Cómo podría ser la experiencia del Buen Fin en un futuro

El sector de retail en México está por vivir el momento más demandante del año: El Buen Fin, evento anual que se realiza en noviembre para que los consumidores adquieran productos y servicios mediante atractivas promociones.

De acuerdo con datos del INEGI, el 93.1 por ciento de las empresas de comercio minorista utilizaron el descuento sobre el precio de venta como su principal estrategia el año pasado, dando como resultado un aumento del 50.8 por ciento en sus ventas comparado con el Buen Fin 2017.

Sin embargo, más allá de los números e impacto a la economía que tiene esta iniciativa, el principal objetivo para los comercios es brindar a los usuarios una mejor experiencia de compra, ya sea de manera física o digital. En este sentido, la tecnología ha demostrado ser un gran aliado para lograrlo.

Ejemplo de ello es el uso de la tecnología biométrica. Si bien pareciera una innovación lejana, cada vez estamos más cerca de poder utilizarla para el beneficio de los usuarios y de la sociedad en general. El uso de soluciones de autenticación, además de ser mecanismos viables de pago, permitirán conocer a cada usuario con el fin de ofertar los productos y servicios a la medida de sus necesidades en tiempo real.

Estas son dos tecnologías que permitirán a la industria del retail mejorar la experiencia de compra del cliente:

• Pago con reconocimiento facial: esta tecnología, que ya se encuentra en fase de prueba en países como Japón y Tailandia, facilitará la dinámica de pago de los clientes tan solo al ser identificado por el sistema de reconocimiento facial, mientras que el sistema busca coincidencias con los registros de su rostro previamente capturado, permitiendo que sus transacciones de compra sean fáciles y seguras.

• Análisis del cliente en tiempo real: actualmente existe una solución de software que detecta y analiza en tiempo real las características de los visitantes de un comercio, así como sus patrones de conducta dentro de él. FieldAnalyst de NEC permite obtener información como género, edad y número de visitantes en tiempo real, así como medir el nivel de satisfacción del cliente a partir de sus reacciones faciales, tales como la sonrisa.

De igual manera, este análisis ayuda a la personalización de la publicidad que se mostrará a cada uno de los clientes, mejorando su experiencia de compra al ofrecerles productos que realmente sean de su interés.

Hoy, el Buen Fin se ha convertido en un evento en el que cada vez más comercios participan. Tecnologías biométricas como las que ofrece NEC México pueden brindar una experiencia de compra más segura, que garantice la protección de datos personales e información bancaria, y personalizada, aumentando así la competitividad de las empresas minoristas.

Por: Federico Caballero – Gerente de Seguridad & ITO en NEC México

Deja un comentario