EY – Parthenon presenta el impacto del COVID-19 en el sector educativo en México

A más de un año del inicio de la pandemia de COVID-19, los estudiantes, los padres de familia y las escuelas de educación básica y media superior han tenido tiempo suficiente para experimentar las ventajas y los desafíos de tomar clases en línea. En este contexto y con el objetivo de comprender mejor la manera en que el COVID-19 ha afectado el sector educativo en México, Colombia y Perú; EY, firma líder en servicios profesionales de auditoría, impuestos, consultoría, estrategia y transacciones; ha publicado los resultados del estudio “El impacto del COVID-19 en la educación en México, Colombia y Perú, un año después de la pandemia” realizado por su práctica de consultoría estratégica EY – Parthenon.

Los resultados del estudio revelan perspectivas significativas sobre la satisfacción de los estudiantes y padres con respecto a las clases en línea, la incipiente relevancia de los programas mixtos y las expectativas post pandemia. Asimismo, el análisis sugiere que el esquema de enseñanza preferido continúa siendo el presencial; sin embargo, los programas mixtos se han popularizado y cada vez más estudiantes están considerando la posibilidad de terminar sus estudios en una modalidad de educación híbrida.

A pesar de los esfuerzos y las mejoras realizadas por las escuelas, todavía hay un porcentaje significativo de padres que no cree que la calidad, la duración y la metodología de las clases en línea sean comparables con las clases presenciales. Los padres mexicanos son los más insatisfechos con la educación en línea, ya que el 55% de los encuestados considera que la calidad de las clases ha empeorado.

En México, el acceso a internet de banda ancha en el hogar aumentó, el estudio de EY – Parthenon encontró que 99% de los estudiantes inscritos en universidades privadas dispone de conexión a internet. Por el contrario, los estudiantes de universidades públicas cuentan con un menor acceso a internet de banda ancha en el hogar en comparación con sus pares de instituciones particulares. No obstante, la brecha ha disminuido, ya que el 94% afirmó contar con una conexión a internet en comparación con el 72% de 2020. En lo que respecta a los estudiantes de educación básica y media, la mayoría de las familias (60%) realizó inversiones en conectividad a Internet.

El uso de una computadora o tableta por los estudiantes de instituciones privadas ha aumentado pero el acceso a este tipo de dispositivos por parte de estudiantes de escuelas públicas arroja resultados mixtos. En México, el 75% de los alumnos de universidades privadas afirmó tener dispositivos para uso personal; hace unos meses, solo el 55% de los alumnos de instituciones privadas contaba con sus propios dispositivos. Sin embargo, sigue existiendo una amplia brecha entre los estudiantes inscritos en instituciones públicas y privadas en cuanto a la posibilidad de acceder a estas herramientas.

En tanto, al hablar de los hogares con hijos que asisten a escuelas privadas de educación básica han realizado inversiones significativamente mayores para mejorar la experiencia de la educación en línea; por ejemplo, alrededor del 60% contrató o mejoró su servicio de Internet en casa. Alrededor del 57% de los hogares mexicanos compró una computadora o tableta para las clases en línea y alrededor del 14% contrató un profesor particular. Además, la proporción de estudiantes mexicanos con dispositivos propios incrementó a más del doble, pasando del 31% en mayo de 2020 al 68% en febrero de 2021.

El primer semestre en línea dio lugar a una baja en la satisfacción de los estudiantes en relación con los niveles de satisfacción observados al principio del confinamiento. En México, la satisfacción se redujo en un 12%, principalmente por la falta de facilidades para el pago de la colegiatura por parte de las universidades y la percepción negativa de los estudiantes sobre las capacidades de tecnología educativa. Cabe destacar que México es el país con los niveles más bajos en este rubro (3.3, en una escala de 1 a 7), siendo los estudiantes de universidades públicas los más insatisfechos.

Cuando se les pregunta por la educación en línea, los padres indican que les parece negativo que sus hijos pasen demasiado tiempo frente a una pantalla (66%), la falta de interacción entre compañeros y con los profesores (64%), y la percepción de que los alumnos tienen más dificultades para absorber los conocimientos (39%).

De acuerdo con el estudio realizado por EY – Parthenon, 7 de cada 10 alumnos consideran que las clases en línea no son atractivas ya que la mayoría de los profesores aún no ha adaptado su material didáctico a los cursos en línea, lo que hace más difícil que se interesen por la clase y presten atención. Otros aspectos, como el trabajo en equipo y la interacción con profesores y compañeros, no se han podido alcanzar a través de las plataformas digitales; por lo tanto, siguen siendo las oportunidades de mejora más apremiantes.

La percepción de los estudiantes sobre la calidad de la educación — en el mejor de los casos — se ha mantenido igual. Actualmente, las plataformas más utilizadas son Zoom (42%), Blackboard (27%), Microsoft Teams (10%), Google Classroom (10%) y otras (11%). Cabe destacar que Zoom es la plataforma más utilizada y mejor calificada en México.

Según los resultados de nuestra encuesta, los estudiantes valoran mucho la flexibilidad y la autonomía que proporcionan las clases en línea. Estos resultados son consistentes con nuestras observaciones durante marzo y abril de 2020. Los estudiantes que trabajan valoran aún más la autonomía que ofrecen las clases en línea, ya que esta cualidad es crucial para equilibrar sus horarios con la carga de trabajo”, afirma Ángel Estrada, Socio de EY-Parthenon.

Hoy en día, a más de un año después del comienzo de la pandemia, el 89% de los estudiantes de educación superior en México sigue sin estar de acuerdo con el hecho de pagar la misma colegiatura por los cursos en línea que por los presenciales. La mayoría de los estudiantes encuestados (65%) considera que los programas en línea podrían tener costos similares a los de los programas presenciales solo si ofrecen determinados beneficios. Algunos de los atributos indicados son: disponer de servicios de bienestar con psicólogos o nutriólogos (40%), cursos en línea en el extranjero (39%), más apoyo en la búsqueda de empleo (32%), plataformas de ejercicio (26%), mejores profesores (25%) y cursos bilingües (23%).

En lo que respecta a las instituciones de educación básica, las escuelas de México y Perú han sido las más flexibles para atender las solicitudes de apoyo financiero de las familias, ya que los cierres de instalaciones continúan y las economías se recuperan a un ritmo lento. Alrededor del 30% de los padres de ambos países declararon que el apoyo financiero relacionado con la colegiatura había sido igual o menor al 10%.

Un mayor porcentaje de estudiantes de educación superior en Colombia, México y Perú está considerando terminar sus estudios en una modalidad híbrida o completamente en línea. En México, alrededor del 20% de los estudiantes de licenciatura respondió que tienen la intención de concluir sus estudios en una modalidad remota o mixta, en comparación con el 8% registrado antes de la pandemia.

Por otro lado, los padres de estudiantes de educación básica, tienen sentimientos encontrados cuando los gobiernos empiezan a planificar las fechas de apertura de las escuelas. En este contexto, las instituciones deben desarrollar protocolos rigurosos con medidas de seguridad y sanidad adecuadas para garantizar que los planteles sean aptos para los alumnos. Más del 60% de los encuestados de Colombia y México afirma que dejarían asistir a sus hijos si se establecen protocolos de seguridad y el 14% de ellos dice que solo deberían volver cuando estén vacunados.

En EY-Parthenon consideramos que, en el futuro, los estudiantes se inclinarán más por los programas de educación híbridos, especialmente los de universidades públicas y de nivel medio, que son quienes más valoran la autonomía y la flexibilidad”, concluye José Ceballos, Senior Manager EY – Parthenon.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.