Emprendimiento motorizado: una forma efectiva de generar ingresos extra

Lo primero que nos llega a la mente cuando hablamos del mundo del emprendimiento es la idea de montar un pequeño o mediano negocio, ya sea de alimentos, bebidas o algún otro producto; sin embargo, a menudo se olvida que, a través de los servicios, también se pueden crear fuentes sostenibles para generar ingresos. 

De esto tenemos varios ejemplos generales basados en el exitoso modelo de economía colaborativa, que se ha convertido en una revolución en la forma de consumir, debido a la particularidad que tiene de utilizar recursos particulares (auto, motocicleta e incluso, una casa o espacio de vivienda) para convertirlo en un negocio flexible en tiempos de volatilidad e inestabilidad económica. 

“Existe gente que ve al transporte propio como una inversión, sin embargo, otros más son de la idea de que esto representa más un gasto debido a la rápida depreciación de su valor y los costos extra que pueda tener con el paso del tiempo. A pesar del debate, un hecho es que es posible convertir un vehículo en una fuente de ingresos y sacar provecho monetario al transporte privado, por ejemplo, como repartidores inscritos en plataformas tecnológicas de envíos como es Lalamove.”, expresa Carlos Navas, director general en Lalamove México. 

Hoy sabemos que, por medio de un medio de transporte y una aplicación donde pueda rentarlo, cualquier persona puede generar un ingreso estable. Actualmente, de acuerdo con datos del INEGI, en mayo de este año, el número de vehículos particulares registrados en circulación llegó a 33,898,608, hay 4 millones 83 mil 422 motocicletas registradas, representando el 8.54% del parque vehicular, y con un crecimiento anual de entre un 10 a 20%, lo que dibuja una enorme puerta de oportunidad para el desarrollo de negocios particulares basados en estos medios de transporte, por ejemplo, el carpooling o la industria del delivery o entregas inmediatas a través de la última milla.

Al cierre del año  2021, el sector de logística y envíos de última milla en México alcanzó 2, 100 millones de dólares y, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Venta Online, el comercio electrónico tuvo un crecimiento del 27% con respecto a 2020, alcanzando un total de 403.1 mil millones de pesos en 2021, sin duda, esta es la fórmula que, indudablemente nos habla del crecimiento y consolidación de las industrias apoyadas en tecnología como mecanismos de emprendimiento digital y sobre dos o cuatro ruedas. 

Además de dar el necesario salto digital, el mundo de las Pymes adoptó los servicios logísticos por aplicación como aliado estratégico, logrando desarrollo en ambas partes. Por un lado, han desarrollado negocios como el de alimentos y bebidas, diversificando sus formas de entrega, haciéndolos más cómodos y eficientes, haciéndolos llegar a más gente por medio de tener varias vías de consumo (presencial y a domicilio)

Por su parte, el tener una moto o un coche propio para realizar entregas, permite que el conductor gane un extra de dinero con un objeto que, incluso, antes no utilizaba mucho. El plus de esto es que hay empresas que cobran menores comisiones, permitiendo que el socio conductor tenga la mayor parte de las ganancias por entrega (en algunas plataformas, esta cifra llega a los 3,800 pesos semanales), sin mencionar la posibilidad de realizar otras actividades gracias a una total flexibilidad horaria que le deje laborar los días y las horas que mejor se acomoden a sus necesidades diarias. 

Además, algunas páginas de logística cuentan con un esquema de beneficios como misiones específicas para aumentar sus ganancias, lista de favoritos, con lo que aumentan sus posibilidades de ser requeridos por muchos clientes. De igual manera, la economía colaborativa tiene como fortaleza la realización de alianzas con otras empresas que brinden ventajas más competitivas a los conductores, como descuentos en refacciones, llantas, mantenimiento y hasta acompañamiento contable y fiscal, con lo que los trámites se facilitan para cada trabajador. 

“La clave de un servicio de emprendimiento rentable en la última milla consiste en identificar y potenciar las fortalezas que brinda la tecnología y el modelo colaborativo A través de ellos, en Lalamove hemos podido establecer soluciones innovadoras que desarrollan industrias y mejoran las condiciones de quienes trabajan en ella. Somos nacidos en la tecnología. Nuestro origen y experiencia, así como el conocimiento del mercado y el contexto actual, nos permiten dar un abanico más amplio de soluciones e incentivos para conductores.”, prosigue Carlos. 

La cultura laboral ha dado un paso sin retorno, beneficiando el emprendimiento desde todas sus modalidades. Como has visto, el autoempleo no viene sólo de formar un negocio (el cual puede tardar años), sino que, a través de modelos de economía modernos impulsados por el mundo digital, tu auto, tu camioneta o una motocicleta pueden ayudarte a complementar tu esquema de ingresos. No esperes más, pon a trabajar esas ruedas y acércate a una plataforma de entregas de última milla.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.