Empresarios utilizan bienes personales para financiar capital de trabajo

Tener problemas de liquidez puede ser un impedimento para que una empresa continúe con su crecimiento, específicamente para las medianas y pequeñas empresas cuyo acceso a liquidez es más difícil.

La liquidez es lo que permite al empresario cumplir con sus obligaciones financieras, entre ellas: capital de trabajo, sueldos, y pagar financiamientos; de esta forma se mantiene con vida la empresa. También les ofrecemos flexibilidad para poder aprovechar oportunidades y tomar decisiones de crecimiento de manera asertiva, lo cual es clave ya que las oportunidades surgen muchas veces de forma espontánea y se deben de utilizar rápidamente.

Debido a la actual crisis mundial, se pronostica el 50% de las PyMES en México problemas de liquidez durante el 2020. Esto equivale a 2 millones 250 mil empresas mexicanas.

Según el Banco de México, el 77.6% de las empresas en México se financian a través de sus proveedores, esta es una de las herramientas más fáciles para los empresarios y por lo mismo lleva un riesgo considerable, ya que el compromiso que adquieren ambas partes se encuentra en pérdida debido a la actividad económica que presenta la pandemia, donde los proveedores buscan elevar precios para recuperar los costos del crédito.

Por otra parte, el 41.9% de las empresas mexicanas recurre a la banca comercial en instituciones bancarias. Según el INEGI, en México, las pequeñas y medianas empresas son las que tienen mayores dificultades a la hora de solicitar un crédito. Muchas de las PyMES que solicitan créditos en el sector financiero tradicional, no logran obtener la aprobación. Eso ocurre por diferentes razones, las dos principales son debido a un mal historial crediticio y por una baja solvencia económica.

Es por esto que las empresas mexicanas requieren diversificar y reevaluar la forma de obtener liquidez sin riesgos, siendo creativos en la solución de problemas relacionados con el flujo de dinero.

Una de las maneras en la que los empresarios están obteniendo flujo, es por medio de préstamos de liquidez inmediata mediante activos personales de alto valor. Por ejemplo, la empresa mexicana LQUID Luxury Liquidity acepta activos que normalmente no son recibidos como garantías en el sector financiero tradicional. Además, cuentan con un proceso fácil y rápido, otorgando créditos en cuestiones de horas, sin cobrar comisiones de apertura y con tasas de interés menores al promedio de las tarjetas de crédito específico, dependiendo del monto del préstamo solicitado y de la garantía otorgada.

Estos préstamos están sujetos a las empresas que continúan con sus actividades debido a que los activos de lujo tienen un valor más alto. De esta manera, muchas empresas pueden continuar con su flujo de trabajo sin limitar su producción.

Deja un comentario