Temas interesantes

Los hábitos del consumidor no volverán a ser los mismos después del COVID-19

Derivado de la crisis ocasionada por la pandemia de COVID-19, el estilo de vida de las personas ha cambiado drásticamente a nivel global, generando nuevos hábitos y tendencias que, hasta hace poco tiempo, eran inimaginables.

Con el fin de ayudar a los líderes a entender y anticipar los comportamientos del consumidor, EY, firma líder en servicios profesionales de auditoría, impuestos, asesoría de negocios, transacciones, fusiones y adquisiciones; ha creado el Índice EY del Futuro del Consumidor.

En esta etapa de la pandemia, los consumidores están preocupados principalmente por la salud de sus familias, la posibilidad de adquirir productos de necesidades básicas y la restricción de actividades que se daban por sentado.

A partir de los datos obtenidos en el Índice, se identificaron 4 tipos de comportamientos significativos en los consumidores:

  • El 38% de los consumidores guarda y almacena, es pesimista sobre los efectos a largo plazo.
  • El 27% de los consumidores pertenecen al sector más afectado por la pandemia, por lo tanto, gasta menos en todas las categorías.
  • El 26% mantiene la calma y continúa sin cambiar sus hábitos de gasto.
  • El 10% de los consumidores hiberna y gasta; es optimista sobre el futuro y está gastando más en todas las categorías.

Cambios en los hábitos del consumidor.

La crisis actual ha obligado a la gente en todo el mundo a buscar alternativas a las actividades del día a día, incluyendo el consumo de bienes y servicios. Se les preguntó a los consumidores qué creen que harán una vez terminada la pandemia, esgtos son algunos de los datos que revelan las expectativas que existen sobre el futuro:

  • El 31% de los encuestados seguirá gastando como antes de la pandemia, su vida regresará a ser como antes sin ningún efecto negativo.
  • 25% se enfocará mucho más en la salud y seguirá gastando en las áreas que considera importantes.
  • 22% gastará un poco menos al hacer recortes fuertes y cree que costará trabajo regresar a su estabilidad económica.
  • 13% realizará recortes y ajustes, tendrá una disminución fuerte de gastos y todos sus hábitos de compra cambiarán.
  • 9% gastará mucho más en todas las categorías.

En las encuestas aplicadas a nivel global para el Índice de EY, se les preguntó a los consumidores cuáles serían las categorías en las que planean gastar más al término de la crisis:

  1. Manera de viajar.
  2. Manera de comprar.
  3. Manera de convivencia familiar.
  4. Productos que compran.
  5. Manera en que mantienen su salud.
  6. Manera de acceder a cuidados de la salud.
  7. Actividades de entretenimiento.
  8. Manera de alimentarse.
  9. Forma de consumir información.
  10. Forma de trabajar o estudiar.

Como se puede observar, a consecuencia de las medidas de aislamiento, los consumidores esperan gastar más en actividades fuera de casa, como viajes y comidas en restaurantes, una vez que puedan regresar a la vida “normal”.

¿Qué sucede en México?

Para analizar la situación actual y futura en México se deben considerar dos factores económicos importantes. De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) el 48.8% de la población mexicana se encuentra en un estado de pobreza por lo que una gran parte de la población no tiene la posibilidad de ahorrar. Por otra parte, para el cierre del 2020 se espera una pérdida de entre 600 y 900 mil empleos, lo que impactará directamente en la economía del país.

En este contexto, las empresas orientadas al consumidor deberán prever y adaptarse a la reducción del poder adquisitivo que muy probablemente se va a presentar como consecuencia del COVID-19.

EY en su análisis La Crisis del COVID-19ha estudiado el cambio en la demanda de productos de consumo a partir de la pandemia, en donde se resaltan las categorías favorecidas y afectadas por la emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia de COVID-19.

Entre las categorías favorecidas se encuentran: alimentos y bebidas, medicamentos, salud e higiene personal, limpieza, electrónica y tecnología, equipos de entretenimiento “Indoors”, belleza, básicos de ropa y artículos de oficina. Por otra parte, las categorías afectadas son: muebles, refacciones automotrices, ropa y accesorios, así como equipos de entretenimiento “Outdoors”.

Por otro lado, los mexicanos se están moviendo hacia el uso de métodos de compras online¸ entregas a domicilio y pagos digitales, comportamiento que provocará un crecimiento sostenible en el e-commerce durante este año y el siguiente.

Los consumidores se han dado cuenta de que pueden adquirir bienes y servicios de una manera más práctica, eficiente e igual de segura. Las empresas deben considerar que para generar nuevos modelos de negocio debe existir la disposición de digitalizar y compartir información que permita el desarrollo de portales valiosos para el consumidor.

“Sin duda la pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto significativo a nivel global, por lo que los líderes del mundo y de nuestro país deben aprovechar la situación para crear nuevas y mejores oportunidades para hacer negocios” asegura Gilberto Lozano, Socio Líder de Estrategia en EY México.

Tal vez esta pandemia cree un mundo de consumidores postcrisis más conscientes, pero ¿será este un cambio permanente o se revertirá una vez que la crisis termine y se olvide?

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar. Contacto [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.