E-commerce: Cinco consejos clave para que negocios garanticen la seguridad a sus consumidores

Si bien para la mayoría de las industrias el 2020 significó un año difícil debido al impacto del COVID-19, para el comercio electrónico fue todo lo contrario. Tal es así que alcanzó los 316 mil millones de pesos y tuvo un crecimiento de 81% en comparación del año anterior, de acuerdo con el reporte “Venta Online 2021”, elaborado por la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO).

Ante esta situación, existen medidas de seguridad que las empresas deben tomar en cuenta para ofrecer un mejor servicio a sus consumidores en línea y así evitar situaciones fraudulentas que puedan generar una desagradable experiencia al público.

“Durante el desarrollo de un portal e-commerce es sumamente importante estar constantemente realizando análisis de seguridad durante todo el ciclo de vida del proyecto”, afirmó Ariel Campanari, Cybersecurity Practice Manager de Baufest.

A continuación, Baufest da a conocer algunas medidas deben tener en cuenta los negocios de e-commerce y más aún ahora que se acerca El Buen Fin, que se realizará en noviembre.

Utilizar protocolo HTTPS: Se trata de un protocolo que incrementa el nivel de seguridad de las páginas web destinadas a realizar pagos online. Es cada vez más común ver sitios con este protocolo y más en particular a los e-commerce donde por dichas conexiones se envían transacciones hacia plataformas de pago donde toda esa información debe ir en formato encriptado.

Certificado SSL (Secure Sockets Layer): También se pueden utilizar otros tipos de protocolos para asegurar las transacciones en dichos sitios. Entre ellos podemos encontrar certificados SSL para garantizar la autenticación, confidencialidad e integridad de los datos a través del protocolo TLS (Transport Layer Security).

Existe también el protocolo SET (Secure Electronic Transaction) que está orientado en asegurar la confidencialidad e integridad en relación con los pagos.

Utilizar CVV: Dado que el proceso de pago es lo más sensible dentro de un e-commerce por tal motivo es recomendable requerir el código de pago de la tarjeta (CVV) de esta manera los ciberdelincuentes que posean el número de tarjeta no podrán utilizarla para generar daños a los usuarios.

Gestión de alertas: Es muy recomendable contar con un sistema de alertas a fin de localizar movimientos inusuales como por ejemplo múltiples transacciones de la misma IP (dirección de conexión) o diferentes pedidos provenientes de la misma persona con distintas tarjetas de crédito o números de teléfono.

Contraseñas seguras: Se debe contar con una política de contraseñas robusta en cantidad de caracteres alfanuméricos y hasta que acepte algunos especiales como, por ejemplo: punto, coma, etc.)  Aconsejar a sus usuarios a no usar contraseñas fáciles de deducir por ciberdelincuentes como es el caso de nombre de la familia, fechas de cumpleaños, etc.

Cabe mencionar que el en Hot Sale 2021, que se realizó del 23 al 31 de mayo, sólo un 7% de los mexicanos expresó miedo al poner su tarjeta en Internet, mientras que hace un par de años este dato se encontraba por encima del 12%, según datos de la AMVO.

“En esta época de pandemia y en esta nueva normalidad ha crecido la compra de manera online, por lo que los proveedores de este tipo de servicios deben tener muy en cuenta estos puntos de seguridad para que sus usuarios puedan consumir los productos o servicios de manera fácil y segura. Esto va a significar a la larga, confianza y aumentar tus clientes”, resaltó Campanari.

DATO

En México el 65% de los compradores digitales realizó en 2020, por lo menos, una compra en el extranjero, y el 83% lo hizo por medio de su teléfono celular, de acuerdo con el reporte “El gran giro del eCommerce global 2021”, de PayPal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.