Seis consejos para que los emprendedores sorteen las crisis y tiempos difíciles

Ante un panorama donde el Banco Mundial redujo el pronóstico de crecimiento económico para nuestro país a 1.7%, al tiempo en que la situación económica apenas comenzaba a mejorar tras la crisis surgida por la pandemia y la guerra entre Ucrania y Rusia; el miedo y la incertidumbre podrían ser factores latentes para las MiPyMes mexicanas.

Sin embargo, son precisamente los emprendedores quienes nos recuerdan que las crisis forman parte de sus retos y que es en estos momentos donde muchas veces surge la creatividad y propuestas disruptivas. Como ejemplo tenemos la creación de Airbnb, en el año 2008, un negocio multimillonario que surgió luego de que un grupo de amigos estadounidenses que rentaba un departamento recibiera la noticia de que su alquiler incrementaría. Uno de ellos decidió abandonar el departamento, dejando a Joe Gebbia y Brian Chesky con el compromiso de la renta.

Al enterarse de que habría una importante convención, compraron tres colchones inflables y rentaron el cuarto que quedó libre, con una oferta de “habitación, desayuno e internet”, anunciándose a través de un sitio web improvisado. Como resultado, no sólo lograron pagar la renta sino que crearon una plataforma que permite a la gente rentar su propio inmueble y generar ingresos extras.

Si bien no todas las crisis podrían resultar tan favorables como para crear grandes negocios, es importante detenerse un momento para enfocarse en el desarrollo de estrategias que permitan a los emprendedores hacer frente a los obstáculos hasta lograr la supervivencia de su empresa.

Denis Yris, fundador y director general de la aceleradora de negocios WORTEV, comparte las siguientes recomendaciones para que los emprendedores superen la crisis:

  1. Infórmate sobre tu industria, detecta el impacto de los cambios en el mercado y en la cadena de suministro.
  2. Revisa tu plan financiero y crea una estrategia que vislumbre tanto el peor panorama como el más optimista.
  3. Cuida tu flujo de caja: identifica tus entradas y salidas de dinero, así puedes evaluar tu capacidad de pago en caso de adquirir una deuda.
  4. Controla tus gastos y reduce tus costos operativos: puedes optar por trabajar en homeoffice en lugar de rentar una oficina.
  5. No te dejes dominar por el miedo, te lleva a tomar malas decisiones.
  6. Recuerda que el mejor momento para conseguir capital es cuando menos lo necesitas, ¡adelántate en esa búsqueda!

Otro ejemplo de cómo los emprendedores pueden afrontar los momentos de crisis es la firma mexicana IMITI, un salón de fiestas tipo night club que forma parte de las empresas aceleradas por WORTEV y que integra la cartera de inversión de la firma de capital emprendedor WORTEV CAPITAL, que en el año 2020 debió detener sus operaciones con el inicio de la pandemia.

“Esto nos llevó a pensar cuánto tiempo podría sobrevivir el negocio a puerta cerrada y fue así como el equipo pensó en “vender el futuro”. Decidimos creer que podíamos vender fechas para los años siguientes y la gente comenzó a apartar los salones, así que IMITI no sólo sobrevivió a la pandemia, continuó generando ventas”, agregó Denis Yris.

La inflación es uno más de los fenómenos que mantiene alerta a los emprendedores. De acuerdo con Banxico, está relacionado con el aumento desordenado de los precios de la mayor parte de los bienes y servicios que comercializan los mercados de los diferentes países, por un tiempo prolongado. La gente suele identificarlo cuando el monto de dinero destinado para cierta actividad ya no alcanza para comprar lo mismo que antes.

Con respecto a la inquietud sobre si los emprendedores deben incrementar el precio de su producto o servicio, Paulina Portillo, directora de finanzas en WORTEV recomienda evitarlo, ya que esto podría repercutir en las ventas al provocar que los clientes busquen a quienes conserven un precio bajo.

Para tratar de mantenerse competitivos, la especialista sugiere negociar con los proveedores para ver si les pueden autorizar créditos por 30 o 60 días, durante este periodo las empresas pueden generar recursos sin necesidad de desembolsar dinero ni cesar su producción. Seguramente los proveedores, por el tema inflacionario, también se verán obligados a incrementar sus precios, por lo que alargar la fecha de pago te podría ayudar a ganar tiempo para solventar ese gasto.

Como segunda propuesta, Portillo invita a recortar los costos fijos como la renta, el internet y la papelería, es decir, aquello que no esté ligado directamente a su producción. E incluso, “en lo que sobrepasas este periodo de crisis, puedes recortar tu utilidad. En lugar de decir que ganas el 15%, redúcelo a un 12%, esto te va a permitir conservar a tus clientes e incluso aumentarlos”, concluye.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.