Hace unas semanas, GoPro encontró un post en el Facebook de Corey Tyler. Después de ver los videos de una GoPro que encontró mientras pescaba, decidió subirlos a Facebook y así pudo regresar la cámara a su dueño original. Esta historia nos dejó pensando: a través de los años, han habido diversas historias de cámaras GoPro que han sido perdidas y encontradas. Y después de la exitosa acción de Corey, pensamos en reunir y compartirte nuestras historias favoritas.

 Como un cerdo en el lodo

Nuestra primera historia es muy divertida. En 2013, una GoPro cayó accidentalmente desde una avioneta, justo cuando los pasajeros estaban preparándose para saltar. Después de caer desde el cielo, la cámara aterrizó, sorpresivamente, en el chiquero de un cerdo. Por 8 meses, la cámara estuvo ahí, en el chiquero, hasta que el propietario de la granja la encontró y subió el video a YouTube. Con 22 millones de visitas, este video certifica esta historia vial de “perdido y encontrado”.

 

Determinado a dar el salto

Nuestra siguiente historia es única, como el esquiador Axel Peterson, quien encontró su cámara tres años después de haberla perdido. Cuando saltó de un risco cerca del Parque Nacional Yellowstone en el invierno de 2013, la cámara de Peterson se cayó cuando él aterrizó. Para hacerlo sentir un poco peor, tenía un video de un segundo ángulo que fue grabado por un amigo suyo, sin embargo, había perdido la Vista en Primera Persona de su salto junto con su GoPro. Con más determinación que nunca, regresó tres años después al mismo lugar y… ¡encontró su GoPro! Finalmente, unió los videos, los cuales hablan por sí mismos.

 

“La entrega” – Historia de una GoPro

La entrega” no es, técnicamente, una historia de una GoPro perdida, pero amamos la forma en la que el creador usó la idea para inspirarse. A diferencia de la mayoría de las personas que primero que se dirigirían al área de “lost & found” a entregar una cámara si la encuentran, este grupo primero grabó algunos clips de sus aventuras con esta GoPro y los editaron antes de entregar la cámara al área correspondiente.

El Gran Cañón desde la estratósfera.

Esta historia lleva los relatos de “perdido y encontrado” a nuevos niveles. En 2013, un grupo de estudiantes de Stanford puso una GoPro en un globo aerostático y lo soltaron cerca del Gran Cañón. El equipo incluía una HERO3, un teléfono celular y un rastreador GPS. El teléfono en el globo enviaría un mensaje de texto con la ubicación de la cámara después de regresar a tierra, pero hubo un pequeño problema… nunca lo envió. El equipo se imaginó que la cámara y sus valiosas imágenes se habían perdido, hasta que recibieron una llamada dos años después. Su globo y el equipamiento habían sido encontrados en El Gran Cañón por un escalador, quien trabajaba para una compañía telefónica. Una vez que les entregaron su cámara, el equipo descargó las imágenes y se sorprendieron con lo que encontraron.

GoPro perdida quiere volver a casa.

Nuestra siguiente historia viene desde el Breckenridge Ski Resort, donde una GoPro “despertó” después de la llegada de la primavera. A través de un creativo video hecho por personal del hotel, se puede ver a la GoPro que pasea por una montaña, explora el pueblo, toma una cerveza, y busca a sus dueños en esta dulce y triste historia. Chécalo y descubre si encuentra a sus propietarios.

 La cámara de la familia

La última historia que te contaremos te dejará una cálida sensación en el corazón. En un día de verano en Minnesota, Kyle Puelston estaba saltando desde un pequeño risco con su familia cuando el arnés para la cabeza (head strap) se rompió y su GoPro cayó al agua. Después de 30 minutos de búsqueda, Puelston se dio cuenta que su cámara se había perdido.

Un año más tarde, Chris Flores y su hermano estaban haciendo snorkeling en la misma área donde Puelston perdió su cámara. Ellos encontraron una gran variedad de artículos en su excursión, incluyendo la GoPro de Kyle. Primero, Chris quedó en shock – por un lado, ahora tenía una cámara para grabar sus aventuras, pero cuando empezó a ver los archivos de la cámara, descubrió los recuerdos de la familia Puelston. Chris conoce bien la importancia de los recuerdos, ya que un año antes casi pierde a su hija de 4 meses de edad por un ataque cardiaco. Entonces, Flores sintió que la cámara tenía que regresar a sus dueños originales.

Haciendo una búsqueda en los archivos de la cámara, Flores encontró un clip de un ejercicio de entrenamiento de la policía. En uno de esos videos observó el logo del Equipo S.W.A.T de Chicago en el brazo de uno de los oficiales, lo cual le permitió encontrar a los Puelston y eventualmente, devolverles sus “recuerdos”. Como una muestra de agradecimiento, los Puelston dejaron que Flores se quedara con la cámara para seguir creando bellos recuerdos con su hija. Su historia es un “toque” al corazón.

 

¿Conoces a alguno de ellos?

No podemos imaginar todas las increíbles historias que están esperando a ser encontradas. En un mundo ideal, cada cámara perdida debería encontrar a su dueño. Normalmente, GoPro no busca reunir cámaras perdidas con sus dueños, ya que la comunidad ha hecho un gran trabajo por si misma a través de las redes sociales. Sin embargo, te vamos a contar que hace unos días, un colaborador de GoPro encontró una HERO4 Silver cerca de Torrey Pines Gliderport, en San Diego, California. Echamos un vistazo al contenido de la tarjeta SD y encontramos algunas fotos geniales. ¿Reconoces a alguien en estas fotos? Si es así, contáctanos y ayúdanos a encontrarlos.