Las 5 “íes” del liderazgo femenino

Sin duda, el liderazgo es una de las habilidades fundamentales que garantiza nuestro éxito en el mundo de los negocios, y como mujeres, siempre nos hemos visto en la obligación de respaldar cada uno de nuestros logros a través de un fuerte compromiso laboral.

Sin embargo, ser una mujer trabajadora no es la única cualidad que necesitamos para sobresalir en un ambiente altamente competitivo, también debemos destacar por la forma en que enfrentamos los retos que se nos presentan diariamente en nuestra vida profesional y personal, sin perder de vista nuestras prioridades. Esta es una de las habilidades más fuertes que tenemos, lograr las metas estratégicas, sin dejar de evolucionar en ningún aspecto de nuestro desarrollo personal.

Para no perder el foco y reforzar nuestro empoderamiento femenino en el ámbito laboral, SAS Woman Program ha desarrollado un modelo de liderazgo cimentado en valores, conocido como las “Cinco íes”:

Inteligencia: Definitivamente los equipos de trabajo equilibrados sacan el mejor provecho de las capacidades de todos sus integrantes. Las mujeres tenemos el don de la persuasión, la asertividad y la inteligencia emocional. Debemos tener la seguridad de este potencial y fusionarlo con nuestras habilidades interpersonales como la empatía, la flexibilidad y la sociabilidad para alcanzar resultados de mayor impacto.

Innovación: Una de las maneras en que las empresas alcanzan sus objetivos de una forma más rápida y eficaz, es el éxito de combinar la pasión con la capacidad de gestionar eficientemente. Este es el resultado de la innovación con la que las mujeres asumimos nuestros desafíos empresariales, en donde logramos resaltar en un entorno multidisciplinario, alcanzar la meta propuesta sin sacrificar nuestra creatividad.

Igualdad: ¿Quién dijo que a las mujeres no nos gusta competir? Claro que nos gusta, siempre y cuando este espacio no esté basado en una pelea de hombres contra mujeres. El éxito de una compañía, organización y/o familia, depende de la combinación de los talentos de todos los integrantes, bajo la lógica de que todos compartimos un objetivo, y que, si unimos nuestro compromiso, todo avanzará con armonía.

Instrucción: Para sacar el mayor provecho de nuestro potencial, es claro que debemos estar nutriendo nuestro conocimiento constantemente, así estaremos preparadas, capacitadas y continuaremos aumentando nuestro estándar de competitividad, elevando nuestra calidad de resultados.

Intuición: Este es nuestro sexto sentido, es la habilidad natural que tenemos para anticiparnos a los sucesos, debemos confiar y dirigir nuestra intuición al mundo de los negocios para resguardar el éxito de nuestros proyectos y potencializarlos.

Cuando estas cinco condiciones se cumplen, se manifiesta el liderazgo de la mujer en su máxima expresión, y todas las organizaciones que cuentan con mujeres empoderadas en su organigrama, podrán disfrutar de cambios y aportes positivos, como lo es un ambiente armonioso, sano y entornos de trabajo más solidarios y asertivos.

Por Gloria Cabero, Directora de Marketing, SAS México.

Deja un comentario