Tecnologías sustentables elevan la eficiencia de la movilidad vertical

Beneficios de la última generación de ascensores cuidan del medio ambiente y el bolsillo

La eficiencia energética es en uno de los pilares fundamentales para mitigar los impactos del cambio climático y aportar a la protección del medio ambiente. En este escenario y teniendo en cuenta cifras y estudios en la materia, el sector de la construcción presenta grandes retos que le apuntan a una mayor sostenibilidad. De hecho, un estudio del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de Estados Unidos, reveló que los edificios comerciales y residenciales consumen la tercera parte de la energía del mundo . Así mismo, cerca del 25% de la energía utilizada en estas estructuras, proviene de los ascensores.

Por este motivo, para contribuir a un mayor ahorro energético, se requiere de la implementación tecnologías que promuevan el desarrollo urbano de manera sostenible. En este aspecto, el segmento del transporte vertical cumple un rol fundamental al ofrecer soluciones para ascensores y escaleras eléctricas ayuden a reducir el consumo energético.

¿Por qué tener una movilidad vertical eficiente?

En lo que se refiere a eficiencia energética de edificios, el ascensor es uno de los grandes protagonistas. Por esto se han creado elevadores de última generación, los cuales adoptan los conceptos de sostenibilidad y eficiencia en su funcionamiento. Según lo explica Otis, estos elevadores incorporan elementos como la suspensión, la maquinaria y la maniobra, que logran reducir el consumo energético en aproximadamente un 50% en relación a uno eléctrico y un 70% menos que uno hidráulico .

Este ahorro es bastante significativo, si se tiene en cuenta que el consumo energético de un ascensor para 6 pasajeros es de aproximadamente 1.320 kWh/año (sin contar la iluminación) , equivalente al 63% del gasto eléctrico anual per cápita de México, que es de 2.090 kWh/año.

Por su parte, los ascensores eléctricos convencionales, como los que se encuentran en los almacenes de grandes superficies, son capaces de transportar un promedio de 10 personas, lo que supone un mayor consumo. Para este tipo de elevadores el consumo energético se eleva a unos 6.700 kWh/año , duplicando en un año el consumo per cápita del país. En este sentido, la implementación de elevadores que aminoran el consumo energético podría generar un ahorro aún más significativo.

No obstante, el consumo del ascensor varía en función de parámetros como su capacidad de carga, su velocidad, el tipo y uso del edificio, el número de plantas, la frecuencia de utilización, el número de pasajeros medio por viaje y el recorrido medio de desplazamiento. Por eso, es imprescindible la instalación de ascensores eficientes que ayuden a optimizar su rendimiento, al tiempo que reduzcan su consumo y sus materiales sean amigables con el medio ambiente.

El uso de ascensores de última generación puede aplicarse en dos frentes: elevadores de construcciones nuevas (edificios inteligentes) y cambio de partes específicas del ascensor a través de modernización de piezas.

Smart Buildings, eficiencia y ascensores

En términos de eficiencia energética, los edificios inteligentes (o Smart Buildings) representan una buena alternativa que aporta a una mayor sostenibilidad. Es por esto que su construcción se ha convertido en una tendencia en alza. Este tipo de obras cuentan con materiales amigables con el medio ambiente, sistemas de iluminación LED, paneles solares, muros verdes e incluso ascensores inteligentes.

En las construcciones de estas características, los elevadores son una pieza fundamental ya que aportan al ahorro energético de estos edificios, gracias a la implementación de sistemas que reducen el consumo energético, sin disminuir su rendimiento y capacidad, transportando el mismo volumen.

Además, pueden incluir sistemas de control de tráfico que permiten a los pasajeros hacer recorridos más cortos, ahorrando el consumo energético del sistema de frenos y apertura de puertas. Por otro lado, estos elevadores incluyen tecnologías regenerativas que aprovechan el movimiento de la máquina para generar energía que puede ser reutilizada en otras partes del edificio, como en la iluminación.

Asimismo, los ascensores de última generación utilizan materiales no contaminantes y ofrecen la posibilidad de reciclar piezas, produciendo menos residuos al tiempo que colaboran en la reducción de la emisión de gases efectos invernadero .

Modernización de ascensores puede representar un ahorro del 60%

No todos los edificios son inteligentes y cuentan con este tipo de máquinas; muchas son construcción que requieren de modernizaciones. Es por esto, que Otis ha liderado avances tecnológicos que han permitido diseñar nuevos elementos capaces de ser instalados perfectamente junto con otros más antiguos, siempre y cuando éstos últimos se encuentren en buen estado. Estos cambios permiten lograr una reducción del consumo de energía hasta un 70% .

El proceso de modernización puede incluir la sustitución de piezas como el panel de control o el cableado. De igual manera, dependiendo de la demanda y de las necesidades de cada pieza del equipo, otros componentes también pueden ser actualizados, como las puertas o aspectos estéticos de la cabina, por materiales que sean ecológicos. Finalmente, también pueden ser reemplazados otras piezas tales como la iluminación de la cabina por elementos LED y el sistema automático de apagado.

Por eso, cuanto mayor y más rápida sea la instalación de ascensores de última generación o la modernización de elevadores antiguos, mayor será el ahorro de energía, lo cual traerá importantes ventajas para los propietarios, quienes disfrutarán de un ascensor más seguro, silencioso y confortable, ahorrando en la factura eléctrica.

Deja un comentario