Panorama de los negocios en la nueva normalidad

La emergencia sanitaria por Covid sin duda modifico las actividades sociales ahora, se trabaja, se interactúa y se compran productos y servicios desde casa. Con un perfil de cliente nuevo y hábitos de consumo igual de novedosos los negocios han tenido que adaptarse a la nueva demanda, las nuevas condiciones e incluso los nuevos competidores.

Si bien la presencia digital no es algo nuevo la necesidad de migrar todas las operaciones al mundo online si representó, para varios negocios y personas, un reto nuevo e importante entonces, bajo las nuevas circunstancias, ¿qué panorama le espera a los negocios del país?

Para aquellas empresas que ya contaban con bases o estrategias digitales no representará un reto incluso, les resultará sencillo pues ahora, será solo cuestión de enfocar los esfuerzos a esta estrategia, continuarla y reforzarla.

Lo más importante será comenzar a ver al canal digital como eso, un canal de venta más, con sus propios presupuestos, sus propios equipos de atención al cliente, sus propios medios logísticos y desde luego, sus propias metas de venta y alcance.

El error que muchos empresarios y dueños de negocio cometen es ver a la pagina de internet, al catalogo digital y a las redes sociales como un complemento del negocio físico y no como el canal de venta independiente que integra.

La pandemia ayudo a acelerar el escenario donde los medios de venta digitales ganaron terreno e hicieron ver la importancia y el valor que pueden sumar al negocio. Anteriormente los propietarios de la empresa si tenían acceso a un crédito para pymes o contaban con recursos propios buscaban invertir en logística, inventarios y mejoras a las sucursales dejando de lado muchas veces al canal digital.

Para los negocios que no contaban con ningún tipo de estrategia digital el panorama será completamente distinto ya que, un proceso de adaptación e integración del canal de venta digital, que debió ser paulatino, se verá forzado y tendrá que darse de forma inmediata.  

Si bien no es imposible crear y ejecutar una campaña o cualquier esfuerzo de marketing en el mundo online los negocios que no estaban familiarizados les será complicado e incluso, requerirá de inversión algo que pocos comercios podrán sortear.

Pese al reto no esta todo perdido para las empresas que buscan iniciar en el mundo online ya que podrán recurrir a herramientas digitales gratuitas y de fácil acceso para dar los primeros pasos. Un ejemplo son las redes sociales como Facebook y Whatsapp business las cuales, tienen sus propios espacios de venta y es posible crear un catalogó digital completo en cada una.

A esta opción se suman los market places, plataformas de venta online donde destacan Mercado Libre y Amazon que no generan una inversión de inicio, sino un cobro de comisión por venta, es decir, un cobro que se realiza hasta que la venta ha sido concretada y que no debe salir, necesariamente, del bolsillo del vendedor, sino que puede incluirse en el costo final del producto.

Otra opción interesante para los negocios que no contaban con una presencia digital será el email marketing, en ocasiones, durante el proceso de compra de un cliente, aún cuando esta se realiza en el local físico, se suele solicitar su correo electrónico y este, es el momento perfecto para comenzar a utilizar esos datos.

A través del correo electrónico es posible informar a nuestros clientes sobre promociones exclusivas, descuentos en compras por mayoreo o incluso datos básicos como si seguimos dando servicio o si hemos implementado el servicio a domicilio como una nueva opción para ellos.

Lo recomendable siempre será crear la página web del comercio y ofertar los productos desde ahí aunque, es probable que en este momento no se cuente con los recursos suficientes para arrancar, en ese caso, utilizar las diferentes herramientas gratuitas será clave para sentar bases.

Si se tiene la oportunidad de recurrir a algún préstamo para pymes con el fin de mejorar o crear una estrategia digital será una buena inversión siempre y cuando, no ponga en riesgo la operación general del negocio.

Debemos tener en cuenta que el internet y las nuevas tecnologías han creado un nuevo panorama en los negocios, así como un nuevo modelo de consumidor muy informado sobre el producto o servicio que pretende adquirir. Ahora la exigencia mínima de los clientes es poder comprar donde quieran, cuando quieran y a través del dispositivo que quieran.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.