Tras la adaptación laboral y operativa durante el 2020,¿Qué hace falta?

Es tiempo de reflexionar si las acciones que las empresas y entidades económicas llevaron a cabo para continuar con sus actividades productivas fueron adecuadas, pero sobre todo, para analizar qué es lo que les hace falta para lograr cubrir todas sus necesidades, de manera eficiente.

Las empresas tuvieron que reaccionar con extrema velocidad al adoptar la tecnología que les permitió continuar con sus operaciones, sin embargo, algunas de estas aumentaron su infraestructura de manera desorganizada por contar con un presupuesto limitado, para lograr resolver sus necesidades más urgentes; mientras que a otras, aún les falta optimizar sus estrategias.

Conectividad remota y trabajo híbrido:

Está comprobado que no todas las personas son candidatas para trabajar tiempo completo desde sus casas, debido a que muchas actividades laborales no lo permiten, tienen muchas distracciones en el hogar y/o no cuentan con la tecnología adecuada.

Por ello se espera que las empresas implementen esquemas de trabajo híbrido, y para ello es necesario que aumenten su red privada virtual VPN para generar la conectividad remota de sus empleados y que adopten infraestructura de seguridad que les permita resguardar su valiosa información.

Además, el esquema de trabajo en casa provocado por el actual confinamiento, requiere que las empresas implementen en sus centros de datos o servidores, dispositivos que se puedan controlar a distancia, ya sean PDU’s, UPS´s, KVM´s y Servidores de Consola de Comunicación administrables y controlables, a fin de que los administradores puedan   responder a distancia y de manera inmediata, ante cualquier contingencia que pudiera afectar la continuidad de operación.

Centros de Datos y Fintech (Financial Technology):

Muchas empresas aumentaron de manera desordenada su infraestructura tecnológica para cubrir sus necesidades actuales de conectividad remota, comercio electrónico y/o transacciones financieras, lo que podría generar ineficiencias en sus sistemas eléctricos y de enfriamiento, por ello, es necesario que generen un análisis para dimensionar el estado actual de sus centros de datos.

De la misma manera, los proveedores de la nube también aumentaron sus requerimientos tecnológicos al implementar mayores anchos de banda y más servidores, entre otros, para cubrir la demanda actual, por lo que requieren analizar las necesidades actuales de protección, respaldo y redundancia de energía, enfriamiento y un cableado de red que les permita soportar mayores velocidades de transferencias de datos.

IoT:

Los sensores que se vincularán a servicios que utilizan inteligencia artificial y análisis para recopilar y analizar datos para comprender cómo las personas interactúan con la tecnología y entre sí, son esenciales para evitar el contacto innecesario del personal durante la pandemia. Durante la transición al reingreso, estos proporcionarán información sobre los hábitos y actividades de cada trabajador para crear horarios de trabajo más inteligentes y garantizar que los espacios laborales y recursos tecnológicos de la empresa se difundan de manera responsable. 

Edge Computing:

El internet ha sido un pilar fundamental para continuar con las actividades productivas en esta nueva normalidad, y aunque los carriers de telecomunicaciones han hecho mucho por mejorar su servicio ante la actual y extrema demanda, una estrategia importante sería instalar MCD por zonas para generar edge computing que les permita aumentar la velocidad y calidad de la transferencia de voz y datos que proporcionan.

De la misma manera, instalar edge en cada porción de territorio permitiría a las sucursales de las empresas comercializadoras y financieras, compartir la conectividad que les permita ofrecer inventarios y/o transacciones, en su respectivo caso, en tiempo real, para agilizar sus servicios en línea.

Transformación digital:

Aunque se esperaba que las empresas se transformaran digitalmente en un periodo de 3 a 5 años, la pandemia aceleró este proceso y los obligó a llevarlo a cabo en tan sólo  6 meses. Ello lo vemos reflejado en el trabajo remoto, las transacciones financieras, las clases en línea, comercio electrónico, entre otros.

Sin embargo, muchos negocios están pasando apuros para sobrevivir en las circunstancias actuales y algunos apenas aciertan a reaccionar. Por ello es primordial que adopten las herramientas digitales adecuadas que les permita transformar sus estrategias de negocio para prosperar dentro del nuevo entorno que nos tocó vivir, y aquellas empresas que no logren transformarse digitalmente, difícilmente van a sobrevivir más de 2 años.

Equipos gamers:

Tras el confinamiento provocado por la pandemia, el sector de los videojuegos aumentó la adopción de consolas y computadoras especializadas, entre otros innovadores dispositivos tecnológicos, sin embargo deberán proteger sus equipos con soluciones de protección y respaldo de energía eléctrica para evitar que se dañen por las fallas del suministro eléctrico provocadas por el sobreconsumo de energía eléctrica actual.

Tras este periodo de adaptación para la manera de trabajar, de estudiar, de entretenimiento, de generar reuniones on line y de implementar comercio electrónico, entre otros, los especialistas de Tripp Lite estamos enfocados en analizar y asesorar acerca del estado actual de la infraestructura tecnológica de la casa y del negocio o la empresa, para lograr optimizar las estrategias establecidas para este nuevo año.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.