Al ser una de las nuevas y más exóticas profesiones de la web muchas personas se interesan por el estilo de vida que tienen un blogger; porque claro, los casos de éxito sonados en el mundo de los blogs son tantos y tan buenos que se han creado una gran cantidad de mitos; mitos que generan expectativas tan altas, grandes y locas que muchas personas abren un blog con la idea de dejar su trabajo, volverse famoso y millonario de la noche a la mañana por comentar en redes sociales las cosas que desayunan, lo que hacen en el día y bloggear todo lo que esta en el intermedio.

Si bien en la actualidad existen bloggers que tienen un negocio muy rentable, tanto o más que un medio de comunicación; esos son casos excepcionales y lo mismo sucede en el mundo de las redes sociales con los Tuitstars, los Viners, los Youtubers y cualquier otro generador de contenido de redes sociales.

Claro, hay gente que gana $10,000 pesos o $1,000 dólares por hacer la mención de algo o una marca en su cuenta de twitter; también hay blogs que cotizan la publicación de notas pagadas en $150,000 pesos. Los hay y lo más interesante es que hay marcas, anunciantes y empresas que pagan esas tarifas, haciendo del arte de bloggear contenidos, información y notas, todo un negocio redituable; de hecho, más que una revista, porque cuando se analiza el nivel de ganancia y rendimiento que tiene un blogger versus la inversión que hace de tecnología, infraestructura y un equipo o staff es un mundo de diferencia.

Una revista tiene oficinas, muchas personas, equipo, mobiliario y gastos, versus un blogger en dónde ese negocio, todo es ganancia.

Por eso el exótico y mitico estilo de vida de un blogger, que se la vive escribiendo, posteando información y tuiteando lo genial que es su vida, atrae a curiosos y propios; pero en realidad no es simplemente abrir un blog y ser la nueva gran estrella del mundo de los blogs. No.

Tener un blog con visitas, que genere resultados y que ofrezca un estilo de vida medianamente aceptable, para cubrir gastos personales y necesidades requerirá tiempo, esfuerzo y una gran cantidad de colaborados y contenidos que atraigan la atención de todos en la web.

Las expectativas de poner un blog son muchas, versus la realidad que siempre es diferente.

Expectativas de poner un blog Realidad de tener un blog
 

Ganar un millón de dólares de publicidad al año

 

Ganas un promedio de $100 dólares al mes por un chingo de visitas y atascando el sitio de publicidad

 

 

Vas a vivir como una estrella de la farándula de fiesta en fiesta

 

En realidad te la vives como reportero en friega cumpliendo horarios

 

Todos te van a reconocer

 

Nadie te conoce y los medios de comunicación se burlan de ti por ser blogger

 

 

Tendrás un estilo de vida exótico

 

Si tienes un trabajo que te permita compatibilizar tus tiempos, podrás tener un vistazo del mundo VIP