TOTVS presenta innovadora solución de Recursos Humanos para el trabajo remoto

Carol Clock-In permite a los empleados registrar la entrada y salida en pocos segundos con el uso de un teléfono celular o tableta, sin depender de una conexión a Internet o tener que desplazarse físicamente.

TOTVS, líder en el desarrollo de software de gestión, presenta una solución más de Carol, la plataforma de datos e inteligencia artificial de la compañía, para satisfacer las necesidades del área de Recursos Humanos. La plataforma Carol Clock-In permite a los empleados registrar entradas y salidas mediante reconocimiento facial.

Creada en TOTVS Labs, una unidad de investigación e innovación de la compañía con presencia en los Estados Unidos. La solución Carol Clock-In permite registrar entradas y salidas de los empleados electrónicamente, a partir de una aplicación en el smartphone, utilizando una tecnología de escaneo digital de las caras de los empleados y procesos deep learning, que identifican al empleado en fracciones de segundos, y todo esto sin que el dispositivo esté conectado a Internet.

“La solución se desarrolló en base a una necesidad que, aparentemente, es bastante simple: hacer que los empleados registren entradas y salidas electrónicamente en áreas remotas, esto es muy común con los profesionales de ventas o aquellos que trabajan en el campo, por ejemplo”, dice Vicente Goetten, director de TOTVS Labs.

La herramienta utiliza geolocalización y el registro se puede hacer online y offline, lo cual es ideal para ubicaciones remotas, donde la conexión a Internet es escasa. De esta manera, la marcación de entrada es sincronizada automáticamente tan pronto como el dispositivo se conecte a Internet.

“La inteligencia artificial y el machine learning de Carol permiten que la aplicación funcione cada vez mejor, ya que, con cada reconocimiento realizado, más datos del rostro de cada empleado son recolectados, lo que hace que la aplicación sea más rápida y eficaz”, agrega Goetten.

Carol Clock-In también tiene un sistema antifraude, que puede evitar que el registro se realice desde una foto. La solución funciona completamente en la nube, sin almacenar nada en el teléfono inteligente o tableta que realice el registro. La prueba del registro generado se envía por SMS o correo electrónico, en un archivo con certificado digital, protegido contra posibles modificaciones.

Para garantizar que los registros de entrada no sufran alteraciones manuales, protegiendo las horas de trabajo, Carol Clock-in hace el registro de las informaciones de entrada en blockchain. “Los clientes pueden optar por activar esta funcionalidad adicional que garantiza la inmutabilidad de los datos y facilita la trazabilidad independiente del sistema. El blockchain elegido para eso fue el de Bitcoin, por ser más seguro y de acceso público”, dice Goetten.

Además, la versión permite al empleado tomar una “selfie” y grabar el comienzo y el final de sus actividades, existe la opción de un quiosco Clock-In, un dispositivo fijo en la propia empresa para la marcación de entrada y salida por reconocimiento facial. Este registro también puede llevarse a cabo mediante un código QR, que sirve como una credencial para cada empleado.

Deja un comentario