Worky: Ser un buen jefe es sinónimo de productividad

– Worky es una plataforma que gestiona y automatiza los procesos de Recursos Humanos para mejorar y eficientar esta área.

– Las personas al frente de un equipo de trabajo deben saber ser solidarios y empáticos con su personal.

– Un buen líder sabe las fortalezas y debilidades de todos sus trabajadores para diversificar el trabajo según las facultades de cada integrante.

Una empresa vive gracias al engranaje del que forman parte todos los empleados de todos los niveles, sin embargo, como todo engranaje, necesita estar bien aceitado para funcionar correctamente y sin contratiempos; para que esto suceda, es fundamental tener un “buen jefe” en las áreas clave. Parte del trabajo clave del área de Recursos Humanos es buscar que los mandos tengan las habilidades inherentes a su puesto, como buena comunicación, responsabilidad y empatía: sin embargo, hay otras aptitudes que son fundamentales para que los líderes lleven a su equipo a alcanzar las metas y, con esto, eleven la productividad de la empresa. Por lo cual, Worky.mx, plataforma de Recursos Humanos, recomienda tener buenas prácticas como líder o jefe de una comunidad de trabajo. Pero, ¿qué es un “buen jefe” y por qué es importante?

Los mandos medios de la organización o empresa son aquellos que liderarán al equipo para sacar el máximo rendimiento y obtener los mejores resultados. Sin embargo, esto no siempre depende de los conocimientos o habilidades que haya adquirido a través de la experiencia, en gran medida, tener un equipo eficaz depende de poner al frente a una persona que conozca sus fortalezas pero que también reconozca sus debilidades y, sobre todo, que sepa escuchar a todo el que le rodea, ya sean subordinados, superiores o compañeros. Así, las acciones irán encaminadas a estimular las fortalezas del equipo y solventar las debilidades que puedan existir.

Tener al frente de un equipo de trabajo a un experto en presionar a los empleados hasta el límite y en exigir sin medida, que descuida las necesidades de los profesionales a su cargo y, además, tiene un trato irrespetuoso, puede tener consecuencias perjudicial para la empresa, pues los trabajadores no tendrán pasión ni pondrán demasiado esfuerzo en lo que hacen, como tampoco darán un extra si es requerido.

¿Cómo tener un buen jefe?

Para evitar la proliferación de malos gestores, Robert I. Sutton, autor del libro “Buen jefe, mal jefe”, propone a toda persona que tenga un grupo de profesionales a su cargo que responda al siguiente cuestionario:

• ¿Qué sorprende más a mis subordinados de mis actos y estados de ánimo?
• ¿Qué opino de mi propia competencia y compasión?
• ¿Cómo reacciona mi equipo a las grandes y pequeñas cosas que hago?
• ¿Querrían trabajar de nuevo conmigo?
• ¿Soy consciente de lo que significa trabajar para mí?

Tener respuestas honestas será el primer paso para tener una gestión apropiada, pues ser logrará ver si se consiguen los puntos necesarios para:

1, Diversidad: se trata de rodearte de personas que piensen diferente a ti, escucharlas y tener claro que, al hacerlo, mejoran las decisiones brindando puntos de vista diferentes.

2, Dar: liderar un grupo es todo menos recibir, pues serás una inyección de compromiso para lograr que todos los miembros cumplan sus metas.

3. Disciplina: en todos los trabajos hay “bomberazos”, esas emergencias que hay que resolver y generan estrés y tensión, pero que son un reto que al final, bien aprovechado, provocan crecimiento. Sin embargo, tener fuegos que apagar un día sí y al otro también, habla de una gestión desordenada que quema al equipo y no les enseña a tener resultados a través de un plan de trabajo bien establecido y ejecutado.

4. Gratitud: el reconocimiento es el mejor y más importante ingrediente de la productividad, nada desmotiva más a un empleado que un trabajo bien hecho que pasa desapercibido o, lo que es peor, que le es atribuido a alguien más. Un buen jefe siempre reconoce y agradece los buenos resultados ante su equipo y ante los superiores.

5. Fomentar el desarrollo: pocas cosas hablan de un buen jefe como hacer crecer al otro. Tener una buena gestión como líder va mucho más allá de dar órdenes y hacerlas cumplir, incluye también buscar el desarrollo de todos los miembros del equipo enseñándoles y consiguiendo vías de crecimiento para ellos.

Con la plataforma Worky se agiliza el área de Recursos Humanos, para que el gerente pueda dedicarse a encontrar a las personas mejor calificadas para ejercer los puestos de mando en cualquier empresa.

Worky es una plataforma de RH para las necesidades de la PyME mexicana. Como tu, hemos padecido dificultades en cultura organizacional y procesos de RH. Por eso ideamos la mejor solución para ti: intuitiva y accesible. Buscamos empoderar a la dirección en la toma de decisiones y de agregar valor al área de Capital Humano.
Más información en: www.worky.mx

Deja un comentario