WeWork México anuncia que abre la torre más grande de la empresa en Latinoamérica

WeWork celebra la apertura de su séptimo y octavo edificio en la Ciudad de México, junto con la reinauguración de WeWork Montes Urales como la torre más grande de la empresa en la región latinoamericana.

Hace 16 meses, WeWork abrió su primer edificio en la Ciudad de México con un lleno total antes de su apertura, introduciendo a nuestro país un innovador concepto de trabajo colaborativo con la implementación de un networking para ayudar a las personas a iniciar y crecer sus negocios. A poco más de un año de este suceso, WeWork abre a partir de marzo de este año una séptima y octava ubicación en la capital e inaugura la torre más grande de los edificios de WeWork en Latinoamérica.

WeWork Arcos Bosques y WeWork Artz Pedregal serán los dos nuevos espacios de la empresa en México. Estas locaciones fueron elegidas con el fin de dar acceso a dos comunidades high end de la ciudad a su plataforma de espacios físicos y virtuales que promueven el networking entre más de 180,000 miembros en el mundo.

WeWork Arcos Bosques contará con cinco pisos y cupo para 800 miembros. La altura del espacio permitirá tener una vista de 360 grados a la Ciudad de México. Por otra parte, WeWork Artz Pedregal contará con un cuarto de maternidad, un salón de clases con cupo para 30 personas, y una terraza. Además, habrá un cuarto de ideas con pizarrones a manera de paredes para sesiones de brainstorming grupal; y un wellness room, un salón donde los miembros podrán tomar clases de meditación, yoga, cycling, entre otras disciplinas de ejercicio.

Por otra parte, la sede en Montes Urales que, hasta hace unos meses comprendía tan solo unos pisos del inmueble donde se ubica, se convertirá totalmente para ser la torre de WeWork más grande en la región latinoamericana.

WeWork busca que a través de sus plataformas, las personas se sientan realizadas tanto profesional como personalmente. Es por ello, que además de ofrecer espacios de trabajo aptos para distintas necesidades, cuentan con atractivas áreas comunes y recreativas, y también con lugares de estacionamiento para bicicletas, promoviendo cada vez más el uso de medios de transporte alternativos para ir al trabajo.

Quienes han entrado a un espacio WeWork, se han percatado de por qué el concepto funciona, ya que logra adaptarse a las necesidades de distintos tipos de industrias. Dentro de los espacios es posible hacer networking con freelancers, que hacen uso de las distintas áreas comunes; con startups y empresas chicas y medianas, que utilizan oficinas privadas según sus necesidades de espacio y distribución; y grandes corporativos cuyos empleados trabajan en uno o más pisos.

El éxito de las plataformas WeWork ha permitido que su red en México crezca y continúe expandiéndose. Actualmente, hay más de 9 mil miembros en el país con la promesa de sumar más personas con las próximas aperturas.

Las aperturas en Bosques de las Lomas y Jardines del Pedregal, junto con la reapertura de WeWork Montes Urales como la torre más grande en Latinoamérica, forman parte del proyecto de la empresa de contagiar una nueva forma de trabajar, una en la que las personas se esfuerzan para sentirse realizadas, y no solo para ganarse la vida. Esta misión continúa en expansión y hoy cuenta con más de 207 edificios en 65 ciudades del mundo.

Deja un comentario