Internet

¿Tienes problemas de conexión a internet en tu casa?

Mientras más tiempo pasan las personas en casa es más fácil notar ciertos lugares donde la señal del internet es apenas perceptible o simplemente no alcanza a cubrir esa zona del hogar, estas zonas coloquialmente se les conoce como “puntos muertos”. Las principales razones de que existan estos, además de la capacidad de alcance del router, suelen ser paredes, puertas, techos, muebles y múltiples accesorios conectados que reducen la longitud de onda.

Deshacerse de las causas físicas que dificulta la propagación de la señal inalámbrica es difícil porque en muchos casos se requeriría hacer modificaciones que no son posibles a menos que se remodele el edificio. Afortunadamente, hay otra opción mucho más sencilla: un sistema inalámbrico mesh que consiste en un router principal y varios nodos que conforman una red WiFi única con un mismo nombre y una misma contraseña para darle al hogar una cobertura completa de WiFi.

Nexxt Solutions ofrece su sistema Vektor 3600-AC que ofrece hasta 458 metros extra de transmisión de la señal con la integración de cada nodo, lo cual se traduce en un alcance mucho mayor al de un router o amplificador convencional. Extiende además la cobertura de la red al reducir efectivamente los puntos muertos a través de una señal ultrarrápida, estable y segura. Vektor, el sistema modular mesh que pone fin a las zonas sin señal. Con conexiones más fluidas a través de sus 3 nodos, a la par con la configuración de red única es capaz de mantenerte a los dispositivos conectados permanentemente a la señal más intensa, sin demoras ni interferencias de ningún tipo. Además, cuenta gestión desde la aplicación Nexxt Wireless donde los usuarios pueden establecer horarios de conexión, bloqueo de sitios web y control parental en redes para invitados.

El sistema mesh es ideal para toda la casa ya que cuenta con una red completamente integrada capaz de cubrir cada centímetro del hogar y así actualizar la conexión inalámbrica a la última generación. Las redes mesh o «red de malla» es el método ideal para mejorar la cobertura en los hogares y con ellos hacer llegar el Wi-Fi a todos los rincones. A diferencia un router que solo sustituye o complementa el servicio de internet, las redes mesh requieren por lo menos dos dispositivos para cubrir todos los puntos muertos de la casa y se pueden aumentar los nodos dependiendo del tamaño del edificio.

La idea de los sistemas mesh es que entre los nodos crean una red tipo malla que no se limite sólo al router y puedan distribuir el internet conservando el máximo de ancho de banda posible y mejorar las conexiones de una habitación a otra sin perder en ningún momento la señal. Lo mejor de todo es que todo se hace automáticamente por parte de los dispositivos de la red para que el usuario no tenga que estar buscando el router desde el menú de su teléfono. Y en algunos casos, los sistemas mesh permiten priorizar uno de los dispositivos para que ese sea el que tenga mejor señal en toda la casa.

Hoy en día estamos más conectados que nunca a todos los dispositivos que nos rodean, haciendo más sencillas nuestras labores diarias y permitiéndonos tener una mayor productividad, no obstante, para poder obtener el máximo provecho a la tecnología es necesario contar también con las mejores herramientas que potencialicen el internet y nunca se pierda la conexión hasta en los edificios más grandes.

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar. Contacto [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.