Cinco tipos de personas que necesitan una impresora ¿eres uno de ellos?

En la actualidad, la mayoría de las personas necesitan de una impresora. No hay duda que una impresora en el trabajo o la escuela es suficiente para impresiones personales ocasionales, pero con frecuencia se presentan situaciones en las que tener una impresora en casa puede significar ahorro de tiempo y dinero, inspiración para la creatividad de los más pequeños de la casa o ser un detonante para el desarrollo de un negocio.

Es por esto que Canon Mexicana, líder en soluciones integrales de imagen digital, enlista 5 casos diferentes en los que contar con una impresora en casa es de mucha utilidad.

1. Mamás y papás jóvenes

La etapa escolar es en la que la creatividad de los niños y las niñas se pone en marcha. Como madre o padre, lo ideal es estimular su creatividad para prepararlos para todos los retos que les esperan en el nuevo curso. Una impresora que sea fácil de usar para las impresiones de tareas regulares, pero que también ofrezca una variedad de opciones creativas será la ideal.

La Canon PIXMA TS9551C es una impresora compacta con capacidad A3, con escáner A4 y copiadora, así como una gran pantalla táctil de 10.8 cm con una interfaz intuitiva por la que incluso los niños pequeños podrán navegar. Este equipo es perfecto para utilizarlo con la plataforma gratuita de Canon, Creative Park. En esta divertida propuesta de Canon que también se encuentra en plataformas IOS y Android, existe una amplia variedad de plantillas, donde los menores pueden imprimir y armar lo que quieran, desde máscaras y tarjetas de felicitación desplegables a muñecas, aviones de papel, dinosaurios y naves espaciales a escala.

2. Estudiantes de fotografía

Como entusiasta de la fotografía o estudiante de fotografía, el esfuerzo por hacer las mejores fotografías es cuestión de todos los días. El poder ver los resultados en un formato tangible, sin duda ayudará a evaluarlo y mejorar, por lo que es posible que se recurra a proveedores de impresión, sin embargo, con una impresora en casa, el flujo de trabajo es más eficiente.

Lo primero que se debe buscar es una capacidad para producir imágenes sin bordes de alta calidad de tamaño hasta A4, para que se puedan observar los detalles de cada fotografía. El tipo de tinta que utilice la impresora es fundamental para esto y con las tintas originales de Canon se puede disfrutar de imágenes vibrantes. La PIXMA serie TS8250 de Canon, elegante y con conexión inalámbrica, emplea seis tintas independientes para producir impresiones detalladas de alta calidad.

3. Emprendedores

Al trabajar desde casa o dividir el tiempo entre el escritorio de casa y el del trabajo, es posible sentirse frustrado al no contar con una impresora que permita contar con la misma eficiencia de un espacio de oficina estándar.

A pesar de su tamaño compacto, la estilizada y elegante PIXMA serie TS9550 de Canon es capaz de imprimir documentos grandes de tamaño hasta A3, ideal para preparar impresiones desde casa. También permite la creación de folletos de acabado profesional directamente desde la pantalla táctil de 10.8 cm.

Este equipo imprime documentos nítidos con pigmento negro específico y el alimentador automático de documentos, permite copiar y escanear un documento de hasta 20 páginas a la vez (tamaño A4, carta o legal), sin tener que escanear cada página por separado.

4. Influencers

Los creadores de contenido siempre están en búsqueda de entornos o lugares, que los inspiren para hacer fotografías y compartirlas en sus redes sociales. El que puedan contar con una impresora les permitirá conservar sus ideas aún después de que desaparezcan o se queden atrás en sus publicaciones.

La compacta SELPHY CP1300 cabe en el bolso del pantalón y permite crear impresiones duraderas de forma rápida. Basta con hacer una foto con un smartphone o con una cámara con Wi-Fi y enviarla a la SELPHY, que imprimirá las imágenes al instante con un tamaño de hasta 102 x 152 mm (4 x 6 pulgadas) logrando ser una inspiración para los demás.

5. Fotógrafos de bellas artes

Tras una primera exposición en alguna cafetería de algún amigo, es muy posible que el siguiente paso sea recibir solicitudes para vender algunas de esas impresiones. Para poder tener mayor control del proceso de impresión y poder atender con rapidez las solicitudes de los clientes, lo mejor es contar una impresora fotográfica.

La impresora debe ser compatible con papeles y lienzos especiales para bellas artes, para que poder reproducir las imágenes en soportes que saquen lo mejor de cada foto. Dentro de la gama de impresoras profesionales de Canon, la PIXMA PRO-100S, la PIXMA PRO-10S y la galardonada impresora A2 imagePROGRAF PRO-1000 son las opciones más fiables para aquellos que quieren exponer su trabajo. Estos modelos utilizan tintas monocromo específicas, por lo que se pueden conseguir esos negros detallados y de alta densidad adecuados para las galerías de arte. Una ventaja añadida de las impresoras PRO-10S y PRO-1000 es que utilizan tintas a base de pigmentos, que conservan los colores durante más tiempo, para que te asegures de que puedan apreciar tu arte durante décadas.

Deja un comentario