Servicios Financieros

El lado obscuro de las cuentas de débito

Lo más importante de un producto financiero, es entender su función, sus características y cuando debe de utilizarse. De la misma forma, debemos de entender cuándo la cuenta de débito no es el producto adecuado y tendremos que buscar alternativas para complementar nuestro arsenal financiero.

¿Para qué sirven las cuentas de débito?

El uso principal de las tarjetas de débito es mantener un balance disponible de dinero para las necesidades diarias. Las tarjetas de débito también son la herramienta para poder retirar efectivo de un cajero automático o una sucursal. Esta tarjeta nos da acceso a nuestro dinero de forma sencilla. También las cuentas de débito es donde la mayoría de las empresas depositan los salarios de sus trabajadores.

Débito no es lo mismo que ahorro.

Aquí es donde nos encontramos la primera percepción errónea de las cuentas de débito. Las cuentas de débito no deben de ser concebidas como una herramienta para el ahorro, ya que el rendimiento de éstas puede ser de cero o 0.5%. Hay muchas personas que mantienen la mayoría de sus saldos en estas cuentas sin tener claro que su dinero está perdiendo valor cada día, ya que la inflación tendrá un efecto en el valor de su dinero. Hay que considerar que una cuenta de débito como una cuenta de ahorro será un producto que deje un rendimiento negativo de 4%.

Entonces, ¿Qué opciones tengo?

La primera decisión que habrá que tomar es sobre cuál es el saldo que puede destinarse al ahorro y cual deberá de seguir en una cuenta de débito para cubrir los gastos corrientes o compromisos adquiridos previamente, no hay una fórmula para esto, todo dependerá de tus objetivos financieros. Después de eso, cada persona tendrá que decidir cuál es la disponibilidad que necesita. Hay productos de disponibilidad inmediata y otros donde los vencimientos oscilan desde 30 días y más.

En el caso de productos de disponibilidad inmediata, algunos bancos ofrecen Fondos de Inversión de corto plazo dentro de su misma cartera de servicios. Será muy importante entender que es lo que incluyen estos Fondos de Inversión, las condiciones y las comisiones.

Si los productos que ofrece la institución financiera no cumplen las condiciones que buscas, la Secretaría de Hacienda ofrece la posibilidad de invertir en Cetes a través de la plataforma Cetes Directo, donde los usuarios pueden abrir su cuenta en línea, hacer las inversiones, retirar sus recursos o incluso dar de alta un depósito recurrente automático.

El dinero que está en una cuenta de débito no produce prácticamente ningún rendimiento para el cliente. Habrá que ser inteligentes con nuestro arsenal financiero y buscar que nuestro dinero trabaje también por nosotros.

Creditea es parte del grupo financiero International Personal Finance. Actualmente mantiene presencia en 11 países y apoya a más de 2.1 millones de personas a cumplir sus objetivos. Creditea ofrece desde 5 mil hasta 70 mil pesos a través de su plataforma digital 100% segura y las tasas están pensadas en el perfil de cada cliente.

Realiza tu aplicación sin tener que salir de casa, entra a creditea.mx y obtén respuesta hoy mismo.

Yesica Flores

Soy Yes, blogger desde hace más de 5 años. Me he especializado en el viejo y olvidado arte de divagar. Contacto [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.