Los CFO serán fundamentales para el futuro de las empresas pos-COVID-19

EY, firma líder en servicios profesionales de auditoría, impuestos, consultoría, estrategia y transacciones, ha publicado los resultados de la encuesta EY 2020 DNA of the CFO¸ la cual analiza la forma en que el papel del Director Financiero, también conocido como CFO por sus siglas en inglés, surge para adoptar la disrupción y construir la función financiera futura de las empresas durante y después de la pandemia de COVID-19.

La investigación permite explorar las perspectivas de más de 800 directores financieros y ejecutivos de finanzas de alto nivel en cuanto a los aspectos clave de su función y sus prioridades financieras, identificando tres perfiles:

  1. Los CFO que son líderes de personas inspiradoras: trabajan sin problemas en toda la organización e impulsan la agenda de talento y cultura en las finanzas.
  2. Los CFO que son líderes digitales: impulsan estrategias audaces, cohesivas e innovadoras para acelerar la digitalización de las finanzas.
  3. Los CFO que son líderes de valor a largo plazo: liderar el cambio fundamental en la medición y comunicación del valor corporativo.

De acuerdo con EY 2020 DNA of the CFO, al describir sus prioridades futuras, el 86% de los encuestados afirma que protegerá sus organizaciones hoy, al mismo tiempo que permitirá el crecimiento futuro. En tanto, el 84% está de acuerdo en convertir en prioridad el equilibrio entre los resultados a corto plazo y la creación de valor a largo plazo.

Cabe destacar que los directores financieros deberán mejorar las relaciones con sus compañeros de C-suite. En este tema, la encuesta encontró que el 52% de los líderes financieros reveló colaboración limitada o nula con el Director de Recursos Humanos (CHRO) y un 44% carente de relación con el Director de Marketing (CMO).

“Los directores financieros deben resolver los principales problemas más allá del corto y mediano plazo, necesitan imaginarse cómo serían las finanzas en cinco años a partir de ahora. La percepción de las finanzas como un equipo consciente de los costos y con aversión al riesgo con una mentalidad de backoffice será cosa del pasado; ahora, las finanzas estarán definidas por una cultura centrada en el valor alineado con el propósito de la empresa” afirma Felipe Jánica, Socio Líder de Consultoría en Contabilidad Financiera y Sostenibilidad en Latinoamérica.

A raíz del cambio sin precedentes que ha representado la pandemia de COVID-19, los directores financieros reconocen la importancia de un estrategia, 82% de los encuestados afirma que son reconocidos cada vez más por los stakeholders como administradores del valor a largo plazo, de acuerdo con el EY 2020 DNA of the CFO.

El 79% de los encuestados dice que los inversionistas requieren cada vez más información sobre cómo su organización crea valor a largo plazo para todos los stakeholders, mientras que el 81% cree que hay un valor significativo para su organización que no se mide ni se comunica utilizando los KPI financieros.

En este contexto, Felipe Jánica comenta que “es imperativo que los profesionales financieros tomen el liderazgo en la integración financiera y desempeño no financiero a través de un marco empresarial para la creación de valor que abarca cómo los activos intangibles cruciales, incluidos el talento, la marca, la innovación y la cultura, contribuyen a la creación de valor a largo plazo”.

De acuerdo con el EY 2020 DNA of the CFO, el desempeño de los mercados es fundamentalmente cambiante. Además, están surgiendo nuevos mercados virtuales a medida que los gigantes basados ​​en plataformas conectan compradores y vendedores de una manera más fluida, y las nuevas tecnologías convergen para eliminar aún más ineficiencias y fricciones.

Un modelo operativo más fluido que se extienda más allá de las cuatro paredes de las empresas, probablemente será un factor clave que permita a las finanzas desempeñar un papel central en los mercados conectados del futuro en los próximos cinco años, así lo consideran la mayoría de los líderes financieros. Por su parte, más de las tres cuartas partes (77%) de los encuestados cree que, para 2025, la TI financiera estará nativa en la nube y el 74% cree que la función será parte de un ecosistema basado en blockchain.

“En este mundo hiperconectado y ante una nueva realidad, los CFO deben buscar reformular las finanzas y volverse más abiertos, trabajando, como parte de un ecosistema extendido, en una colaboración más profunda tanto dentro como fuera de la organización” concluye Felipe Jánica.

Consulte el estudio completo aquí

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.