Migran inversionistas hacia acciones de valor

Las bolsas de Europa tienden a cerrar el día con bajas generalizadas, con el FTSE 100 y el IBEX cediendo finalmente tras mantenerse en positivo buena parte del día, pero el DAX perdiendo casi 2%, de acuerdo con datos de la plataforma global de inversión multiactivos eToro.

Pesa en Frankfurt la baja de la empresa de semiconductores Infineon, más de 6%, empresa que dio una buena guía para el año, pero que aceptó que algunos de los problemas de abasto en América continuarán. También cae Merck & Co., farmacéutica que se ha comportado de forma volátil en las últimas semanas.

En Estados Unidos, las bolsas abren mixtas, con el S&P500 aferrándose al verde mientras que el Nasdaq pierde más de 1.7% esta mañana. El petróleo tiene ligeras alzas, ante los planes de reapertura en Estados Unidos y Gran Bretaña.

Ayer se marcó un débil inicio de semana en índices bursátiles, en un marco de lateralidad que comienza a acentuarse en diversas clases de activos. En este contexto, incluso las cifras de empresas procedentes de los informes trimestrales, aunque positivas, ahora parecen haber sido incluidas en las valoraciones. Además, la compresión del rango y la volatilidad de los índices bursátiles parece preliminar a un movimiento muy direccional que podría ocurrir en las próximas sesiones.

La renta variable europea subió ayer tras sólidos datos macroeconómicos sobre el PMI de la zona euro y las ventas minoristas en Alemania, que destacaron una recuperación más rápida del crecimiento económico, así como una serie de informes trimestrales positivos.

En términos trimestrales, en Europa cerca de la mitad de las empresas que cotizan en el Stoxx600 han reportado los resultados hasta el momento y, entre estas, cerca del 75% han superado las estimaciones de la compañía en términos de beneficios, según el elaborado por Refinitiv, frente a un promedio que suele rondar el 50%.

Entre las historias de empresas individuales, Siemens Healthineers tuvo un buen desempeño ayer, al cerrar con un alza de 1.81%, después de revisar sus estimaciones de ventas y utilidades para el año. Lufthansa también cerró con un alza de 2.49%, tras las declaraciones de Carsten Spohr, director general de la aerolínea, quien tiene previsto reabrir vuelos a más de 100 destinos.

En América, la lateralidad de los índices bursátiles ayer se manifestó en mayor medida, luego de una semana de reportes trimestrales muy positivos que reforzaron las expectativas de crecimiento sostenido de las utilidades corporativas, mientras que el sector “crecimiento” perdía más terreno.

A nivel corporativo, Tesla estuvo mal ayer, cerrando un 3.46% a la baja, luego de que Reuters informara la noticia de que la compañía está cada vez más comprometida con mejorar la gestión de la relación con el gobierno chino, luego de una serie de quejas sobre la seguridad de los vehículos y el Servicio al Cliente. A Moderna le fue bien, con un aumento de 4.03%, después de que el fabricante farmacéutico dijera que suministrará 34 millones de dosis de su vacuna Covid-19 al programa global Covax este año.

En cuanto a macroeventos, hoy se darán a conocer los datos sobre la balanza comercial y los pedidos industriales en Estados Unidos, mientras que, en cuanto a la temporada de informes, se esperan para hoy los de Pfizer, American Express, Infineon y Ferrari.

ENFOQUE TÉCNICO

NSDQ100

En el Nasdaq estamos viendo una serie de divergencias bajistas en el RSI establecido en el gráfico de 4 horas. En general, el Nasdaq en esta fase expresa mejor la debilidad en términos de acción del precio que hemos estado observando durante varias semanas.

El índice se ha mantenido en un rango de cotización de alrededor de 290 puntos durante el mes pasado. Si proyectamos este rango a la baja, los apoyos que se pueden ver en esta fase están en las áreas 13,446 y 13,156 puntos. Fundamental es la zona de 13,730 como nivel clave de soporte. De lo contrario, en el caso de una ruptura de ese nivel con una volatilidad en expansión, las probabilidades de una extensión de la baja se volverían muy concretas.

ENFOQUE FUNDAMENTAL

Asignación de activos 2021: cómo construir el componente de capital

En el newsletter de ayer verificamos que es preferible establecer la asignación de activos utilizando una lógica de arriba hacia abajo, en lugar de una de abajo hacia arriba. En concreto, hemos visto que la primera lógica nos permite dividir fácilmente la cartera por zonas geográficas y beneficiarnos de la diversificación resultante, mientras que la segunda da lugar a una sobreexposición.

En el diagrama a continuación, describimos criterios simples para construir nuestro componente de capital y aprovechar al máximo la diversificación por tipo de mercado (desarrollado y emergente), por área geográfica (EE. UU., Europa, Asia) y por sectores individuales (bancos, industriales, artículos de primera necesidad, tecnológicas, etc.). Una vez seleccionados estos componentes individuales, finalmente es posible construir la cartera seleccionando individualmente los mejores valores del sector identificados por área geográfica.

Finalmente, hay una distinción más que debemos aplicar para aprovechar al máximo el principio de diversificación. Separa los productos que tienen una lógica única de largo plazo, es decir, que mantienen pasivamente la posición a largo plazo, de aquellos que tienen una lógica “activa”, es decir, los CopyPortfolios, son administrados por el Comité de Inversiones de eToro.

En términos de las ponderaciones que se deben atribuir a los componentes individuales, existen diferentes lógicas de asignación pero, históricamente, nos gustaría sugerir un enfoque que asigne el 50% de la inversión accionaria a la parte Long Only, es decir, pasiva. El 50% restante a los CopyPortfolios activos.

Con respecto a la definición de la medida en que la parte del capital se divide entre mercados desarrollados y emergentes, ésta es una elección que se relaciona con el perfil de riesgo del cliente individual.

Los mercados emergentes tienen perspectivas más atractivas pero también una mayor volatilidad, mientras que los tradicionales ofrecen más estabilidad. Una vez más, el enfoque 50/50 puede ser la opción más equilibrada. Por otro lado, el 70% en los mercados desarrollados y el 30% en los mercados emergentes es una opción más conservadora.

Finalmente, la subdivisión por sector debería permitir tener al menos ocho sectores industriales importantes en la cartera, en los que luego se pueden identificar las acciones individuales. Sin embargo, si no dispone de una cuenta lo suficientemente grande para diversificar de forma tan meticulosa, puedes recurrir fácilmente a los ETF, es decir, instrumentos que replican la evolución de algunos índices de referencia y que, por dentro, están muy diversificados entre los principales actores del sector.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.