5 tendencias de la robótica colaborativa aceleradas por la pandemia

Durante la pandemia de COVID-19, la tecnología juega un papel crucial para mantener a nuestra sociedad funcional en tiempos de cuarentena y de distanciamiento social. Y estas tecnologías pueden tener un impacto duradero a futuro incluso después de superar este escenario.

La robótica colaborativa es una importante aliado para todas aquellas empresas que en la actualidad buscan replantear su realidad para mantenerse competitivas y funcionales hoy día. Además, puede ayudar a reducir la propagación del coronavirus e impulsar a que nuestra sociedad se vuelva más resistente frente a otras pandemias y amenazas.

La incorporación y adaptación de la robótica para los fabricantes tiene a los desarrolladores de nuevas tecnologías trabajando en este momento, y sus innovaciones probablemente influirán en la fabricación antes de lo esperado.

El ritmo acelerado de la automatización, y especialmente los equipos de robótica, ha impactado sustancialmente a diferentes industrias y sectores, y estos desarrollos no muestran signos de reversión o desaceleración. Ante este escenario, MiR destaca cinco tendencias en tecnología robótica que están en marcha en este momento, y es probable que influyan en las operaciones de fabricación en el futuro cercano.

  1. Cobots de trabajo pesado: los robots colaborativos de servicio pesado pueden mantener el flujo de trabajo en movimiento sin problemas y evitar lesiones accidentales resultantes de la fatiga o la tensión humana. Diferentes analistas del mercado[1] predicen que la demanda de robots colaborativos de servicio pesado crecerá de $14.7 mil millones de dólares para 2026, lo que representa una tasa de crecimiento anual combinada (CAGR) del 4.73% a partir de 2017.

Durante este tiempo, las personas que trabajan con robots verán más oportunidades para usar este tipo de herramientas en sus lugares de trabajo. Un ejemplo son los robots de MiR, estas máquinas pueden levantar de 100 kg hasta 1 tonelada, demostrado la fuerza y la funcionalidad de los AMR al levantar cargas completas de materiales.

  • Mayor confianza en los cobots móviles: las personas dentro de espacio de fabricación están acostumbradas a los robots colaborativos (“cobots”) que trabajan cerca o junto con los humanos. Hay una tendencia más nueva que involucra cobots móviles: livianos y lo suficientemente compactos como para moverse entre sitios de trabajo o áreas de fábricas.

Recientes estudios que abarcan el periodo de 2018 a 2026 destacan que el mercado global de cobots alcanzará un valor de más de $4.4 millones de dólares para el final del periodo, lo que indica una tasa anual de crecimiento compuesto (TACC) de 33.4%.

  • Los sensores hacen que los robots sean más seguros para los humanos: además de los cobots que funcionan de manera segura entre las personas, los robots mucho más grandes y potentes generalmente permanecen dentro de las celdas de trabajo cerradas, mientras que los trabajadores humanos permanecen a una distancia segura. Estos arreglos podrían cambiar en los próximos cinco años gracias a los esfuerzos destinados a hacer que incluso esos equipos masivos sean seguros para los humanos que trabajan cerca.
  • Hacia entornos más peligrosos: la creciente importancia de los robots en diversos sectores industriales y en otros lugares ha provocado una mayor necesidad de ingenieros en robótica. Una vez que esos profesionales tienen al menos una década de experiencia, a menudo gestionan el desarrollo o la creación de nuevos robots, trabajando con sus empleadores para satisfacer las diferentes necesidades que surgen.

Los ingenieros de robótica también se ocupan de las necesidades perpetuas. Una necesidad constante es descubrir cómo dejar que los robots realicen el trabajo más peligroso realizado por los humanos.

Una encuesta de trabajadores en el Reino Unido encontró que al menos tres cuartos de ellos quieren que los robots realicen trabajos poco saludables o peligrosos. Muchas personas aceptan voluntariamente el trabajo que los pone en peligro, y reciben una amplia capacitación sobre cómo mantenerse protegidos, pero saben que los accidentes pueden ocurrir en cualquier momento.

Afortunadamente, los fabricantes de robots como MiR están introduciendo modelos que toleran ambientes difíciles asociados con diferentes procesos de fabricación, o pueden trabajar en secciones de plantas de fabricación que tienen vapores inflamables. Durante los próximos cinco años, esos robots deberían ser más utilizados en las operaciones de fabricación, lo que podría dejar un trabajo más seguro para los humanos.

  • Robots más seguros: también se está trabajando para construir robots con componentes más seguros para las personas. Cuando se cubre con un material como plástico o caucho que podría soportar el estrés del movimiento constante de un robot, tales máquinas presentarían menos peligro para los humanos que entren en contacto accidental con ellas.

Estos son proyectos en etapa inicial, y notablemente el progreso hasta la fecha ha involucrado robots que levantan solo cargas relativamente ligeras.

Sin embargo, existen robots que pesan aproximadamente 1 kilogramo y puede levantar aproximadamente cinco veces ese peso. Si los desarrolladores de robots descubren cómo lograr el equilibrio tan importante entre suavidad y potencia, la influencia en las aplicaciones de robótica industrial podría ser muy importante.

La importancia de la preparación tecnológica

El COVID-19 ha demostrado la importancia de la preparación tecnológica, que permite que los negocios y la vida continúen como de costumbre, tanto como sea posible. Construir la infraestructura necesaria para soportar un mundo digitalizado y robotizado y mantenerse al día con la última tecnología será esencial para que cualquier empresa o país permanezca competitivo en un mundo posterior al COVID-19, así como para adoptar un enfoque inclusivo centrado en el ser humano para la gobernanza tecnológica.

Como la BBC señala, se estima que a nivel mundial 200 millones de personas perderán sus empleos debido al COVID-19. Y la carga financiera a menudo recae en los más vulnerables de la sociedad. La digitalización, robotización y las pandemias han acelerado los cambios en los trabajos disponibles para los humanos. Cómo mitigar el impacto en la fuerza laboral y las áreas más vulnerables de negocio es el problema en todas las industrias y países que merece no solo atención sino también una solución oportuna y centrada en el ser humano.


[1] https://www.maximizemarketresearch.com/market-report/global-heavy-payload-robotic-arm-market/20740/

Por Omar Alejandro Aquino Bolaños, Sales Director para Latinoamérica de MiR

Deja un comentario