Cómo crear un plan de marketing dentro de la nueva normalidad?

Contar con un plan de marketing es vital para cualquier empresa que quiera escalar; no obstante, la nueva normalidad pone diversos retos sobre la mesa y para muchos negocios ya no se trata sólo de escalar, sino de sobrevivir.

Ya sea que sean empresas que quieran expandirse o que traten de adaptar su modelo de negocios a las nuevas exigencias del entorno, un buen plan de marketing será su aliado, “siempre y cuando lo vean como una guía que les va a decir cómo se encuentra su mercado y qué tienen que hacer en este momento”, afirma Mario Fernández, director general de Aliat Agency, despacho de consultoría digital especializada en acelerar el desarrollo de empresas.

Por ello, el marketing no debe verse como un gasto, sino como una inversión que puede traer grandes beneficios a la empresa. “Pensar en que podemos generar ventas sin invertir en marketing, es como pensar que un inversionista puede invertir en la bolsa sin arriesgar su capital”, añade.

El marketing ayuda a tener una visión panorámica de dónde está el negocio en este momento, cómo se mueve la industria, cómo se comportan los clientes y, con base en ello, definir objetivos claros, alcanzables y trazables para que crezca la empresa.

Pasos para crear un plan de marketing

A pesar de que el plan de marketing es una guía, varía dependiendo de los objetivos, tipo y tamaño del negocio; es decir, cada plan de marketing es único. Sin embargo, hay elementos en común que toda estrategia debe incluir para ser exitosa. Para ello, Aliat Agency recomienda 4 acciones:

Conocer a profundidad el negocio. El primer paso es conocer a profundidad el negocio, este paso es vital para poder arrancar la estrategia. Tener claro cómo funciona permite armar un plan con bases sólidas.

Aunque suena sencillo no siempre lo es, incluso muchos emprendedores no siempre tienen claro este punto. En ese caso es recomendable acudir con un experto para que realice diversos estudios de mercado e investigaciones que ayuden a la empresa a entender su negocio.

El plan no está escrito en piedra. Es común pensar que un plan está hecho para seguirse al pie de la letra y que nada en él debe cambiar. En el caso del marketing esto no es necesariamente cierto, ya que el plan se hace con base en un momento específico y en las condiciones particulares de cada negocio.

La llegada del COVID-19 es la prueba más clara de que el contexto puede cambiar de un momento a otro, y con ello, los planes de marketing. Por eso la estrategia debe ser flexible para responder ante los nuevos retos y esto deben tenerlo claro las empresas.

Tener mentalidad customer self it. Es común que muchas empresas tengan ‘miopía comercial’; es decir, que ven su negocio de adentro hacia afuera y no al revés. El plan de marketing debe ponerse en el lugar del cliente para entender cómo es que se percibe la empresa al exterior, qué es lo que el consumidor necesita, cuál es el pain point que el negocio está resolviendo,entre otras cuestiones.

Saber de lo que se está hablando. Parece un punto obvio, pero no siempre es así. El plan de marketing debe estar diseñado por expertos, personas que conozcan de marketing y que sepan cómo ejecutar un plan, ya que esta labor no siempre es sencilla.

Errores más comunes

Es posible ubicar errores frecuentes al momento de armar un plan de marketing, pero en la nueva normalidad también es posible detectar errores nuevos que son igualmente perjudiciales para el negocio. De acuerdo con Aliat Agency, estos son algunos de los más comunes:

  • No conocer la industria ni entender el funcionamiento del negocio.
  • No tener objetivos claros o realizables acorde al negocio.
  • Asumir que el mercado funciona como nosotros pensamos, sin análisis ni estudios previos.
  • Creer que nuestro producto es muy bueno sólo porque a nosotros nos gusta mucho.
  • Pensar en el marketing como un gasto y no como una inversión.

Ahora en el marco de la nueva normalidad muchas empresas han aprendido a gestionar su plan de marketing con base en prueba y error. En este sentido, estos son algunos de los desaciertos más frecuentes:

  • Pensar que el mundo es igual que antes de la pandemia.
  • No entender que la forma de vender y el mercado cambiaron para siempre.
  • La competencia en medio digitales cada vez será más encarnecida.
  • Los cambios en el comportamiento de los usuarios, así como el aumento de las búsquedas por voz.
  • Creer que la transformación digital es tener página web.
  • No informarse sobre los alcances y tendencias del e-commerce.
  • No buscar aliados estratégicos para temas como logística o marketing.
  • No entender que la gente se siente sola, por ello las marcas deben buscar acercarse y conectar más con los clientes.

Es un hecho que si las marcas no entienden todo esto y no lo contemplan en su plan de marketing, difícilmente sobrevivirán a la nueva normalidad. Diseñar y ejecutar esta estrategia requiere de la sensibilidad suficiente para entender el contexto en el que está inmerso el negocio, porque no sólo se trata de tener un documento flexible y adaptable, sino también de que las empresas tengan la habilidad de entender su entorno y vayan en sintonía con él, para que al momento de virar la estrategia sepan cómo hacerlo y tengan la capacidad de seguir el mismo plan pero con un foco diferente, y con esto mantenerse en el juego.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.