¿Cómo se capitalizan las pymes en México?

Después del golpe económico generado por la pandemia, empresarios y emprendedores han puesto los ojos en el capital emprendedor y capital privado para obtener recursos financieros. Para muchas Pymes, el acceso al capital y las alternativas de inversión siguen siendo un misterio y un camino lleno de obstáculos.

La aceleradora y fondo de capital emprendedor WORTEV, elaboró con el apoyo de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM) el estudio Negocios y Dinero: Panorama del acceso al capital para Pymes en México, en el que se brinda un panorama completo de la percepción de los fondos de capital.

Entre los principales hallazgos, más del 50% de los emprendedores aseguran que sus necesidades de capital crecieron drásticamente en el último año y los fondos de capital privado, se posicionan en el segundo lugar como principal fuente de fondeo entre los emprendedores con el 18.36% de los empresarios encuestados, sólo después de los bancos y casi a la par de los proveedores (18.11%), los cuales fueron por muchos años las principales fuentes de apalancamiento paras las Pymes.

La pandemia eliminó a más de un millón de pequeñas empresas, pero el crecimiento en la visibilidad de los fondos de capital privado e incluso la consolidación de los primeros unicornios mexicanos, están logrando el interés de las empresas por estas alternativas de financiamiento o fondeo.

“Estamos ante un panorama alentador para la capitalización de emprendimientos y empresas que están transformando el futuro. En los últimos meses vemos más y más unicornios mexicanos, debido a que fondos extranjeros han puesto los ojos en México y valorado los modelos de negocios del país”, señaló Denis Yris, director general de WORTEV.

En cuanto a las condiciones bajo las que las Pymes obtuvieron el capital, el estudio revela que más del 31% de los emprendedores obtuvo entre 500 mil pesos y 1 millón de pesos en su última ronda de financiamiento, seguidos de quienes levantaron entre 1 y 50 millones. En tanto que el 58% señaló estar dispuesto a ceder entre el 20 y 30% de su empresa para lograr ese capital.

Sin duda, una de las principales situaciones que resultaron de la pandemia por COVID, fueron cambios drásticos en las formas y estrategias del plan de negocio, por lo que entre los principales objetivos de los emprendedores para obtener capital han sido aumentar su producción y expandir su negocio, traducido en mayores ventas y elevar presencia a otros mercados.

De acuerdo con su actitud y percepción sobre las diferentes alternativas de financiamiento, el estudio dividió a los directivos de las Pymes en seis perfiles principales: Organizado, quienes mejor control tiene sobre los objetivos financieros de su empresa. Decididos y Estratégicos, que prefieren recurrir a fuentes de financiamiento formales y Arriesgado, Tradicional y Reactivo, que desconocen los planes financieros y menos preparados en este ámbito.

La catalogación de estos perfiles de acuerdo al estudio muestra que, en el panorama actual, cada vez se cuentan con emprendedores más preparados y conscientes de los riesgos y oportunidades que existen en este proceso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.