México: El hub emergente de tecnología en América Latina

por José Santos, director LATAM de Cogeco Peer 1

La cultura de Silicon Valley ha fascinado y transformado la tecnología de todo el mundo. Por años, la revolución e innovación tecnológica que ha surgido desde Bay Area al norte de California ha sido admirada por las inmensas cantidades de capital y edificios futurísticos que se han construido.

Sin embargo, el continuo crecimiento y la demanda global acelerada para servicios administrados de TI significa que este hub de la bahía de San Francisco ya no es suficiente. El mundo está empezando a mirar a todos lados; de hecho, América Latina parece contar ya con su propia gema tecnológica en producción: México.

* México tiene más de 130,000 graduados en ingeniería cada año, cuenta con costos operativos competitivos, cercanos a los de Estados Unidos y es uno de las economías más grande de la región. * En el 2016, su capital inicial de inversión promedió, aproximadamente, $100,000 dólares norteamericanos. Las empresas emergentes que incluyen aplicaciones para microcréditos, plataformas de bienes raíces, servicios de entrega a domicilio de comida y servicios de pago móviles han representado algunas de las historias de éxito más famosas.

* Este país también tiene una población joven, donde casi la mitad son menores de 20 años y nacieron en la era tecnológica.

* En la actualidad, ciudades como Guadalajara atraen a más de 6,000 empresas de tecnología y casi 500 de ellas son principiantes.

Guadalajara se está convirtiendo en el “Silicon Valley” de México, pero con una cultura local única. La ciudad es hogar de varias compañías de TI como IBM, HP, Oracle e Intel, entre otras. También es hogar de los mariachis y se vanagloria de contar con cinco universidades públicas y diversas universidades privadas.

En Cogeco Peer 1 hemos reconocido la creciente oportunidad que ofrece México, ya que continuamos invirtiendo en la región. Con todo lo que México tiene que ofrecer, el país está compitiendo por la atención de las empresas de tecnología para hacer negocios con su grupo de talentosos técnicos y empresarios, sin embargo, aún hay algunas mejoras que hacer. Es importante que México inyecte sus propios productos especiales dentro de este modelo. Imitar a Silicon Valley sólo resultará en una réplica que tiene la difícil tarea de competir con el hub original. Para retener el talento, atraer inversionistas y lograr el mayor potencial, México debe ofrecer sus propias fortalezas individuales.

Por otro lado, el contexto socioeconómico también presenta otros desafíos que pueden, posiblemente, obstaculizar su crecimiento como hub tecnológico. La inestabilidad y marcos regulatorios inadecuados impiden el crecimiento y el flujo de capital dentro de suelo mexicano. Por lo tanto, las sociedades público-privadas tienen un gran papel que jugar respecto a este tema.

¿Ha llamado su atención el potencial para un Silicon Valley latinoamericano? Tome el primer paso para descubrir cómo hacer negocios en o con la región (incluyendo México).

Deja un comentario