Utilizando vehículos autónomos para hacer que los caminos sean más seguros hoy

Las tecnologías desarrolladas para vehículos totalmente autónomos pueden mejorar los sistemas avanzados de asistencia al conductor, que ya se están usando ampliamente
Por el profesor Amnon Shashua
La seguridad siempre ha sido la estrella que nos guía. La consideramos como un imperativo moral para perseguir un futuro con vehículos autónomos (VA), pero no esperamos a que llegue cuando ya contamos con la tecnología para ayudar a salvar más vidas en la actualidad.
Esencialmente, creemos también que todo lo que hacemos debe escalar y continuamente buscamos las mejores formas para hacer que nuestra tecnología corresponda con las necesidades del mercado. Basados en la idea de que podríamos usar la tecnología de visión por computadora para ayudar a salvar vidas en el camino, Mobileye, empresa de Intel, se convirtió en pionero en los sistemas avanzados de asistencia al conductor (ADAS, por sus siglas en inglés). Estas capacidades ahora están escalando para convertirse en los componentes básicos de un vehículo totalmente autónomo.
Más: Intel en la feria tecnológica CES 2019 | Conducción Autónoma en Intel | Noticias de Mobileye
También sucede lo mismo a la inversa. Las nuevas tecnologías desarrolladas específicamente para los vehículos autónomos están permitiendo una mayor escala de sistemas avanzados de asistencia al conductor, brindando un nuevo nivel de seguridad en el camino.
La tecnología de los vehículos autónomos lleva a los sistemas ADAS al siguiente nivel
Existen cinco niveles comúnmente aceptados de autonomía vehicular. (Cero es sin autonomía.) Los sistemas ADAS caen en los niveles 1 y 2, mientras que los niveles 3 a 5 son grados de autonomía que oscila de la autonomía en ciertas circunstancias a la autonomía total sin intervención humana.
Aun cuando hoy pueden comprarse automóviles de nivel 1 y 2, siguen en desarrollo automóviles con diversos grados de autonomía. Sabemos que los automóviles sin conductor son técnicamente posibles. Pero, el verdadero reto para sacarlos del laboratorio y llevarlos a los caminos, radica en responder preguntas más complejas, como las relativas a la garantía de la seguridad y la aceptación social. Con ese fin, hemos estado innovando con respecto a los facilitadores más complejos de la tecnología de vehículos autónomos, como son la cartografía y la seguridad.
Esta envolvente tecnológica que diseñamos alrededor de los vehículos autónomos llevará a los sistemas ADAS a otro nivel.
En Mobileye, desarrollamos la tecnología Road Experience Management™ (REM™, por sus siglas en inglés) para obtener de diferentes fuentes los mapas necesarios para los vehículos autónomos – lo que llamamos el Roadbook™ global. Ahora estamos aprovechando esos mapas para mejorar la precisión de las funciones de los sistemas ADAS. Un ejemplo de ello es el trabajo que Volkswagen y Mobileye continúan realizando en su labor por materializar una propuesta L2+, combinando las tecnologías de la cámara delantera y de Roadbook, y aprovechando el activo de recolección de datos previamente anunciado. La actividad de desarrollo continua está apuntando hacia un amplio producto L2+ de envolvente operativa, que aborda el lanzamiento masivo en el mercado.

El profesor Amnon Shashua, vicepresidente senior de Intel y director general de Mobileye, habló el martes 8 de enero de 2019, durante una presentación en CES 2019. Mobileye, compañía de Intel, diseña un software de visión por computadora para alimentar los sistemas avanzados de asistencia al conductor y la tecnología de vehículos autónomos. La compañía muestra su tecnología en la feria CES 2019, que se celebra del 8 al 11 de enero en Las Vegas. (Crédito: Walden Kirsh/Intel Corporation)

También desarrollamos el modelo matemático de seguridad sensible a la responsabilidad (RSS, por sus siglas en inglés), tecnológicamente neutro, para una toma de decisiones más segura de los vehículos autónomos, que está ganando terreno, ya que tanto la industria como los gobiernos anunciaron planes para adoptar el modelo RSS para sus programas de vehículos autónomos y ayudarnos a trabajar hacia el desarrollo de una norma industrial para la seguridad de los vehículos autónomos. Por ejemplo, China ITS Alliance – el organismo normativo que pertenece al Ministerio de Transporte de China – aprobó una propuesta para usar la tecnología RSS como marco para su próxima norma de seguridad de vehículos autónomos; Valeo adoptó el sistema RSS para su programa de vehículos autónomos y convino en colaborar en las normas industriales, y Baidu anunció una exitosa implementación de fuente abierta del modelo RSS en el Proyecto Apollo.
Hoy estamos regresando la tecnología RSS a nuestro laboratorio de sistemas ADAS y proponiendo su uso como aumento proactivo del frenado de emergencia automático (AEB). Lo llamamos frenado preventivo automático (APB). Usando fórmulas para determinar el momento en el que el vehículo entra en una situación peligrosa, el sistema APB ayudaría a que el vehículo regresara a una posición más segura aplicando un frenado suave, apenas perceptible, de manera preventiva, en lugar de frenar de repente para evitar una colisión.
Creemos que si el sistema APB se instalara en cada vehículo que utiliza una cámara asequible que mira hacia el frente, esta tecnología podría eliminar una proporción sustancial de choques de adelante hacia atrás, debidos a una toma de decisiones equivocada. Si además le agregamos a la ecuación el sensor del entorno de la cámara y el mapa, de manera que el frenado preventivo pueda aplicarse en más situaciones, podemos esperar eliminar casi todas las colisiones de esta índole.
Creemos que las tecnologías de prevención como el sistema APB tienen la llave para alcanzar la “Visión Cero”, y esperamos que la adopción ubicua podría dar como resultado casi cero muertes y lesiones por accidentes de tráfico derivados de una mala toma de decisiones durante la conducción. Lo anterior estaría separado de las demás herramientas del kit de Visión Cero, ya que residiría en el automóvil y no en la infraestructura circundante. En lugar de insertar obstáculos que interfieran con el flujo de tráfico – como topes o límites reducidos de velocidad – el sistema APB ajustaría proactivamente la velocidad del vehículo para mantener la seguridad solo cuando fuera necesario, con lo que mejoraría la seguridad sin sacrificar el flujo de tráfico.
Más allá del vehículo autónomo
Además de los efectos indirectos de la tecnología de vehículos autónomos en los sistemas ADAS, estamos descubriendo aplicaciones completamente nuevas y fuentes de ingresos que van más allá del vehículo.
Un buen ejemplo es nuestra nueva sociedad con Ordnance Survey, una de las agencias cartográficas más sofisticadas del mundo. Al equipar las flotillas de los servicios públicos con nuestro sistema de acondicionamiento Mobileye 8 Connect™, no solo ofreceremos a esas compañías de servicios públicos un mapa del Reino Unido para los vehículos autónomos, sino también nuestro primer producto de servicios de datos. Imaginen si, en lugar de tener que sufrir molestias burocráticas durante meses sin fin y basarnos en información imprecisa, para poder perforar un simple agujero en el piso, el proceso fuera rápido, ya que mediante el uso de nuestros datos REM, fácilmente podrían representar en un mapa los activos subterráneos en los puntos de referencia correspondientes sobre el suelo. Este ejemplo sugiere una increíble promesa de una serie completamente nueva de usos para la tecnología que estamos desarrollando para los vehículos autónomos, y ayuda a cumplir la promesa de la ciudad inteligente.
El vehículo autónomo es nuestro proyecto colectivo extremadamente ambicioso
Se llevará algo de tiempo antes de que los vehículos autónomos cumplan la promesa de ayudar a salvar vidas. Mientras tanto, nuestra tecnología de sistemas ADAS está obteniendo un gran reconocimiento de las agencias de calificación de seguridad más importantes del mundo, ya que reconocen el poder de salvar vidas de los sistemas de seguridad activos basados en cámaras. En 2018, 16 modelos recibieron una calificación de seguridad de cinco estrellas de EuroNCAP – 12 de ellos contienen la tecnología de prevención de colisiones Mobileye.
Gran parte de esta tecnología está poniendo los cimientos de nuestro futuro autónomo y constituirá la base de la primeras ofertas de movilidad autónoma como servicio, incluyendo en China con el servicios de autobuses Beijing Bus y en Israel con la sociedad entre el Grupo Volkswagen, Champion Motors y Mobileye.
Mientras tanto, nuestro negocio de los sistemas ADAS continúa creciendo e incluye un convenio con Great Wall Motor Company, para ofrecer automóviles con sistema ADAS alimentados con Mobileye en el mercado fuera de China. Lo anterior marca la culminación de un año en el que obtuvimos 28 nuevos productos incorporados por 24 fabricantes de equipo original (OEM) y ocho compañías de primer nivel; 20 lanzamientos de programas con 78 modelos de vehículos de 16 fabricantes de equipo original y cinco compañías de primer nivel – 56 de esos modelos con funcionalidades avanzadas.
Tenemos una obligación moral de introducir la mayoría de los beneficios de seguridad de los sistemas ADAS que podamos. Lo anterior significa trabajar con todos los que creen en Visión Cero para adoptar el poder que salva vidas de ADAS en toda la gama: del reacondicionamiento a la incorporación, y del nivel 1 al nivel 3, así como moverse rápidamente para definir las normas de seguridad para los vehículos autónomos. Las vidas humanas están en juego, por lo que Mobileye e Intel continuarán siguiendo a la estrella de la seguridad.
El profesor Amnon Shashua es vicepresidente senior de Intel y presidente y director general de Mobileye, compañía de Intel.
Declaraciones a futuro
Las declaraciones de este resumen noticioso que se refieren a planes futuros y expectativas, inclusive con respecto a los productos futuros de Intel y la disponibilidad y los beneficios esperados de esos productos, son declaraciones a futuro que implican varios riesgos e incertidumbres. Palabras como “anticipa,” “espera,” “pretende,” “planea,” “se propone,” “cree,” “busca,” “estima,” “continúa,” “puede,” “hará,” “haría,” “debería,” “podría” y variaciones de esas palabras y expresiones similares tienen el propósito de identificar esas declaraciones a futuro. Las declaraciones que se refieren o se basan en estimaciones, pronósticos, proyecciones, acontecimientos inciertos o suposiciones, incluyendo declaraciones relativas al mercado total disponible (TAM) u oportunidad de mercado y tendencias anticipadas en nuestros negocios o los mercados concernientes a ellos, también identifican declaraciones a futuro. Esas declaraciones se basan en las expectativas actuales de la compañía e implican muchos riesgos e incertidumbres que podrían hacer que los resultados reales difieran sustancialmente de los expresados o implícitos en estas declaraciones a futuro. Factores importantes que podrían hacer que los resultados reales difirieran sustancialmente de las expectativas de la compañía se establecen en el comunicado de prensa de ganancias de Intel de fecha 25 de octubre de 2018, que se incluye como anexo de la forma 8-K de Intel proporcionada a la Comisión de Valores y Cambios de Estados Unidos (SEC) en esa fecha. Se incluye información adicional relativa a estos y otros factores que podrían afectar los resultados de Intel en los documentos de Intel presentados a la SEC, inclusive los informes más recientes de la compañía en las formas 10-K y 10-Q. Se pueden obtener copias de los informes de Intel en las formas 10-K, 10-Q y 8-K visitando nuestro sitio de Internet de Relaciones con los Inversionistas en www.intc.com o en el sitio de Internet de la SEC en www.sec.gov.

Deja un comentario