Inteligencia Artificial: retos y oportunidades para los negocios

 

Colin Angle, fundador de iRobot, considera que “será interesante ver cómo la sociedad lidia con la Inteligencia Artificial (IA)”, por mi parte, creo que tiene mucha razón, y es que, la Inteligencia Artificial es el cerebro de las tecnologías existentes y futuras, aquella que las orquesta para ayudar a las empresas a automatizar sus negocios de manera inteligente. A través de esta entrega, se buscará explicar porque la IA es considerada como una tecnología más disruptiva y evolutiva, con grandes oportunidades en toda la industria.

¿Qué esperar de la Inteligencia Artificial para los siguientes años?

En los siguientes años veremos un desarrollo exponencial de la IA. Actualmente hay mucha investigación, y existen varias oportunidades; sin embargo, el desafío es apuntar hacia el desarrollo de una Inteligencia Artificial más multitasking, ya que por ahora sólo puede hacer y especializarse en una sola cosa a la vez. Por ejemplo, un chatbot sólo puede ser asesor financiero. Y no puede ser financiero y representante de call center al mismo tiempo. La IA debe funcionar en un dominio abierto, es decir, que pueda hablar sobre cualquier tema y saber cómo manejar el contexto en la conversación para ser más inteligente.

Prevemos que la IA va a ser capaz de reemplazar todas las funciones mecánicas, repetitivas, orientadas a procesos, administrativas y de gestoría que hoy están hechas por humanos. Se espera que en los próximos 20 años veamos la automatización total del transporte y logística, robotización de la mayoría de las tareas domésticas e industriales, incluso, es probable que ni siquiera seamos capaces de dimensionar el alcance. De hecho, hoy estamos haciendo cosas que hace dos décadas no se hubieran imaginado.

Asimismo, vemos que algo que hay que comenzar a desarrollar, es todo lo asociado a la civilización y a aspectos sociales como ética, moral, cuestiones legales, etcétera. Hoy, la Inteligencia Artificial es como un cavernícola, y hay que civilizarla, enseñándole lo correcto para que no sea una IA con sesgos, grosera, racista, destructiva, violenta, e incluso, peligrosa como lo fue en Terminator.

¿Hoy por hoy en qué se usa la IA?

Hay casos de uso como el de Marketing que, para detectar noticias falsas en las redes sociales e internet, se hizo una prueba de concepto de fake news en términos de política y nuestra prueba en cuanto a asertividad salió mejor que los modelos de IA que actualmente existen. Por otra parte, hay empresas que están empezando a trabajar en el ámbito de Recursos Humanos con el análisis de sentimientos y emociones de los candidatos a un puesto en las entrevistas. O para recomendar a los candidatos más apropiados para un puesto basado en el análisis de los currículums para encontrar un match con la descripción del puesto.

También, en la predicción de rotación de talento, donde podemos predecir si existe algún riesgo de que colaboradores puedan estar pensando en irse, basado en análisis de varios factores en su vida personal y laboral. De todas estas pruebas, en el caso de análisis de emociones en la voz, nuestros resultados de asertividad salieron mayor que las aplicaciones de IA existentes.

De igual forma, se están evaluando tecnologías de IA para el mantenimiento predictivo de máquinas, donde se usan sensores que miden factores como la temperatura, presión, vibración, etcétera, y un sistema de IA que detecta patrones para predecir las fallas.

Ante dicho escenario, nuestro deber como especialistas en la materia es estudiar, incentivar y desarrollar este tipo de tecnologías disruptivas para crear pruebas de concepto o prototipos, que nos permitan difundir los avances y seguir trabajando de la mano de la academia para optimizar prácticas empresariales.

Deja un comentario