No caigas en fraudes electrónicos en esta cuarentena

Los días de aislamiento nos han llevado a pasar más tiempo en Internet y, en muchos casos, nos han acercado a las compras y pagos en línea, así como a la banca digital, a lo que otros ya estaban acostumbrados algún tiempo atrás.

Si en 2018 ya el 67% de los internautas se conectaban las 24 horas del día y el 65% utilizaba la aplicación de banca en línea para hacer todas sus transferencias bancarias, el incremento de actividad digital en estas fechas ha despertado el interés de los delincuentes cibernéticos para tratar de robar información financiera vía correo, por páginas web, mensajes de texto e incluso llamadas telefónicas haciéndose pasar por tu banco o bien, aprovechando la situación actual, por la Cruz Roja y la Organización Mundial de la Salud (OMS) para solicitar apoyos económicos, o por laboratorios médicos con supuestas pruebas exprés, medicamentos y hasta vacunas para COVID-19.

Lo cierto es que sin importar si eres un experto de las transacciones en línea o de los que la están adoptando por su practicidad y rapidez, especialistas de Scotiabank tienen algunas recomendaciones:

·                     Evita el uso de buscadores de internet para entrar a la página de tu banco; mejor teclea la dirección en el navegador y guárdala en tus favoritos para volver a ella fácilmente.

·                     Si tu banco te ofrece alguna herramienta de seguridad gratuita, instálala en tu computadora, ya que el software previene ataques como phishing, malware y otros.

·                     Mantén actualizados los programas de antivirus y antiespía.

·                     Desconfía de los portales que te pidan demasiada información personal y hasta contraseñas de tus cuentas o cualquier otra situación inusual que identifiques. El banco nunca solicitará números de e-llave o tarjeta de débito por teléfono.

·                     Asegúrate de cerrar la sesión cuando concluyas tus transacciones en cualquier plataforma.

Si recibes algún mensaje sospechoso con ofertas irresistibles, un tono de urgencia para aprovechar algún beneficio, y además con archivos adjuntos, lo mejor es borrarlo. Si es una página, sal de ella. Y si se trata de alguna llamada, verifica que el teléfono coincida con el del call center o sucursal que conoces o cuelga. En todos estos casos, comunícate con tu banco y reporta el intento de fraude. ¡Así ayudarás a combatir este crimen! También es recomendable que prefieras usar la app de tu banco en tu dispositivo para asegurarte que la conexión es con la plataforma correcta.

Si navegas por internet con estos consejos en mente, es muy poco probable que le abras la puerta a los delincuentes en Internet, y tus recursos estarán seguros. Aprovecha las ventajas de las transacciones en línea y reduce el estrés del aislamiento.

Deja un comentario