Servicios Financieros

Los métodos de pago más seguros en México

El auge del comercio electrónico en México ha generado un gran aumento en el volumen de las transacciones digitales, impulsadas en buena medida por una diversificación de los métodos de pago en el país, sin embargo, el también considerable incremento de los fraudes electrónicos sigue siendo la principal la preocupación entre las personas (AMVO).

Actualmente, se estima que hasta 7 de cada 10 usuarios digitales en México han sido víctimas de algún tipo de este delito, destacando el caso del fraude y la pérdida financiera con casi el 50% de los casos reportados, según lo referido por la Asociación de Internet MX. Adicionalmente, la consultora IDC ha indicado que nuestro país se encuentra en la primera posición por intentos de fraude en América Latina.

En este sentido, Alejandro Pineda, CEO de Openpay by BBVA® ha declarado que “si bien, el comercio electrónico ha democratizado el acceso a herramientas digitales con las que las empresas pueden profesionalizarse y escalar sus modelos de negocio, es necesario reforzar los candados de seguridad para evitar que el eCommerce sea asociado con vulnerabilidades para los datos personales y el dinero de las personas”.

Métodos de pago más seguros

De acuerdo con las previsiones de Openpay, empresa mexicana que lidera el procesamiento de pagos digitales en América Latina, el comercio electrónico mexicano mantendrá ritmos de crecimiento de doble dígito hasta 2024, impulsado principalmente por la buena experiencia de compra de la gran mayoría de las personas.

Por ese motivo, y con el fin de mejorar la confianza entorno al sector, la compañía destaca que debe mejorarse la seguridad de los canales digitales al ofrecer métodos de pago adecuados a las necesidades de las personas, como pueden ser los siguientes: 

  • Efectivo: Debido a la baja bancarización que persiste en el país, el efectivo es utilizado en más del 80% de las transacciones anuales realizadas en México, incluso para las compras digitales (Openpay).

Este fenómeno también se entiende debido a que las personas se encuentran más familiarizadas con el dinero físico por sobre otros métodos de pago menos convencionales, motivo por el que las empresas deben considerar su incorporación.

  • Tarjetas bancarias: Las tarjetas de crédito y débito se han convertido en el segundo método de pago más utilizado en México (Openpay), por ese motivo, los emisores de dichos plásticos han ido mejorando sus protocolos de seguridad, eliminando características que las volvían vulnerables ante los avances de la ciberdelincuencia, como los datos del tarjetahabiente, los números de identificación, o bien, la banda magnética.

En este sentido, la digitalización de los servicios financieros ha permitido realizar avances en el uso de tarjetas digitales por medio de las aplicaciones bancarias, así como de los pagos sin contacto (NFC), donde sólo se requiere aproximar el plástico hacia la terminal de cobro.

  • CoDi: Esta plataforma, desarrollada por el Banco de México, se encuentra al alcance de cualquier persona física o moral y facilita las transacciones de pago y cobro por medio de transferencias electrónicas sin ningún costo. Destaca por sus robustos protocolos de seguridad al utilizar tecnología de códigos QR y NFT.
  • Links de cobro: A través de un link generado para cada una de las transacciones, los comercios tienen la posibilidad de compartir una liga de cobro a sus clientes por medio de redes sociales, email o mensajes de texto, con la facilidad de diferir el pago a meses sin intereses, aunque se realice en efectivo.
  • Tarjetas de regalo: Si bien, funcionan como cualquier otro tipo de tarjetas bancarias, éstas no se encuentran asociadas a ninguna cuenta. Se trata de una de las maneras más seguras de hacer compras por comercio digital, puesto que sólo se cuenta con el monto ingresado. 

Hoy en día, las personas están tomando mayor conciencia de sus derechos como consumidores y prefieren realizar adquisiciones en sitios que les permitan realizar pagos de manera segura.

“Las afectaciones de seguridad no sólo ponen en riesgo la reputación de los comercios, sino que también afectan la confianza entorno al ecosistema del comercio electrónico, mismo que ha demostrado ser fundamental para impulsar la recuperación económica de las empresas”, comentó el directivo, quien concluyó que “para robustecer los canales de seguridad de las transacciones digitales, las empresas en México pueden aliarse con un procesador de pagos que les provea de la tecnología necesaria para hacerlo, de manera segura y sencilla”.

author avatar
Yesica Flores
Soy Yes, blogger desde hace más de 15 años. Contacto [email protected]

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 15 años. Contacto [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.