La realidad aumentada en la creación de productos inteligentes

A través de la suite Factory Talk de Rockwell Automation, única en la industria, se pueden crear y llevar a la realidad los conceptos de ciudades, fábricas, plantas industriales y productos inteligentes. Para lograrlo, la empresa estadounidense desarrolló su nueva tecnología basada en analítica, tecnologías de información, conectividad, inteligencia artificial, el Internet Industrial de las Cosas (IIoT), la realidad aumentada y realidad virtual.

Durante el Automation Fair 2018, Jim Heppelmann, presidente y CEO de PTC, habló de los importantes alcances de la alianza con Rockwell Automation, a través de la cual podrán acceder a un mercado global de más de 65,000 empresas y con valor de USD $300,000 millones de dólares. “De acuerdo con un estudio de IDC, en 2018 las empresas a nivel mundial gastaron USD $1 billón de dólares para incorporarse a la transformación digital, de ello, más del 30% corresponde a los procesos de manufactura, lo cual es el área de especialidad para ambas empresas”, especificó el directivo.

Para el desarrollo de esta tecnología la inversión de Rockwell Automation fue de USD $1,000 millones de dólares en PTC, permitiendo desarrollar InnovationSuite, con la cual es posible explotar las máximas capacidades del hardware y la tecnología digital para crear productos y sistemas inteligentes. “El avance de las tecnologías de Información (IT) cada vez puede ser mejor aprovechado en la medida en que se le ha comenzado a integrar con las tecnologías operacionales (OT)” señaló el directivo.

Las empresas industriales tienen tres principales vectores a través de los cuales se pueden transformar digitalmente: productos, procesos y la gente. No se trata de que amanezcan transformadas en compañías digitales. El punto de utilizar la tecnología digital es transformarse en mejores empresas industriales; es el proceso de convertirlas en empresas predictivas con sistemas inteligentes.

Productos

La realidad virtual plantea una nueva manera de crear productos, generar procesos más eficientes, y desarrollar al talento de una compañía. Con el uso de simuladores en tiempo real, se puede anticipar y predecir la falla mecánica de alguna pieza, el tiempo, bajo qué circunstancias, y por qué motivos falló. Igualmente, con los “algoritmos y la inteligencia artificial, es posible emular de una manera mucho más cercana la eficiencia y grandes capacidades de la naturaleza”.

Con el uso de realidad virtual es posible desarrollar productos más rentables, de una manera muy rápida, con un mejor diseño. Las simulaciones virtuales en tiempo real permiten conseguir inmediatamente una mejor geometría en el diseño estructural y determinar la cantidad exacta de materiales para su desarrollo.

Procesos

Al combinar lo mejor de la inteligencia humana, la inteligencia artificial y el proceso aditivo, se pueden construir partes y procesos sumamente interesantes. Por ejemplo, en lugar de 3 piezas, se puede desarrollar una sola que simplifique la cadena de suministro y reduzca los tiempos.

La optimización por medio de la digitalización crea procesos más eficientes, propiciando la evolución de los productos. En este sentido, Jim Heppelmann lo describe de la siguiente manera: “Hace 30 años, los tractores eran únicamente bestias mecánicas, ahora todo puede estar integrado en un sistema de Internet Industrial de las Cosas (IIoT). Lo cual permite:
1. Monitorear
2. Controlar
3. Optimizar
4. Generar autonomía del proceso
La información que pueden obtener los tractores al momento de realizar la cosecha, sumando la geolocalización exacta, permite fertilizar de manera precisa las líneas de las semillas y no donde no las hay, esto lleva a una eficiencia y a una reducción abismal de los tiempos de los procesos para los agricultores en pleno siglo XXI”.

Todo lo anterior es posible lograrlo a través del concepto The Connected Enterprise de Rockwell Automation, haciendo que las empresas estén más conectadas, sean más productivas, más inteligentes, y más competitivas.

Gente y realidad mixta

De acuerdo con Deloitte y el Manufacturing Institute, para 2025 habrá 2 millones de empleos sin cubrir para el segmento de la manufactura. El principal problema que enfrenta la industria de los procesos es la gran cantidad de capital humano que ha llegado a la edad del retiro y que se llevan un importante cúmulo de conocimientos que no han sido transmitidos a las siguientes generaciones.

Finalmente, la realidad mixta, resultado de la realidad aumentada y la realidad virtual, “es una excelente forma de hacer que el talento que se va pueda dejar su legado de conocimientos a los nuevos valores de las empresas”, aseguró Heppelmann. Ahora es posible visualizar información adicional, establecer instrucciones para cada paso del proceso, editar, publicar, poner a disposición para la capacitación de los empleados, generando un mayor número de métricas para personalizar cada proceso en la compañía.

Deja un comentario