MUTEK México: 16 años de acercar el arte a la tecnología

La majestuosa Ciudad de México es una de las metrópolis más relevantes del planeta, y cuenta con eventos que están a la altura de esa categoría. Uno de ellos es el festival de música MUTEK en su edición número dieciséis, la edición mexicana del que se lleva a cabo en Montreal. Las actuaciones de los artistas y músicos están enfocadas en lo visual, lo cual las haces bastante diferentes a lo que se puede admirar en otros eventos. Esta versión tropicalizada de MUTEK se lleva a cabo desde el año 2003, pero mantiene un perfil relativamente bajo en comparación con festivales de talla internacional tales como Sónar o Unsound.

Vale la pena señalar que el festival se dio un descanso de dos años luego de la crisis económica del 2008, pero todo parece indicar que regresó más fuerte que nunca. Con el pasar de los años MUTEK parece haberse vuelto mucho más ambicioso, pero también más exitoso, así quedó de manifiesto con la gran cantidad de gente que ha estado asistiendo. Todo esto a pesar de que el cartel del festival palidece ante el de otros eventos tales como el Decibel o el mismo MUTEK canadiense. Pero los organizadores lo compensan con programación cuidadosamente seleccionada, además de que la organización está hecha pensando en el público, en maximizar el goce.

Este éxito no es casualidad, año tras año los organizadores del festival han mantenido una política de precios accesibles, y otros más son gratuitos, tales como los talleres, sesiones de preguntas y respuestas, y la proyección de películas. Estos eventos siempre están a su máxima capacidad y son reflejo del poder de convocatoria de MUTEK. El festival se ha hecho de fama global por ofrecer experiencias que reflejan lo más avanzado del arte y la innovación digital. Los organizadores ampliaron su panorana y facilitan a través de los artistas experimentos audiovisuales que abren la mente de todos los asistentes, y les proporcionan otra manera de entender el arte.

MUTEK ha servido como punta de lanza para este tipo de manifestaciones, en las ediciones previas los artistas utilizaron herramientas tecnológicas que hicieron posible que los espectadores tuvieran una experiencia mucho más intensa. Es un hecho que la tecnología está cambiando el mundo del arte, pero este no es el único sector que está siendo beneficiado por esta evolución tecnológica.

La tecnología cambió cómo nos comunicamos, nos divertimos y disfrutamos de la música

En el día a día podemos apreciar cómo la tecnología ha modificado cómo interactuamos con el mundo, pero al mismo tiempo cómo el mundo se acerca a nosotros y nos invita a ser parte de él. El ejemplo más evidente es de las comunicaciones, en América Latina WhatsApp es la aplicación más usada para mensajería instantánea entre particulares, pero también ha impactado el mundo de los negocios. Adquirida por Facebook hace algunos años, la app cuenta una función de videollamadas e historias al estilo de Instagram, lo cual también se puede vincular con Facebook.

No solamente las comunicaciones y los actos musicales en vivo han cambiado gracias a la tecnología, el entretenimiento es tan distinto hoy que lo de hace veinte parece de la prehistoria. Por ejemplo, el cómo consumimos video en casa; hasta hace diez años había que ir a un videoclub para rentar un videocasete o disco (DVD o Blu-ray), y hoy en día basta con tener una subscripción a Netflix o Amazon Prime para disfrutar de miles de películas y series on-demand. Esto por sí solo es un fenómeno en México y es muestra de cómo ha cambiado el consumo.

Ni qué decir de otros tipos de entretenimientos más sofisticados, nos viene a la mente como algo que antes parecía inalcanzable para muchos, como el visitar un casino, se ha vuelto parte de nuestra vida cotidiana. De hecho, nos atrevemos a decir que los casinos online ofrecen experiencias que replican la de un casino físico gracias a cámaras de alta resolución y tecnología de punta. En estos sitios se ofrecen máquinas tragamonedas, blackjack, además de la famosa ruleta. Otras formas de entretenimiento similiares son los videojuegos de realidad virtual, como los que se pueden disfrutar en el Oculus de Facebook.

El futuro de MUTEK indica que el festival está más fuerte que nunca

Vamos a cerrar con la inevitable conclusión, MUTEK es un festival que vale la pena ver año tras año y es que festivales de talla internacional como estos son eventos que mueven no solamente a la Ciudad de México, sino que tienen un impacto que trasciende las fronteras. Los carteles cada año han sido mucho más nutridos y los artistas tienen la ambición de presentar espectáculos cada vez más disruptivos.

El hecho de que MUTEK mezcle los eventos con la vida cotidiana de los chilangos es algo que por sí vale la pena, y medios como Sopitas así lo reporta con lujo de detalle. Pero también vale la pena señalar que el alcance de MUTEK va más allá de la Ciudad de México, dado que también incluye en su cartel eventos en Argentina, Chile, Brasil y Colombia. El compromiso de MUTEK es global y el hecho de que siquiera exista una versión en México a la par de Montreal es la más grande evidencia que esa es la vocación de los organizadores.

Deja un comentario