Modernizarán infraestructura espacial de alerta temprana ante huracanes y otros desastres

La Agencia Espacial Mexicana (AEM), organismo descentralizado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), redobla esfuerzos para fortalecer la protección satelital de la población mediante alertas tempranas ante emergencias y desastres, como huracanes, inundaciones, y otros fenómenos meteorológicos.

El Director General de la AEM, Salvador Landeros Ayala, explicó que se ha obtenido para nuestro país la donación de diez equipos receptores de Transmisión de Video Digital de nueva generación (conocidos como DVB-S2) para modernizar la señal de los satélites de telecomunicaciones en las diez estaciones denominadas “GEONETCast-Americas (GNC-A)”, con las que cuenta actualmente nuestro país, distribuidas a lo largo del territorio nacional.

Recordó que por gestión de la AEM, nuestro país fue integrado al GNC-A, un sistema solidario de recursos satelitales al que se encuentran conectados además de Estados Unidos (EU), otros dieciocho países como Argentina, Belice, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Panamá, Perú, Puerto Rico, o Uruguay, entre otros, con riesgos regionales compartidos.

El GNC-A es operado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EU (National Oceanic and Atmospheric Administration, NOAA), donadora de estos dispositivos, y misma que trabaja de manera estrecha con la NASA (National Aeronautics and Space Administration) en estos rubros.

Las antenas que conforman esta infraestructura espacial de segmento terrestre, una vez modernizadas con el DVB-S2, recibirán una nueva señal satelital con mayor ancho de banda y mayor volumen de información, que será operada por el Gobierno Federal en cooperación con instituciones académicas y científico-tecnológicas, en diez sedes programadas.

Cinco de estas estaciones receptoras modernizadas, serán operadas con la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en coordinación con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), habiendo sido ubicadas dos en sus respectivas sedes en la capital del país, así como las otras tres, una en Mérida, otra en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, y una más en Veracruz.

Una sexta, se encuentra en el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED), en la Ciudad de México; la séptima, en el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) en Baja California.

Las tres restantes se operarán, una con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en Aguascalientes, otra con la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), en dicha entidad, y otra en Quintana Roo, con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En tiempos de no desastre, esta infraestructura, programada para entrar en pleno funcionamiento en el tercer trimestre de este año, permitirá la recepción de información útil para estudios, aplicación y exploración de datos meteorológicos, protección ambiental, cambio climático, sequía y seguridad alimentaria, y continuará apoyando la formación de jóvenes científicos y tecnólogos en la materia espacial-satelital de nuestro país.

Landeros Ayala concluyó que esta donación humanitaria, lograda con el invaluable apoyo de la Embajada de México en Estados Unidos de América y el Servicio de Administración Tributaria (SAT), la NOAA y el Departamento de Estado de EUA, contribuirá a fortalecer el uso de ciencia y tecnología espacial en nuestro país para las tareas prioritarias de prevención, mitigación y respuesta rápida ante emergencias y desastres naturales en protección de la población, sobre todo de la que más lo necesita.

*Protección satelital de la población, tarea prioritaria: Landeros Ayala

Deja un comentario