Se acuerdan de los lejanos y oscuros años noventas, ok, ok, ok, no son tan lejanos y no son tan oscuros, estaba exagerando solo un poco, y una especie de luz mágica baña esa década en la que los CD´s, la música, los programas de televisión, la ropa y el internet cambiaron la forma en la que entendemos el mundo. Entonces, así que se diga era el oscurantismo digital, pues la verdad no, sin embargo en esos años teníamos los ojos cerrados a muchas cosas, principalmente cuando se habla de temas de seguridad.

Así que si bien el mundo cambió en los años noventas con la explosión digital, estábamos a oscuras cuando se hablaba de seguridad, de vinculación y de saber al máximo la cantidad de información que podíamos tener. De tal manera que era muy, pero muy común que alguien hackeara tu correo o alguna de tus cuentas, que en ese tiempo solo podía ser un email o el banco y ni cuenta te dabas y era solo cuando tenías que hacer conteo de daños que te dabas cuenta que te habían hackeado tu contraseña “123456”.

Ahora, definitivo era tu culpa que te hackearan con contraseñas de ese tipo o el nombre de tu perro o tu fecha de cumpleaños, de hecho, era como una invitación a que cualquiera accediera a tu vida, viera tus correos, se enterará de información privilegiada, mandará emails a tu nombre o se conectará a tu messenger para molestar personas.

Digo, si tu contraseña era tu cumple, básicamente era tu culpa, y por tu culpa, es que ahora las contraseñas o mejor dicho asignar una contraseña es más difícil que graduarte de un posgrado, mmmm, bueno casi.

Pero ahora las cosas han cambiado y si bien, todavía hay plataformas que te permiten poner de password la palabra “password” o “123456” o algo así de fácil, en la actualidad la vinculación que tienen nuestras cuentas personales con nosotros es sorprendente.

De hecho, no importa lo fácil y estúpida que sea tu contraseña, cuando vinculas tu cuenta de correo electrónico, de banco, de alguna red social, tu cuenta YouTube o lo que sea, cuando hay actividad sospecha en cualquiera de esas plataformas, ahora te avisan, de tal manera que ser hackeado se hace más dificil, por aquello de que además te avisan, el envio de un codigo a tu celular hace que la complejidad para que alguien usurpe tus cuentas o las hackee es más dificil.

Aunque no hay que olvidar que es difícil, pero no imposible, sin embargo una de las ventajas de este momento, es que las notificaciones de actividad inusual en tu correo, ahora es más fácil proteger tu privacidad y tus cuentas.

Actividad inusual en tu correo

actividad inusual