¡No la tires! Cinco destinos para la ropa que ya no usas

Todas tenemos ropa que nunca nos ponemos o que ya no nos queda, especialmente cuando se trata de prendas como vestidos de noche o disfraces. Y aunque es difícil deshacerte de estas prendas, es necesario, ya que de esta forma renovarás energía y ordenarás tu clóset.

¿Quieres hacer un détox de clóset?

Como bien lo dice la metodología Mari Kondo, antes de comenzar a ordenar es necesario deshacerse de lo que ya no ocupas, aunque a veces duela. Empieza sacando todas tus prendas y analizando cuáles te quedan, cuáles te gustan y cuáles están maltratadas o rotas.

Una vez que tienes clasificadas tus prendas, ahora sí, es hora de reinventar la forma en la que nos deshacemos de la ropa que ya no usamos. Aquí te damos unas ideas ¡Toma nota!

  • Trueque:Si tu ropa está en buenas condiciones, pero quieres darle un nuevo giro a tu clóset, puedes recurrir a algún bazar de trueque. Así como lo lees, hoy existen muchas comunidades de personas que intercambian su ropa con el objetivo de renovar guardarropa sin fomentar el consumo excesivo.  Para poder encontrar este tipo de lugares, te recomendamos buscar en redes sociales donde regularmente se hacen las convocatorias.
  • Vende: Si además de renovar tu clóset quieres obtener un ingreso extra, entonces te recomendamos optar por la compraventa de ropa de segunda mano.  Esta opción se ha popularizado en los últimos años, ya que es una excelente manera de fomentar la economía circular, al mismo tiempo que se beneficia al medio ambiente.

Para unirte a esta fashion revolution, puedes hacerlo a través de bazares, redes sociales o apps especializadas como GoTrendier. Esta app cuenta con más de 6 millones de usuarias, por lo que venderás tus prendas con mayor rapidez. Además, cuenta con una gran variedad de métodos de pago, lo que la hace una opción segura y confiable. 

  • Repara: Si, por otro lado, tienes una o varias prendas que están en buenas condiciones, pero con algún desperfecto ¡No las tires! Mejor opta por el upcycling, es decir, repáralas y reinvéntalas. En algunas ocasiones la aguja, el hilo y un poco de imaginación es lo único que se necesita para darle un nuevo respiro a tu ropa ¡Inténtalo!
  • Dona: Otra opción para darle una segunda vida a tus prendas, es llevarla a alguna fundación o casa hogar, donde otra persona le podrá sacar un mayor provecho. Recuerda que la ropa de estar en buenas condiciones y debes llevarla lavada y preferentemente planchada, ponte en el lugar de la persona que la recibirá ¿cómo te gustaría recibir estas prendas?
  • Recicla: Si la ropa que tienes ya no está en buenas condiciones o presenta desperfectos difíciles de arreglar, entonces te recomendamos que, en lugar de tirarla a la basura, la lleves a centros de acopio especializados en textiles, ahí sabrán qué hacer con ella para evitar que termine en tiraderos que solo contaminan más el planeta.

También existen tiendas departamentales que reciben este tipo de prendas y a cambio te ofrecen algún cupón de descuento.

Esperamos que estos tips te hayan servido y los puedas poner en práctica. Recuerda que no existe prenda más sustentable que la que ya existe.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.