La logística de última milla representa hasta 30% del costo total para un ecommerce

Las pymes en México son la columna vertebral de la economía del país, pues constituyen alrededor del 80% de las empresas; sin embargo, se enfrentan a diversos retos, entre ellos la logística de última milla. 

Según datos de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) el comercio electrónico en el país alcanzó los $316 mil millones de pesos en 2020, lo que representa un crecimiento de 81% en comparación con 2019; sin embargo, la misma Asociación asegura que la mayoría de los comercios (78%) encuentran a los costos de envío altos como el principal reto a resolver al vender en canales digitales.

En este sentido, la logística de última milla representa para las pymes hasta 30% de sus ventas, de acuerdo con el Centro de Innovación en Logística y Comercio de México, y el no tener una estrategia adecuada en el tema pone en desventaja a las pymes mexicanas en comparación con las de países con mejores prácticas, para los que la logística representa un costo por debajo del 10%.

Para Matías Lonardi, CEO de Treggo, startup de logística para e-commerce y empresas, las pymes deben buscar una empresa de logística de última milla que pueda adaptarse a sus necesidades y ayudarlos a reducir sus tiempos operativos.

“Existen muchos jugadores logísticos y paqueterías, pero muchas de ellas carecen de tecnología, por lo cual es casi imposible alcanzar las expectativas que hoy demandan los compradores online: entregas en el mismo día, eficientes y con trazabilidad en tiempo real de todo el proceso de entrega”, afirma.

“Es importante generar una relación de socios, y no de cliente-proveedor con el aliado logístico, de esta manera se crea una sinergia que ayuda a generar una mejor comunicación, que es clave a la hora de operar un e-commerce , además de poder contribuir a escalar las ventas de la tienda online”, añadió.

Ante la situación derivada de la pandemia por COVID-19, tanto los consumidores como los comercios han tenido que adaptarse con nuevas alternativas de entrega de pedidos. Por ello, hoy más que nunca, destaca Lonardi, las pymes deben gestionar su estrategia de logística con base en métricas que vayan más allá de los costos de envío y las recepciones exitosas de paquetes: deben enfocarse en métricas que hablen sobre la experiencia del cliente y ayuden a ver el crecimiento del negocio; siempre buscando el uso de la tecnología para la mejora de todos sus procesos. 

“Siendo el e-commerce un sector de crecimiento, las empresas necesitan  mantenerse actualizadas y contar con profesionales que mejoren el desarrollo del entorno logístico, para cubrir la demanda de pedidos y hacer el despacho de las órdenes en tiempo y forma”, concluyó Lonardi.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.