Los cinco secretos que nadie te ha contado para vender internacionalmente con tu tienda online

Vender a través del comercio electrónico da a los negocios muchas ventajas, como la posibilidad de abrirse paso para vender internacionalmente, conquistar otros mercados y dar a conocer su marca, producto o servicio en distintas partes del mundo.

“Gracias al e-commerce, los negocios hoy tienen la posibilidad de vender en otros países y llegar a nuevos clientes; para los consumidores, representa una manera sencilla, práctica y conveniente de acceder a una enorme gama de productos que no pueden encontrar en los establecimientos físicos. Cuando un negocio online decide dar el paso hacia la internacionalización es un ganar-ganar para ​ su mercado, los compradores y el ecosistema en general”, comenta Thiago Pizzirani, director de marketing internacional de BigCommerce, plataforma SaaS líder de código abierto y comercio electrónico para marcas B2C y B2B de rápido crecimiento y establecidas.

Sin embargo, Pizzirani señala que los negocios online muchas veces batallan para trascender más allá de sus fronteras: temas culturales, las regulaciones de cada país, marketing localizado, diferentes hábitos de consumo o incluso aspectos técnicos, son algunos puntos que deben tomarse en cuenta. Para hablar con mayor profundidad acerca de estos retos, el experto señala cuatro secretos para aprender a vender fuera del país a través de internet:

1. Considera las divisas de cada país

Sabemos que, al igual que el inglés, los dólares son el “lenguaje” del comercio internacional. No obstante, mostrar los precios de los productos o servicios en la divisa del país a donde se pretende llegar facilita a los compradores relacionarse con una marca y les da la libertad de realizar transacciones en su moneda local.

En este punto también debe contemplarse los impuestos y las regulaciones de comercio de cada país, pues este tipo de aspectos impactará en las ventas y determinará en gran medida el precio final del producto o servicio.

2. La omnicanalidad será tu mejor aliada

Vender en línea permite ofrecer productos y servicios desde diversos canales, ya sea desde una landing page, redes sociales o incluso en marketplaces como Mercado Libre, Amazon o ebay; no obstante, para que esto se refleje en más ventas, es importante ofrecer a los clientes una experiencia de compra impecable y consistente en cada uno de estos canales: a esto se le conoce como omnicanalidad.

Una estrategia omnicanal funciona por una simple razón: coloca a los clientes al centro de la estrategia, pues los mensajes de una marca se adaptan perfectamente a sus necesidades de compra dependiendo de su estado en el recorrido del comprador. La personalización es donde el marketing omnicanal aún no ha sido superado por ninguna otra estrategia de marketing, pues contempla las necesidades de cada comprador y maximiza su experiencia, sin importar de qué país procedan

3. No olvides localizar tu contenido

Crear contenido aporta gran valor a una marca y le permite llegar a los compradores correctos. En este sentido, al vender en otro país, no basta con una traducción de la página web o posteos de redes sociales, también es necesario “hablar” y expresarse de la misma forma que los clientes. Algunas plataformas, como BigCommerce, están diseñadas para que los desarrolladores utilicen cualquier idioma, tanto para diseñar la tienda como para colocar las especificaciones de sus productos.

4. Habilita diversas formas de pago

Debe tomarse en cuenta que, a mayor número de clientes, mayor número de formas de pago. A través de un análisis de la tienda online, puedes conocer los métodos de pago preferidos por los clientes. En este sentido, es importante contar con un proveedor confiable, que permita a los clientes realizar pagos internacionales, sea segura con sus datos de pagar, sea aceptada en diversos países y se incorpore en las principales plataformas de comercio electrónico.

5. Planifica procesos de envío y devolución

Cuando las compras son internacionales, lo más importante es asegurarse de que los productos lleguen en tiempo y forma al destino de los compradores, pues las entregas pueden hoy pueden demorar más de lo usual dada la alta demanda de servicios logísticos y de transporte que ha impulsado el ecommerce. 

En este sentido, es vital mantener a los clientes informados, brindando tiempos estimados para sus pedidos. Si tu tienda está en línea, a través de una API puedes integrar una plataforma de rastreo y seguimiento de envíos. 

Hay muchas formas en las que el e-commerce puede hacer crecer tu negocio; sin embargo, vender internacionalmente es la mejor manera de llevarlo a un nuevo nivel, descubrir el verdadero potencial de tu idea y qué tan lejos puede llegar. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.