● Servicio a clientes, capacitación y hasta fomentar ventas en línea son algunas actividades que ya realizan los chatbots, incluso sin que los usuarios se den cuenta.
● De acuerdo con Statista, el valor de mercado para la Inteligencia Artificial de los chatbots se estima en 1,250 millones de dólares.

El nivel de madurez que hoy tienen las soluciones basadas en tecnologías de Inteligencia Artificial, como el Machine Learning, permite la interacción hombre-máquina sea mucho más natural. Y aunque todavía estamos lejos de tener conversaciones filosóficas con sistemas de IA como en las películas, ya podemos confiar en el uso de los bots para responder preguntas, impartir capacitaciones o incluso conversar sobre un tema en particular.

Sin duda, los chatbots se han vuelto una tendencia en la industria y de hecho, la firma Statista señala en un estudio reciente que el valor del mercado de los chatbots en 2016 registró un valor de 190 millones de dólares, y se estima que para el 2025 supere los 1,250 mdd.

Esta visión de mercado es atendida por las empresas al grado de que, a nivel global, más de 75% de los directores empresariales afirman que en los próximos años implementarán proyectos de IA en la modalidad de chatbots, según lo reveló The Economist.

“La industria bancaria es uno de los casos más representativos de los beneficios de los chatbots, pero también pueden ser usados para capacitar empleados, en servicio al cliente o como guías de museos”, explicó Gustavo Parés, director general de la empresa de inteligencia artificial Nearshore Delivery Solutions.

Los chatbots son soluciones automatizadas que pueden procesar lenguaje natural (NLP) y por tanto, es posible mantener una conversación. Utilizan Machine Learning para la capacidad de resolver dudas, aportar información o incluso realizar alguna acción y se desarrollan en páginas webs, apps de mensajería o redes sociales.

“Sin embargo, existe una clara tendencia sobre el uso de esta tecnología, siendo utilizada como guía de museos, para mejorar la capacitación del personal o para automatizar procesos repetitivos en una empresa”, explicó Parés.

A continuación enlistamos 4 actividades empresariales que ya aplican IA en soluciones ideales para los chatbots:

1. Servicio al cliente. En busca de responder a sus clientes de maneras más efectivas y ágiles, las empresas ya integran chatbots a sus plataformas de redes sociales para resolver las dudas de las personas de una forma ágil, incluso sin que los usuarios se den cuenta de que se trata de un chatbot.
Además, el uso de esta tecnología ahorra tiempo a los usuarios en la busca de respuestas, lo que se traduce en un ahorro de recursos para las empresas, así como un servicio mejorado a los clientes.

2. Capacitación de personal. La madurez de entendimiento del lenguaje natural de los chatbots es utilizado por las empresas para impartir cursos básicos de capacitación. Estos agentes fungen como un tutor que refuerza el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Una de las ventajas más poderosas de recibir capacitación mediante chatbots es la flexibilidad y capacidad de adaptarse a las necesidades y requisitos específicos de una persona en particular.

3. Visitas guiadas. Montado en una infraestructura de movilidad, los chatbots ya trabajan como promotores de centros de reunión para interactuar con los visitantes de museos y hoteles para explicar detalles de recorridos e instalaciones. Inmuebles como el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires y el Museo de Anna Frank en Amsterdam, y recientemente el Museo de Antropología en México ya trabajan con este tipo de soluciones de IA.

4. Fomentar las ventas en línea. Con la información necesaria, procesamiento y análisis detallado los chatbots pueden ser programados para fomentar ventas en plataformas en línea. Algunos incluso acompañan a los compradores en todo el proceso, desde la recomendación hasta el pago.

Muchos bancos ya utilizan esta modalidad de venta para ofrecer productos financieros personalizados. Esta misma tendencia es para los sectores de hotelería, aerolíneas e incluso alimentación.

En definitiva, la versatilidad de los chatbots los vuelve excelentes integrantes de cualquier equipo de trabajo. Y su capacidad de aprendizaje, de la mano de la fuerte inversión que se ha hecho en el rubro de la inteligencia artificial, hace de esta herramienta una atractiva opción para empresas e instituciones de todos los tamaños.