¿Qué están haciendo los líderes empresariales ante el COVID-19?

El virus del COVID-19 se ha convertido en un muro de contención para la actividad económica y ha ocasionado que los ingresos empresariales se reduzcan de forma alarmante. Ante este panorama los directivos de las compañías afectadas han tenido que tomar decisiones con tal de asegurar la supervivencia de las empresas.

Hace unas semanas la consultora Gartner realizó un estudio sobre el impacto del COVID-19 en las empresas y las decisiones que los directivos se verán forzados a tomar para que sus organizaciones puedan sobrevivir a esta situación. A inicios de abril los directivos financieros estaban preocupados principalmente por el flujo de efectivo. Para finales de mes, ese escenario cambió gracias a la recesión causada por la pandemia.

Según el estudio, la mayoría de las compañías esperan una reducción superior al 10% en el flujo de operación (EBITDA) para este año, en comparación con el 2019. Respecto a la reducción de ingresos, el 24% de los encuestados esperaba una disminución de entre 11 y 24% y solo un 5% creía que su EBITDA se reduciría en un 50% o más.

“Creemos que los ingresos  empresariales regresarán a la normalidad durante los primeros meses del 2021; sin embargo no hay una claridad total, ya que esta situación tomó por sorpresa a todos. Por ello, las decisiones que tomen hoy los líderes de las empresas, serán vitales para la supervivencia de sus compañías”, comentó Courtney McColgan, CEO y Fundadora de Runa.

De acuerdo con Runa, plataforma que automatiza el pago de nómina, las empresas se han visto forzadas en reducir costos e  innovar su modelo de negocio. Tan solo algunas de las acciones que los directivos han tomado son:

Home office

Si algún directivo no estaba seguro sobre el home office, estas semanas de distanciamiento social han resultado el ambiente de prueba ideal para ver la adaptación de sus colaboradores a esta forma de trabajo y sus resultados.

De acuerdo a un artículo publicado por el Harvard Business Review, los colaboradores que trabajan desde casa son más felices y generan mayor productividad para las empresas comparados con aquellos que trabajaron en oficina durante el período del estudio. Tan sólo en la Ciudad de México, según la Coparmex, el home office ha aumentado la productividad 28%.

Es por ello que muchos directivos deben estar considerando mantener esta modalidad de trabajo independientemente del paso de la pandemia.

Nuevas oportunidades

A pesar de los bajos ingresos y de las presiones por reducir costos, los líderes empresariales también han reconocido las oportunidades a raíz de esta situación, como digitalizar su modelo de negocio, aprovechar la cuarentena para revaluar los procesos e identificar nuevas áreas de oportunidades, entre otras.

La misma encuesta de Gartner indicó que el 28% de los directivos ven en la pandemia una oportunidad para reevaluar procesos, mientras que un 19% consideró que una digitalización más rápida es otro de los lados positivos que está dejando esta crisis.

Pensar a futuro teniendo en mente el virus

El 58% de los encuestados en el mismo estudio respondió que si está tomando en cuenta una segunda ola de COVID-19 en sus escenarios a futuro.

Al no contar con una fecha sobre el final de la pandemia, los directivos se encuentran con el reto de equilibrar ingresos que se van reduciendo con costos que van en aumento. Por ello, su preocupación inicial es mantener la organización a flote durante los meses que dure el COVID-19.

Deja un comentario