EY presenta su estudio “¿Qué esperar del consumidor para el 2021?” ante la crisis económica y sanitaria de COVID-19

Debido a la crisis que estamos enfrentando y al alza de contagios en México y en el mundo a causa de la pandemia de COVID-19, EY, firma líder en servicios profesionales de auditoría, impuestos, consultoría, estrategia y transacciones, ha publicado el estudio llamado “¿Qué esperar del consumidor para el 2021?”, el cual busca identificar cuáles son las expectativas y los sentimientos de los consumidores mexicanos ante la crisis económica y sanitaria; además de comprender cuáles son las preferencias y los hábitos del consumidor para el inicio del 2021.

La encuesta realizada durante las primeras semanas de enero de este año a través de medios digitales, revela que el sentimiento de los encuestados hacia el COVID-19 en los próximos meses muestra cierta preocupación, ya que el 40% considera que los contagios seguirán aumentando y el 25% no cree que la situación mejorará en los próximos meses. No obstante, el 26% seguirá saliendo de la misma manera, pero con las medidas de seguridad correspondientes.

Cabe destacar que únicamente el 7% de los consumidores mexicanos planea regresar pronto al estilo de vida pre-COVID debido al desarrollo de la vacuna, a pesar de que el 70% tiene planeado vacunarse, el 19% lo está considerando y solo el 11% no lo hará.

La crisis económica marcó la historia del año 2020. Por ello, el 42% de los encuestados percibe que dicha situación empeorará durante el 2021, el 29% considera que mejorará y el otro 29% que se quedará igual. No obstante, la percepción del consumidor ante su situación financiera indica un escenario ligeramente más optimista, en donde los segmentos más elegidos son: gastar con prudencia (38%) y mantener la calma y continuar (31%). Mientras que los menos populares son: ahorrar y almacenar (16%), seguir cortando gastos (10%) y regresar a la normalidad (5%).

“Los hábitos del consumidor han cambiado paralelamente al comportamiento de la crisis y seguirán cambiando. Por ello, las empresas deberán ser ágiles para identificar los cambios en la demanda del consumidor y ajustar la oferta de valor, además de adoptar modelos de negocio y operativos resilientes y flexibles a la constante volatilidad e incertidumbre en los entornos de negocio y legales, tanto locales como internacionales” afirma Gilberto Lozano, Socio Líder de Business Transformation, EY Latinoamérica Norte.

A partir de las respuestas obtenidas, el estudio revela que el 35% de los encuestados considera que su nivel de consumo se verá afectado en los próximos meses por la incertidumbre económica generada por el rebrote. Sin embargo, el 30% de los mexicanos encuestados considera que consumirá de la misma manera, mientras que un 18% señaló que se verá afectado por la cuesta de enero.

Por otra parte, las tres categorías que planean consumir más en los próximos meses son: alimentos, belleza / cuidado personal y moda. En cuanto a la preferencia en el consumo de alimentos, las categorías más populares son: saludables, naturales y locales. Además, el 77% considera que el atributo más importante al comprar un producto es la calidad, el 57% la accesibilidad, el 47% la disponibilidad de promociones y descuentos y un 37% el impacto de los productos en el medioambiente.

Asimismo, el distanciamiento social ha transformado inevitablemente la manera de trabajar y comprar, ocasionando que los medios digitales adquieran gran importancia en el día a día. El home office se ha vuelto la nueva normalidad; 40% de los encuestados todavía no tiene fecha definida para regresar a trabajar de forma presencial, mientras que el 30% ya lo está haciendo. Además, el comercio electrónico seguirá siendo indispensable para el consumidor, ya que el 50% realizará la mayoría de sus compras de manera híbrida, el 30% de forma digital y solo el 20% de forma física.

En este contexto, las empresas además de buscar satisfacer las expectativas digitales de los consumidores y empleados, tendrán el reto de cumplir con las nuevas iniciativas de las reformas de outsourcing y teletrabajo, por lo cual deberán buscar transformarse a organizaciones digitales.

A pesar de iniciar el año con nuevos propósitos, más del 70% de los consumidores encuestados parece no estar listo para regresar a realizar actividades como salir de viaje, ir al cine o al teatro, o bien, tomar un avión. La mayoría no planea regresar a gimnasios (88%), ni asistir a eventos grandes (97%) y preferirá quedarse en casa (85%) y retomar las actividades que pueda desarrollar sin ponerse en riesgo, como realizar ejercicio en casa (92%). Por otro lado, el 47% de los encuestados planea visitar a amigos y familiares, el 40% ir a centros comerciales y el 37% a restaurantes.

“El comportamiento de los contagios, la evolución del virus y sus nuevas cepas, así como la aplicación de la vacuna durante los próximos meses, influenciarán considerablemente en la percepción sobre la crisis económica y sanitaria y, por ende, en las decisiones y preferencias de los consumidores para el resto del 2021” concluye Lozano.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.