Cómo ser un consumidor inteligente y no ser víctima de compras impulsivas en la temporada decembrina

Es diciembre, para los retailers la última oportunidad del año de ofrecer promociones o descuentos en la compra de productos o servicios, ya sea en sus tiendas físicas o a través de sus plataformas en línea. Asimismo, para los consumidores, es una nueva oportunidad de encontrar o adquirir productos y servicios con atractivos descuentos, en ocasiones, sin salir de casa.
A medida que aumenta la popularidad de los días de grandes ofertas, también crece el interés de los actores del retail por implementar una estrategia omnicanal exitosa y no quedarse fuera de la competencia. Y si hablamos del catálogo, la cantidad de categorías para comprar también va en alza, intensificando ese impulso del “es ahora o nunca”.
¿Cómo dejarse seducir por lo que parece una buena rebaja sin caer en una compra impulsiva de la que me puedo arrepentir?, ¿puedo ser un consumidor inteligente o smart shopper? Napse, la empresa especializada en soluciones de automatización comercial más grande de América Latina, comparte algunos consejos para comprar bien y de forma inteligente durante la temporada decembrina.
¿Es realmente un buen descuento?
Comprar pensando que fue una súper oportunidad de oferta y después darse cuenta de que no lo fue, puede ser un momento muy ingrato. La promesa de cierto porcentaje de descuento no es necesariamente la garantía de una buena compra.
Carlos Anino, CEO de Napse, explica que “existen páginas y desarrollos que ayudan a verificar y comparar precios originales versus las ofertas. Un buen consejo es confirmar si se trata de un descuento poco real o inflado”.
¿Sólo en ese comercio electrónico encuentro ese producto?
Es probable que sí, pero muchas veces ese mismo producto puede estar en otra tienda, incluso con mayor descuento.
“Hay que olvidarse de la frase ‘es ahora o nunca’. Antes de comprar, un smart shopper sabe que es importante comprobar que ese producto sólo está disponible en un sitio en particular y que no está en otro con un precio más barato. Las negociaciones comerciales no aseguran que los valores sean siempre los mismos en los lugares en donde se pueden adquirir”, dice Anino.
Me gustaría recogerlo en tienda, ¿me da la opción de hacerlo para ahorrar en el envío?
Contar con la tienda física y la posibilidad de utilizarla como punto de retiro puede traer la ventaja de generar nuevo tráfico, cross selling y venta de servicios.
El CEO de Napse comenta que “los clientes cada vez caminan menos, pero compran más; entonces, ofrecer una relación omnicanal pronto será una necesidad. Existe una estrategia llamada BOPIS (por sus siglas en inglés) –compra en línea y recoge en tienda– que se está convirtiendo en tendencia en todos los mercados. Esta modalidad no sólo genera ahorro al no pagar el envío, sino también para los comercios
electrónicos reduce costos, beneficia la gestión de inventario e incrementa las ventas ya que los clientes podrían adquirir más productos al visitar la tienda”.
Si tengo algún problema con mi compra, ¿existe un número o correo de contacto con el área de Servicio al Cliente?
No es agradable cuando una compra no es lo que esperábamos: el producto llega con defectos o a los pocos días, falla. Sin embargo, la frustración es aún mayor cuando en la página de compra no hay ningún número de contacto para hablar con el área de Servicio al Cliente para saber qué hacer para cambiar o devolver el producto.
“Es importante que el vitrineo online también incluya verificar, por ejemplo, que en la página exista un número telefónico o un correo electrónico de servicio al cliente en caso de necesitar ayuda. Aunque suene un consejo básico, muy pocas personas verifican esa información y al momento de necesitarla, es cuando se dan cuenta de su importancia”, comenta Anino.
El artículo 76 BIS de la Ley Federal de Protección al Consumidor que aplica a las relaciones entre proveedores y consumidores en las transacciones efectuadas a través del uso de medios electrónicos, ópticos o de cualquier otra tecnología, menciona que “el proveedor deberá proporcionar al consumidor, antes de celebrar la transacción, su domicilio físico, números telefónicos y demás medios a los que pueda acudir el propio consumidor para presentarle sus reclamaciones o solicitarle aclaraciones”.
Se ve muy bonito en una foto, cuando esté mis manos, ¿se verá igual?
La diversidad de productos que alguien puede comprar en esta temporada es cada vez más amplia; hoy alguien puede comprar desde un artículo pequeño, hasta autos.
¿Has visto ese meme de expectativas versus realidad? Evita que eso te pase a ti.
El experto de Napse sostiene que “sin duda pagar una importante suma de dinero y no recibir lo que uno esperaba, puede ser más que frustrante. Sin embargo, independiente del costo, un comprador inteligente no se arriesgará a recibir un producto de mala calidad confiando sólo en la foto publicada. Muchas veces esos mismos productos que se ofrecen en las tiendas en línea también están disponibles en tiendas físicas, un buen consejo es hacer el ejercicio anticipado sobre qué podría comprar durante ese evento de súper ventas y buscar cómo verlo antes”.

Deja un comentario