Seis opciones para convertir tu balcón en un santuario de biodiversidad

Actualmente, algunas especies de plantas y animales están bajo amenaza en todo el mundo. Es por ello, que la necesidad de crear espacios en el que la fauna y flora interactúen de una manera más armónica, se ha convertido en un elemento fundamental en diversas ciudades y para lograrlo es importante recodar que todos podemos ayudar a fomentar la biodiversidad urbana.

En algunas urbes alrededor del mundo los habitantes están invitando a aves e insectos a instalarse en sus balcones, esto a partir del desarrollo de espacios verdes en los que se recrean las condiciones adecuadas para el desarrollo de la vida silvestre, ofreciéndoles refugio y comida. Por lo anterior, en el marco del Día Internacional de la Diversidad Biológica (22 de mayo), Veolia, empresa global líder en el manejo eficiente del agua, residuos y energía, nos comparte seis opciones para que te conviertas en un host de la biodiversidad:

1. Un hotel de 5 estrellas para los insectos

Los insectos a veces también necesitan refugio, en particular en invierno y cuando llueve mucho. Es posible instalar un hospedaje para abejas solitarias, asilo de mariposas, torre de catarinas, o simplemente un hotel de insectos ¡Tendrás mucho donde elegir! En verano, especies como las abejas albañiles estarán encantadas de poner sus huevos allí.

Y todos estos insectos se ganarán su estancia con trabajo duro, porque ofrecen un método natural y muy eficaz para controlar las plagas que puedan invadir tus hermosas plantas (un sistema conocido como control biológico). Sorprendentemente, las catarinas tienen un gran apetito y una sola puede comer hasta 150 pulgones por día.

2. No puedes atrapar abejas con vinagre

Para atraer hordas de insectos amigables que polinicen tus flores y eliminen las plagas, necesitarás cultivar ciertas variedades de plantas, preferiblemente locales y silvestres, que actuarán como despensas (hojas, semillas, frutas, polen, néctar) para los futuros inquilinos de tu balcón.

¡Las plantas productoras de miel son ideales para alimentar insectos! Entre ellas se encuentran las flores ricas en néctar como el abedul, la lavanda y el girasol, que deleitan a las abejas, los abejorros y las mariposas, así como las hierbas aromáticas como el tomillo, el eneldo y la salvia. Las plantas perennes de larga floración, geranios y begonias, producen polen, mientras que los arbustos frutales con fresas, uvas, moras llenarán de alegría a los insectos y aves por igual.

3. Happy culture

Incluso puedes ir un paso más allá y colocar una colmena en tu balcón. La apicultura urbana está floreciendo y el aumento en el número de colmenas y flores en la ciudad pueden ayudar a salvar a las abejas. Los enjambres ahora se instalan en parques, en la parte superior de hoteles, edificios corporativos, instituciones y en terrazas privadas.

De acuerdo con la Asociación de Apicultores Británicos, este tipo de actividad es segura, no obstante, se debe tener en consideración que al ser animales existe el riesgo de una picadura, sin embargo, la apicultura urbana es una actividad muy valiosa para preservar a las abejas.

4. Ofrece hospedaje a las aves

A veces las aves tienen problemas para encontrar algún lugar adecuado en la ciudad donde vivir, para construir un nido o para sus cuarteles de invierno: árboles viejos han sido cortados, los setos están desapareciendo y los edificios nuevos con exteriores lisos son mucho menos acogedores que los antiguos. En ese sentido, algunas personas les ofrecen hospitalidad en sus balcones en cajas que funcionan como un nido junto con un espacio para beber. Es una acción sencilla, simple y de gran ayuda que hace una enorme diferencia para ellos

5. Y comida

El invierno es la temporada más difícil para las aves. Sus necesidades de adquirir energía son mayores debido a las bajas temperaturas, pero hay menos fuentes de alimentos. ¡Un pájaro puede perder hasta el 10% de su peso en una noche! Para ayudar a las aves durante esta estación, uno o dos comederos en la terraza harán el cambio, pero es importante mencionar que sólo se deben alimentar desde mediados de noviembre hasta fines de marzo, de lo contrario podrían volverse dependientes. Algunos pedazos de fruta y bolas de grasa se pueden colocar aquí y allá en el balcón. Son muy fáciles de hacer: semillas de girasol, maní sin sal, avena, grasa vegetal ¡Los carboneros y petirrojos los aman!

6. Cultiva un jardín al aire libre

Finalmente, no hay nada mejor que tener un pequeño huerto para fomentar la naturaleza y la biodiversidad local en nuestras ciudades. Incluso la repisa de una ventana puede funcionar siempre y cuando le llegue el sol, existen soluciones en abundancia, así como especies de frutas y verduras para áreas pequeñas. Si mantienes la vegetación variada, los insectos y las aves te prestarán un gran servicio al eliminar las plagas, y los insectos polinizadores podrán crear un ecosistema armonioso.

Cada ser vivo tiene un papel fundamental en los ecosistemas y es responsabilidad de cada uno contribuir con el cuidado y preservación de las especies que forman parte del planeta, así como de la flora que lo acompaña. En Veolia, no sólo contribuimos a desarrollar el acceso a los recursos, a preservarlos y a renovarlos, sino que también impulsamos la implementación de actividades que reduzcan la huella ambiental en nuestro planeta.

Información de Livingcircular.com Powered by Veolia https://www.livingcircular.veolia.com/en

Deja un comentario