Ecommerce: ¿cómo han evolucionado los consumidores y las marcas?

●      Los mexicanos consultan hasta cinco fuentes de información antes de tomar una decisión de compra.

●      En los primeros dos meses del 2021 la adquisición de productos semanales aumentó 14% en comparación con el mismo periodo de 2020.

A partir del 2020 se aceleró la adopción del comercio electrónico de una manera rápida e inimaginable, empujó la transformación digital de muchas marcas y cambió para siempre los hábitos de compra de los consumidores alrededor del mundo. Latam fue una de las regiones con más crecimiento en 2020 y en México vimos un aumento de más del 80% de compras online.

Los hábitos de búsqueda y adquisición cambiaron, donde el 48% de los usuarios de internet en el país buscan online donde comprar; de acuerdo con el Estudio de Venta Online 2021 de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO) los mexicanos consultan hasta 5 fuentes de información antes de tomar una decisión de compra, siendo los buscadores y sitios multicategoría los más utilizados seguido de las plataformas de video.

Así como los consumidores han transformado su hábito de compra, las marcas también lo han hecho, dado que el enfoque omnicanal ha incrementado un 32% el retorno de inversión de una marca. “Hoy hemos visto que el 53% de las búsquedas pagadas concretan una compra, también hemos descubierto que las marcas deben realizar una adecuada selección de plataformas con la finalidad de eficientar esfuerzos que impacten de mejor manera a los consumidores”, comentó Fermanda González, Directora de Cuentas y Operaciones de EPA.Digital.

Dicho lo anterior, las marcas comienzan a centrarse en mejorar la experiencia de compra, haciéndolas más fluidas y atractivas para el usuario. Las páginas de producto se han convertido en disparadores de la conversión, influyendo en la consideración y conciencia de compra. Funcionan como un escaparate virtual que impacta en la decisión de compra, tanto en tienda física como online.

Una página de producto deficiente es como tener un estante vacío en la tienda, lo cual reduce la conversión e impacta negativamente el valor de la marca y el rendimiento offline: “Dos de nuestras recomendaciones para generar un ecommerce mucho más sólido es la creación de una estrategia Full Funnel que consiste en aprovechar todo el conocimiento del comportamiento de compra de los consumidores en distintos canales a fin de contar con una ventaja competitiva e, invertir en E-content que enriquecerá la experiencia del consumidor”, concluyó la directiva.

El 2020 aceleró un proceso de adopción del comercio electrónico poco visto, el 2021 dará mayor poder a los consumidores por lo que las marcas deberán generar un impacto comercial contundente, basado en estrategias digitales sólidas que mejoren la experiencia de compra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.