Regreso a clases 2021-2022 bajo la “nueva normalidad”: ¿crisis u oportunidad?

Global Open University (GOU), universidad mexicana de calidad europea, realizó una mesa de análisis para ahondar sobre los cambios en los métodos de enseñanza ocasionados por la pandemia de COVID-19, los cuales tendrán que sumarse al regreso a clases bajo una “nueva normalidad”.

En efecto, las secuelas de meses de cuarentena y distanciamiento social para los más chicos resultan incalculables. Sin embargo, esto podría representar una gran oportunidad para modernizar el modelo de educación. Los cambios tecnológicos, han obligado la incorporación de un modelo educativo digital, mismo que es utilizado por más de 30 millones de alumnos y esta tendencia se muestra a la alza aún pese al retorno a las aulas.

De acuerdo a Miguel Morin, académico de Global Open University, “la pandemia es una oportunidad que nos facilita la integración de las TIC en todas las dimensiones de los centros educativos, contribuyendo así al gran fin de la educación, como es la preparación para la vida. Además ha puesto al descubierto, la falta de autonomía de los estudiantes bajo un sistema 100 % presencial.”

Nunca antes la tecnología había impactado tanto y tan rápido en las estructuras sociales, políticas y culturales. Gerardo González García, asesor del Consejo para la Acreditación de la Educación Superior (COPAES), comentó que “Uno de los aprendizajes para el sector educativo a partir de la pandemia, ha sido la capacidad de flexibilidad y adaptación en términos de adopción de modelos de aprendizaje emergentes. Propiciando a la vez que estudiantes y docentes, estén mejor habilitados para participar en modalidades mixtas, no escolarizadas. Hoy existe la oportunidad de diseñar un plan académico que logre el verdadero desarrollo intelectual y no sólo de memoria, una educación que responda en todo momento a estándares de calidad independientemente de la modalidad educativa.”

Un reciente estudio de EY – Parthenon, demuestra que el esquema de enseñanza preferido continúa siendo el presencial; sin embargo, los programas mixtos se han popularizado y cada vez más estudiantes están considerando la posibilidad de terminar sus estudios en una modalidad de educación híbrida.

“Según los resultados de nuestra encuesta, los estudiantes valoran mucho la flexibilidad y la autonomía que proporcionan las clases en línea, ya que esta cualidad es crucial para equilibrar sus horarios con la carga de trabajo”, afirma Ángel Estrada, Socio de EY-Parthenon.

Con este nuevo escenario en marcha, el debate gira en ¿qué tan preparadas están las instituciones educativas de la región para un regreso en condiciones seguras? Las instituciones de carácter privado y las públicas tienen diferencias abismales en sus presupuestos para implementar protocolos, a lo que se suman las brechas entre los recursos de las escuelas urbanas y las rurales.

También, la presencialidad presenta otros retos como el transporte escolar seguro y las actividades deportivas, que tienen un mayor riesgo de contagio. Así mismo, a los maestros les plantea cómo mejorar su capacidad para atender problemas de salud mental o a niños que han sufrido traumas durante la pandemia, como por ejemplo la pérdida de algún familiar. Más importante aún será recuperar el terreno perdido en materia educativa y las capacidades de los estudiantes que tuvieron dificultades con el aprendizaje remoto.

Ante este escenario, las universidades que sean flexibles y capaces de adaptarse a las circunstancias podrán capturar oportunidades de mejora y crecimiento. Además, se espera que los estudiantes y los padres de familia evalúen la plataforma educativa usada por cada universidad como parte de su proceso de selección, lo que permitirá a las universidades ofrecer mejores oportunidades para atraer más estudiantes y desarrollar una propuesta de valor más robusta.

 “En EY-Parthenon consideramos que, en el futuro, los estudiantes se inclinarán más por los programas de educación híbridos, especialmente los de universidades públicas y de nivel medio, que son quienes más valoran la autonomía y la flexibilidad”, concluye José Ceballos, Senior Manager EY – Parthenon.

Aunado a todos los beneficios, la educación digital también permite un acceso democratizado, sin endeudarse, sin importar edad y lugar de residencia.

Actualmente, son pocas las universidades e instituciones en México que poseen un plan integral digital, que impulse y acompañe el desarrollo de talento. Una de ellas es Global Open University, la cual cuenta con programas 100% en línea enfocados en el desarrollo de habilidades aplicables de manera inmediata a la vida profesional. Además, cumple con altos estándares de calidad, como los compartidos por el Espacio Europeo de Educación Superior (ESG) y del Espacio Iberoamericano de Aseguramiento de la Calidad en la Educación Superior (SIACES). 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.