¿Quieres crear contenido audiovisual? Descubre la importancia de la estabilización en video

Seguramente les sonará familiar a todos aquellos editores de vídeo por pasión o profesión la siguiente situación: “Revisé el clip y encontré que algunas tomas están movidas, tengo que arreglarlo porque queda poco tiempo para la entrega”. El resto de la historia ya la saben, pasar horas en la computadora tratando de mejorar la imagen.

Los creadores de contenido audiovisual, productores, camarógrafos y editores, deben entender el por qué la estabilización de vídeo es tan importante. Tener una calidad óptima de imagen es clave para el éxito de cualquier canal en crecimiento o para aumentar el número de suscriptores de aquellos que ya son populares. 

En primer lugar, los vídeos con tomas movidas suelen ser causadas por condiciones ambientales o movimientos involuntarios de la mano. Sin embargo, muchos clips están desenfocados a propósito para ofrecer esa sensación de dinamismo. Es obvio que una persona que anda en bicicleta por una montaña tendrá peor estabilización que aquella que filma una boda. En cualquier caso, lo que el ciclista quiere transmitir es esa impresión de ir a toda velocidad. 

La forma tradicional de evitar las escenas inestables es optar por trípodes o accesorios que mantengan la cámara estable. Otra forma también, la cual ya hemos mencionado, es ir escena por escena en un software de edición. Pero, además de ser un proceso que consume mucho tiempo, la edición hace que el vídeo pierda esa naturalidad de movimiento y sólo se recomienda realizar en situaciones de emergencia. 

El efecto “gelatina” puede ocurrir durante la creación de un video, lo que hace que el horizonte y el suelo parezcan agitados, y reste definitivamente el atractivo visual. Por otro lado, cuando se filma con la mano se necesita una habilidad perfeccionada con años de experiencia para controlar el pulso y la respiración y así evitar que las escenas parezcan temblorosas. 

Como pueden leer, hay diferentes técnicas para evitar que el vídeo final sea inestable, así como métodos para arreglar lo inesperado con sus ciertas limitaciones. Pero, ¿hay una forma más eficiente, ágil y práctica de mantener el equilibrio de la imagen? Una vez más, la tecnología viene a salvar el día y se llama estabilización digital. 

La estabilización digital es una herramienta interna de las cámaras y cuando el sensor de imagen detecta movimiento, se mueve en la dirección opuesta para compensar el desplazamiento. Esto significa que no importa si un usuario está descendiendo de una montaña a 70 millas por hora, el nivel de la imagen estará al máximo.

Con solo unas pocas pruebas del HyperSmooth 3.0 de la GoPro HERO9 Black, la función más avanzada de esta categoría, es suficiente para conocer los beneficios que la estabilización digital aporta. Si tus videos se estabilizan desde un inicio, no hay necesidad de perder tiempo en segundas ediciones, accesorios o de contener la respiración para obtener imágenes increíbles. 

A veces lo único que necesitas para que tu proyecto audiovisual destaque, es tener la confianza de que estás haciendo las cosas bien desde el momento en que pulsas el botón de captura. Aprender sobre estabilización es un extra que hará que la gente vea tus vídeos y se sorprenda por tu talento como creador de contenidos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.