Servicios Financieros

Niños que reciben “domingo” aprenden más de finanzas

La mesada es de los primeros acercamientos que tienen los niños para aprender el manejo de sus finanzas. Y, es que de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2022 (ENIF) del INEGI, tan solo 25% de la población adulta cuenta con algún tipo de educación financiera formal. Al respecto, CentSai, plataforma de educación financiera, alerta la importancia de que los menores sepan sobre finanzas, y lanza un video con 6 pasos infalibles para enseñar a los niños a emprender.

Cuando los niños reciben una mesada, el “domingo“, empiezan a administrar su dinero y a tomar decisiones sobre cómo administrarlo para alcanzar objetivos que están en su nivel: un juguete, una golosina, un videojuego, una inversión.. El que los niños comiencen a fijarse metas financieras, los impulsa a crear pensamiento crítico, a desarrollar la paciencia y establecer metas a corto y mediano plazo.

“Es crucial que desde una temprana edad, niños y niñas conozcan que el dinero tiene una función y valor en la sociedad. Si desde chicos se familiarizan en temas financieros, las posibilidades de que de adultos lleven sus finanzas de manera responsable se incrementan y ponen las bases para alcanzar el bienestar financiero“, asegura Luis Parra, Director de CentSai en LATAM.

Considerando esto, también existen muchas opciones para motivar a los niños para que aprendan a ahorrar, administrar mejor sus fondos, emprender y tomar decisiones financieras inteligentes. A continuación, hay algunos tips que recomienda CentSai para impulsar la educación financiera y el espíritu emprendedor de tu hijo:

  1. Da el primer paso y lánzate: Si tu hijo o hija está apasionado por emprender en un servicio o producto que va a ofrecer, ayúdale en la manera que puedas dentro de tus posibilidades. ¿Eres bueno en la computadora? Ayúdale a crear el logo. Sólo recuerda, es SU proyecto no el tuyo. Déjalos resolver y aprender.
  2. Investiga: Ayúdales a definir lo que realmente necesitan para poder detonar su proyecto. Si lo suyo es hacer velas, ayúdales a investigar proveedores, vean tutoriales juntos y vayan a un bazar. Ambos deben saber desde un inicio el tiempo y trabajo que va a implicar echarlo a andar.
  3. Pongan metas: ¿Cuánto dinero esperan generar y en cuánto tiempo? ¿Van a “contratar” a amigos o familiares para ayudar? ¿Cuánto les va a costar hacerlo? Sean conservadores al inicio. Te lo agradecerán más adelante.
  4. Sean estrictos y escriban las reglas: ¿Los va a distraer de sus tareas o de su escuela? No deben verse afectadas sus calificaciones, se requiere un equilibrio. Tampoco se debe volver un barril sin fondo de dinero. Apéguense al presupuesto que se hizo en un inicio.
  5. Enséñales a administrar el dinero: Utilidad bruta y costos de producción deben ser frases que conozcan los niños cuando quieran empezar un negocio, aunque sea que empiecen sumando las ventas. Si eres un “inversionista” en su negocio, cabrales intereses, no les haces ningún favor al “regalarles” el dinero.
  6. Entiende los asuntos fiscales y legales: ¿Sabías que las leyes también aplican para ellos? Sí, aquí van a necesitar tu ayuda. Revisa si hay algunos permisos que se deban pedir en tu municipio. También es momento de hablar de impuestos con ellos. Es una gran oportunidad de hablar del ISR (Impuesto Sobre la Renta), enséñales a apartar ese monto desde un principio.

Cuando tengan algo ahorrado, llévalos a tramitar su tarjeta de débito. Esto, además de ser una forma muy segura de ahorrar, los irá familiarizando con los instrumentos financieros. De esta manera, le perderán el miedo y se sentirán más cómodos utilizándolos en su vida adulta. También, aprenderán a valorar el dinero ya que tuvieron que trabajar por él.

La idea es realizar actividades divertidas e interactivas para ellos. Estas prácticas, además de ser educativas para explicar conceptos financieros, también son un excelente detonador para la inclusión financiera. Considerando que, de acuerdo con el Banco Mundial, solo el 10% de los mexicanos ahorra a través de una institución financiera. Al utilizar instrumentos financieros durante su infancia, los niños aprenderán sobre las alternativas que tienen para hacer crecer sus ahorros, lo que les facilitará comprender de inversiones cuando crezcan y cerrar la brecha de bancarización en el país.

En promedio, en los países y economías de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), 22% de los estudiantes no tiene conocimientos financieros básicos.  Los niños pronto serán consumidores financieros y se enfrentarán a decisiones financieras complejas, como los préstamos estudiantiles, el manejo de su tarjetas de crédito. administrar los gastos del hogar, etc . 

Cada vez más, los jóvenes se integran al sistema financiero más jóvenes. Ya que, alrededor del 56% de los jóvenes de 15 años de los países y economías de la OCDE tienen una cuenta bancaria, y 19% tiene una tarjeta de débito prepagada. Además, un 64% gana dinero con algún tipo de actividad laboral. Sin embargo, menos de uno de cada tres estudiantes tiene los conocimientos necesarios para gestionar una cuenta bancaria.

Para este 30 de abril Día del Niño y de la Niña, uno de los mejores obsequios que puedes darles, es instruirlos en educación financiera de una forma dinámica, divertida y que les ayude a ser adultos financieramente responsables. Para más información, entra a CentSai.

author avatar
Yesica Flores
Soy Yes, blogger desde hace más de 15 años. Contacto [email protected]

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 15 años. Contacto [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.