, los niños quieren convertirse en youtubers, “tiktokers” o influencers.

Fotos, hashtags, videotutoriales, blogs y todo el contenido disponible en línea ha provocado que los jóvenes experimenten a temprana edad un interés por conocer el mundo, las diferentes culturas, así como diferentes formas de hacer las cosas, desafiando el status quo. Prueba de ello es que los sitios web y apps más populares que utiliza la Gen Z (incluso más que Facebook, Gmail, Snapchat o Instagram) sean TikTok, Reddit, YouTube, Imgur o Unfold; aplicaciones que comparten características comunes basadas en la construcción de comunidad y la creación de contenido, especialmente visual, tal como videos, imágenes, stories, challenges y foros.

Más cuidadosos con sus datos en línea

Aunque la Gen Z es muy activa en línea, son usuarios más cuidadosos respecto a la información que consumen y/o comparten. Buscan saber más sobre lo que hacen los agentes externos con sus datos y toman decisiones cada vez más informadas sobre las acciones que llevan a cabo, por lo que son menos fáciles de engañar. Además, en comparación con las generaciones anteriores, son más críticos de lo que consumen digitalmente. Por ejemplo, es menos probable que compartan “deep fakes”.

Internet está formando una nueva generación multi-task, interesada en el mundo, que quiere obtener conocimiento en tiempo real y que está cada vez más preocupada por sus acciones en línea. Por lo tanto, una de las claves para que cualquier joven centennial pueda acceder a redes sociales, herramientas digitales, así como a las tecnologías que están impactando en todo el mundo es, sin duda, erradicar los obstáculos en la conectividad y proporcionar acceso a Internet para todos, incluso en los lugares más difícil de alcanzar. 

Deja un comentario