Ser fotógrafo profesional, no sólo se trata de fotografías

El apasionante mundo de la fotografía no consiste sólo en capturar bellas imágenes. Para poder alcanzar el éxito como profesional, es preciso abordar una serie de tareas de carácter empresarial. Se debe tener en cuenta aspectos como la elaboración de presupuestos, la contratación de seguros, el mantenimiento del equipo o la organización de archivos.

Es por esto que Canon Mexicana, líder en soluciones integrales de imagen digital, enlista 8 útiles consejos sobre cómo administrarse de una mejor manera y así poder hacer frente a los desafíos que representa ser un fotógrafo o videógrafo profesional. No importa si se es principiante o con una amplia experiencia, los siguientes puntos son aplicables para todos.

1. Elaboración de presupuestos

La gestión de las ganancias debería ser una de las principales prioridades. Es por eso que es recomendable planificar los proyectos por adelantado y calcular sus costos, para poder determinar la ganancia. También se debe tener en mente el gasto de los servicios de asistencia y el mantenimiento del equipo.

En algunos casos, la organización de los pagos puede ser todo un reto. No basta con un acuerdo convencional, la mayoría de los clientes requieren de facturas, por lo que hay que contar la documentación pertinente actualizada. Las grandes agencias suelen contar con sus propios métodos de pago y facturación, así como sus plazos de tiempo para hacer los pagos. 

2. Poder cubrir cualquier percance

El mayor riesgo al que se enfrenta a nivel económico un fotógrafo o videógrafo es dañar, perder o que le roben su equipo de trabajo. Es por esto que es de suma importancia tener asegurado el equipo, esta situación permitirá que se trabaje con mayor libertad y seguridad.

  3. Licencias y derechos

Cuando se venden fotografías a un cliente no sólo se fija el precio y se entregan. Se debe determinar de qué forma podrá utilizarlas y por cuánto tiempo. En otras palabras, qué tipo de licencia y derechos se le concede. Si el cliente quiere utilizar las imágenes de forma exclusiva, se deben concederle derechos exclusivos. En caso contrario, se debe conceder una licencia limitada, en función del uso que se le vaya a dar a las imágenes.

4. Mantenimiento del equipo

El mantenimiento del equipo puede influir en los costos a mediano plazo. No hay que olvidar limpiar la cámara, el objetivo y el resto de accesorios con frecuencia según las instrucciones del fabricante. El mantenimiento no se resume a este tipo de limpieza. Es necesario que un experto revise el equipo para garantizar que funciona a la perfección. En el caso de los equipos Canon, cuentan con la posibilidad del Canon Professional Services (CPS), donde se tiene acceso a servicios de los centros de asistencia y reparación, entre otras ventajas.

5. Actualizaciones de software

En la actualidad, el mantenimiento no es sólo un proceso físico. También es fundamental comprobar que el equipo cuenta con las actualizaciones de firmware más recientes. No obstante, el firmware no es el único aspecto a tener en cuenta.

Por ejemplo, la aplicación Canon Camera Connect permite controlar la cámara desde un dispositivo móvil para disparar de forma remota y compartir imágenes fácilmente.

6. Organización de archivos

Cualquiera que haya tenido que buscar una única imagen entre cientos de miles de fotos sabe lo útil que resulta disponer de un sistema intuitivo para organizarlas. Si se trabaja de manera autónoma, es recomendable nombrar las imágenes de forma minuciosa. También es importante crear una buena estructura de carpetas, categorizada según el tipo de fotografía, el tema o el sujeto, por ejemplo.

El software Digital Photo Professional (DPP) de Canon, disponible de forma gratuita en todas las cámaras digitales EOS y en los modelos PowerShot con función RAW, permite añadir una clasificación o una marca de comprobación para filtrar las imágenes. También permite organizar fotografías de acuerdo a la hora, clasificación y otros aspectos.

7. Copias de seguridad

Una de las tareas más importantes de cualquier fotógrafo o videógrafo es la de realizar copias de seguridad de sus imágenes y videos con regularidad, ya sea en un disco duro externo o en un servicio basado en la nube. También es recomendable realizar copias de seguridad durante una sesión fotográfica, sobre todo cuando ésta es en exterior. Costaría mucho dinero volver a hacer la sesión en una playa paradisiaca, por poner un ejemplo.

8. Publicidad

Para impulsar a cualquier fotógrafo o estudio fotográfico hay que dar a conocer sus habilidades, por lo que contar con un sitio web que actúe como un portfolio online y hacer uso de las redes sociales, resulta muy útil y redituable. Hay que tener en cuenta que el estilo y el género de las fotografías y videos que se muestren, determinarán el estilo con el que las personas ubicarán el trabajo que se realiza.

Para mayor información, visita https://www.canon.com.mx/

Deja un comentario