Fórmula Uno la tecnología analítica, el mejor copiloto

Para triunfar en la Fórmula Uno (F1), el valor y el talento siempre han sido ingredientes esenciales.

La competencia es brutal y escuderías se aferran a cualquier ventaja competitiva, a cualquier detalle que incremente las posibilidades de mejorar el resultado.

Hoy se requiere más: en la F1 de nuestros días nadie puede aspirar al podio sin la ayuda del mejor copiloto: tecnología analítica que permita elevar al máximo la velocidad para procesar grandes cantidades de datos.

Gracias a los avances tecnológicos en software de analítica, machine learning e inteligencia artificial, las escuderías están reuniendo, analizar y aprovechando todos los datos que genera un auto: cada detalle se registra a través de sensores que se le instalan durante las sesiones de práctica… en ellos podría estar la receta secreta para elegir la mejor configuración, aquella que aumente la probabilidad de llegar al triunfo.

A través de la analítica, los equipos de F1 estudian su información con el fin de responder a preguntas como:
• ¿Qué curvas son las que le cuestan más trabajo al piloto?
• ¿Hay algo que podamos hacer para acortar aún más los tiempos en los pits? ¿Qué?
• ¿Qué tipo de neumático es el ideal para esta pista
• Qué cantidad de combustible es óptima para cada vuelta?
• ¿Cómo influirá el clima en el desgaste de las llantas?
• ¿Considerando el trazado de la pista, qué tan veloz debe ser el cambio de transmisión?
• ¿Qué indicadores obtuvimos el año pasado en esta competencia y cómo mejoraremos ahora?
• ¿Cuál es límite que podemos tolerar en la temperatura del fluido de transmisión?

Estas y otras preguntas apenas representan una fracción de los datos que debe procesar una escudería, la cantidad de información a procesar es tan diversa y tan voluminosa que las escuderías necesitan software especializado y suficientemente potente para acelerar el procesamiento de la data, como el de SAS.

¿Cuánta información es? Solamente en un fin de semana de Gran Premio (es decir, sesiones de práctica y día de carrera), un equipo de F1 puede reunir hasta 500 gigabytes de información.
Durante una temporada, el equipo podría estar reuniendo alrededor de 10 terabytes de datos.

Este domingo, en el Autódromo Hermanos Rodríguez de la Ciudad de México, se corre el Gran Premio de México.
Será una gran oportunidad para disfrutar de esta nueva F1, potenciada al máximo por la analítica.

Si te interesa conocer más detalles sobre cómo el procesamiento de enormes cantidades de información está transformando como vivimos el automovilismo, te invitamos a leer este documento de SAS.

Deja un comentario